News

Infodemia en la escuela: cómo pueden los niños y niñas detectar la desinformación

11/06/2020
Montevideo, Uruguay
04 - Quality Education
17 - Partnerships for the Goals

UNESCO Montevideo junto con Chequeado proponen recursos educativos para enseñar a los estudiantes cómo detectar desinformación sobre la pandemia y desarrollar el pensamiento crítico

En un momento en el que el entorno digital se ha convertido en un espacio cotidiano de convivencia, con sus oportunidades y riesgos, para la UNESCO es indispensable apoyar a los docentes y ofrecer soluciones educativas que permitan desarrollar en los estudiantes las habilidades y buenas prácticas necesarias para ejercer una ciudadanía digital responsable y desarrollar el pensamiento crítico

Zelmira May

En un escenario de pandemia, infodemia y falta de clases presenciales en los centros educativos, los docentes enfrentan hoy un desafío sin precedentes a nivel global. Como respuesta a esta problemática surgió una propuesta de colaboración regional. Chequeado, uno de los referentes más fuertes de verificación de datos de la región, con el apoyo de la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina y el Caribe y la colaboración de docentes de distintos países, desarrollaron una serie actividades didácticas que tienen como objetivo enseñar conceptos y herramientas que les permitan a los estudiantes identificar por sí mismos contenidos falsos o engañosos que circulan en el mundo digital, especialmente, dentro de las redes sociales.

La iniciativa incluye tres actividades de fácil implementación, pensadas para docentes de toda América Latina y el Caribe, y destinadas a estudiantes de los últimos años de la escuela primaria o media.

Estas actividades, disponibles en PDF y en un sitio abierto, involucran a las áreas de Ciencias Sociales, Español, Ciencias Naturales y Tecnologías de la Información, y se centran en la actual “infodemia”, el fenómeno de circulación masiva de contenidos sobre el COVID-19, algunos falsos o engañosos y muchos de los cuales pueden poner en riesgo la salud de la población.

Entre los temas para trabajar se encuentran la distinción entre datos y opiniones, la identificación de fuentes confiables e imágenes falsas, y herramientas de diálogo útiles para momentos en que identificamos contenidos desinfomrativos.

“En un momento en el que el entorno digital se ha convertido en un espacio cotidiano de convivencia, con sus oportunidades y riesgos, para la UNESCO es indispensable apoyar a los docentes y ofrecer soluciones educativas que permitan desarrollar en los estudiantes las habilidades y buenas prácticas necesarias para ejercer una ciudadanía digital responsable y desarrollar el pensamiento crítico”, explica Zelmira May, especialista para el Programa de Educación de la Oficina UNESCO Montevideo.