Imágenes inéditas del Minarete de Jam

27 febrero 2018

minaret_jam.jpg

© UNESCO
Situado en la provincia de Ghor, en Afganistán, a unos 200 kilómetros al este de Herat en la confluencia de los ríos Hari y Jam, la situación aislada del minarete de Jam lo ha protegido de la destrucción intencional durante casi 900 años. A cambio, su asilamiento plantea serios problemas de accesibilidad, conservación y mantenimiento.
 
En septiembre de 2017, gracias a la asistencia económica del Fondo del Patrimonio Mundial y del Fondo de la UNESCO para el Patrimonio en Emergencia y con el apoyo logístico y de seguridad del gobierno afgano, una misión de expertos visitó el minarete.
 
El video de esa expedición muestra el compromiso de la UNESCO para con su misión de protección y preservación del patrimonio cultural.

 

 
El minarete de Jam, construido probablemente entre 1163 y 1203, durante el reinado del soberano gúrida Ghyas-ud-Din, figura en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro desde 2002. De construcción esbelta, se distingue por la compleja decoración con ladrillo de sus paredes, rematada en la cúspide por una franja de cerámica azul con una inscripción. La calidad de su arquitectura y ornamentación es una muestra del apogeo de la tradición artística de la región.
 
Durante la misión, los expertos de la UNESCO, acompañados por funcionarios del ministerio de información y cultura de Afganistán, exploraron minuciosamente su estado. Utilizando un dron y una cámara de alta resolución dotada de sensores y de una lente capaz de captar imágenes de 360º, descubrieron, por ejemplo, que, al ser hueco, la lluvia y la nieve penetran en el interior del minarete y que incluso hay pájaros que anidan en él. La misión halló también huellas de saqueo y fragmentos de antiguas cerámicas. En total, tomaron más de 4.000 fotografías del monumento y sus vestigios arqueológicos desde el dron y desde un helicóptero que se usarán para proponer medidas de conservación a largo plazo que permitan retirar al monumento de la Lista en Peligro.