News

Gobiernos locales y su compromiso en la superación de las barreras para el acceso al empleo en personas con discapacidad

03/12/2019
, Perú
16 - Peace, Justice and Strong Institutions

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo.

El bienestar implica, desde luego, la posibilidad de desarrollar su potencial y capacidades en el ámbito laboral, aportando en diversos sectores de la economía y la sociedad. Y es que, más que un gesto de justicia, con la inclusión ganamos todos.

Sin embargo, aterrizando en la realidad peruana, al día de hoy aún hay enormes retos que implican necesariamente el compromiso de varios sectores, especialmente de aquellos que están más cerca de las personas con discapacidad y las empresas: dos actores claves para superar las actuales barreras de acceso al empleo decente:

  • 5.2% de la población vive con una discapacidad.
  • Un millón y medio de personas tiene algún tipo de discapacidad y casi la mitad de ellas está en edad laboral (43,6 % tiene entre 15 y 64 años).
  • Actualmente, en el Perú la tasa de desempleo entre las personas con discapacidad casi triplica la tasa de desempleo general (12,1%)
  • Según las normas, al menos 3% de los trabajadores de las empresas deben ser personas con una discapacidad
  • La cuota de personas con discapacidad se aplica a todas las empresas con 50 o más trabajadores/as.
  • Menos del 10% de los gobiernos locales cuenta con herramientas para promover la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Frente a ello, y a la necesidad de fortalecer a los gobiernos locales como primeras instancias de posible contacto entre empresas empleadoras y personas con discapacidad, nace el Programa Conjunto sobre Empleo y Discapacidad.

Este programa surge como una iniciativa del Sistema de Naciones Unidas en el Perú, en la que participan el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO).

Sus aliados principales en el Estado son el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, y la Comisión Nacional para la Integración de Personas con Discapacidad (CONADIS) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

La iniciativa pone especial énfasis en la situación de vulnerabilidad de las mujeres con discapacidad, quienes enfrentan mayores tasas de desempleo y barreras para el respeto de su derecho al trabajo.

Ya en una primera etapa, durante este año 2019, las municipalidades de Miraflores, Lince y San Martín de Porres (Lima) han suscrito un compromiso para lograr:

  • Un modelo de gestión sensible al género para que los gobiernos locales promuevan y permitan acceso al empleo a personas con discapacidad; y
  • Un programa presupuestal orientado a resultados para promover el empleo sensible al género de estas personas.

El Programa Conjunto, que se promueve e implementa también en los distritos de Villa El Salvador y Ventanilla, plantea entre otros temas, la posibilidad de que los gobiernos locales puedan contar con información actualizada y real de las personas con discapacidad en su jurisdicción - que considere además sus habilidades y potencial - para sintonizar con las demandas del mercado laboral.