Press release

La igualdad de género, indispensable para la recuperación económica y social ante la COVID-19

09/03/2021
04 - Quality Education
05 - Gender Equality

La UNESCO y la OCDE desarrollaron un diálogo virtual con expertas y niñas en el Día Internacional de la Mujer, en torno a estereotipos de género y educación.

Si se alcanzara la igualdad de género en el mundo se podrían generar 28 millones de millones de dólares, OCDE.

Yamilet Caballero Sánchez es originaria de una comunidad indígena y, a través del lenguaje de programación Scratch, apoya la enseñanza de la lengua mixteca. Aeryn Sabido Espinoza es campeona de Robótica en Rumania y trabaja en un proyecto personal de prótesis humanas. Ambas tienen 14 años de edad y cursan la educación secundaria en Baja California, México.

Ellas, junto con Carolina Gallardo Patiño, Ingeniera Física y Mentora NiñaSTEAM, participaron en el diálogo virtual “Estereotipos de género y educación: para un futuro igualitario en el mundo post-COVID 19”, organizado por la UNESCO y la OCDE en el contexto del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo).

La sesión destacó la urgencia de desmontar los estereotipos de género y las normas sociales discriminatorias profundamente arraigadas en las sociedades y las instituciones, que continúan agravando las desventajas e impiden a las mujeres acceder a servicios y oportunidades que pueden mejorar su situación y así lograr una mayor participación de las mujeres en la educación y en los sectores productivos relacionados con carreras STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas).

© UNESCO

Durante el evento, la Subdirectora General de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO, Gabriela Ramos, manifestó que sólo “4.7% de las medidas de recuperación a nivel mundial ante la COVID-19 se relacionan con una cuestión de género”, por lo que el Día Internacional de la Mujer debe ser un llamado a tomar decisiones que protejan a las mujeres de esta pandemia y de la “otra pandemia”: la violencia contra las mujeres, que ha crecido tanto en México como en el mundo, ante los periodos de confinamiento.

Ramos explicó que las mujeres están sobrerrepresentadas en los trabajos esenciales, por ejemplo, son el 70% del personal en los sistemas de salud que libra la batalla contra la COVID-19, aunque con muy baja representación a nivel de dirección. Asimismo, enfatizó que el 90% de la economía del cuidado (de adultos mayores, niñas y niños, por ejemplo) recae en manos de ellas, quienes no son retribuidas de manera equitativa.

Otro dato preocupante es que el 60% del mercado informal y el 57% de los trabajos temporales están conformados por las mujeres, sectores que son los primeros afectados en periodos económicos adversos, colocando a las mujeres en una situación de “verdadera desventaja”.

Por su parte, Roberto Martínez Yllescas, Director del Centro de la OCDE en México para América Latina, destacó que, ante un periodo de restauración económica, la igualdad de género es prioritaria. Antes de la pandemia por COVID-19, la discriminación por cuestiones de género representaba una pérdida de 6 millones de millones de dólares y una pérdida de cerca de un 7.5% del Producto Interno Bruto global, mientras que, si se alcanzara la igualdad de género en el mundo, se podrían generar 28 millones de millones de dólares.

Para impulsar una mayor participación de las mujeres en todos los ámbitos sociales es importante desmontar los estereotipos de género pues configuran las expectativas sobre lo que las niñas y los niños creen que podrían o no hacer y, en el caso de las primeras, han limitado su desarrollo y las posibilidades de alcanzar su pleno potencial; por ejemplo, en las áreas STEAM.

El conversatorio organizado por la UNESCO y la OCDE incluyó una sesión sobre género, comunicación y estereotipos de género, diálogo en el que participaron las expertas Aimée Vega Montiel, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, y Patricia Zúñiga Bello, Directora General del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) y Mentora de la iniciativa NiñaSTEM Pueden.

Mire el video