News

Inteligencia Artificial: América Latina debate una normativa para el abordaje ético de la disciplina

06/08/2020
Buenos Aires, Argentina
03 - Good Health & Well Being

Se llevó a cabo la primera consulta de expertos con el fin de generar un documento normativo que sirva de asesoría para los gobiernos del mundo, a la hora de diseñar políticas públicas que contemplen este avance de la tecnología

“Muchos de los sistemas de toma de decisión que se utilizaron durante la pandemia en el mundo, tuvieron atrás un sistema de inteligencia artificial. Es imprescindible abordar los principios éticos que atraviesan esta disciplina, estando a la altura de lo que la humanidad necesita”

Con estas palabras inauguró Lidia Brito, Directora de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe, el primer encuentro virtual que convocó el gobierno de la República Argentina este lunes con el apoyo de UNESCO Montevideo.

En representación de Argentina asistió el Secretario General de la Comisión Nacional Argentina ante la UNESCO, Pablo Gentli, y desde la sede central de UNESCO participó la Directora General Adjunta de Ciencias Sociales, Gabriela Ramos. Durante el evento, que reunió a más de 100 participantes y 70 expertos de 17 países de la región especializados en cuestiones éticas, sociales, culturales y tecnológicas, se abordó el debate sobre el primer borrador de la Recomendación sobre principios éticos para la Inteligencia Artificial (IA). La Recomendación será un marco normativo que oriente el diseño de políticas públicas en el campo de la Inteligencia artificial con un fundamento ético y basado en los Derechos Humanos.

La Conferencia General de la UNESCO aprobó en 2019 una resolución para la elaboración de esta recomendación de principios éticos sobre IA, en su tradición de guiar los caminos que toma el desarrollo científico tecnológico en particular en terrenos tan novedosos y en ocasiones controversiales.

“Debemos lograr que los beneficios de la AI se potencialicen, pero a la vez tenemos que controlar aquellos elementos que son nocivos. Hay que asegurarse que el Estado de Derecho sea respetado tanto online como lo es offline, ese es el objetivo fundamental”, señaló Gabriela Ramos, subdirectora General de Ciencias Sociales y Humanas UNESCO París.

Esta iniciativa forma parte del proceso de consulta a nivel global que lleva a cabo UNESCO en todo el mundo, caracterizado por hacer participar a diversos sectores y áreas del conocimiento, organizaciones de la sociedad civil, sistema de UN, el sector tanto público como privado, academia, cultura, comunicación, y otros organismos como personalidades que se consideren relevantes consultar. La riqueza de los aportes adquiridos durante este evento serán compaginadas por la UNESCO y, posteriormente, utilizadas para mejorar el documento por parte del Comité Internacional de expertos.

Para la jerarca de la UNESCO es imprescindible detectar “elementos que lastiman los derechos humanos, o afectan a nivel de género, o porque alguien sea discriminado de una u otra forma” e intentar apostar de manera ambiciosa a la construcción de una IA inclusiva que contemple aspectos medioambientales.

“Actualmente, no existe la consideración relativa al medioambiente. Pero tampoco con el tema de género. La mujer está poco representada, no solo en el acceso a la tecnología sino también en el diseño de los algoritmos. El 80% de los desarrollos tecnológicos relacionados a la IA se hace por hombres y hombres que viven en el Norte del planeta. Queremos que sea mucho más amplio y representativo, que traiga las voces del Sur y que represente sus culturas y disciplinas, que sea global. Estamos muy orgullosos de este grupo de expertos porque es diverso”, enfatizó Ramos.

En este sentido, se alentó a que el grupo de alto nivel, asesor en la recomendaciones éticas de la IA, sea lo “más ambicioso posible” y construya una recomendación que sirva como marco normativo y que, además, logre incluir los elementos que sean útiles vinculados a la discriminación y a la defensa de derechos humanos. “Esta recomendación pasará después a ser un documento para la negociación intergubernamental, queremos tener una propuesta muy ambiciosa con elementos sólidos para avanzar en este sentido”, agregó Ramos en relación a la fase de elaboración de políticas públicas vinculadas a estos procesos tecnológicos.

Los principales puntos giraron alrededor de los valores y principios éticos que rigen a la inteligencia artificial así como las políticas que deben orientar su investigación, desarrollo y aplicación.