Ganador de un premio de la UNESCO refuerza las competencias científicas de las niñas peruanas en regiones remotas

07 mayo 2018

La Mini Academia de Ciencia y Tecnología (MaCTec) del Perú resultó ganadora del Premio UNESCO de educación para las niñas y mujeres, en su edición de 2017. Johanna Johnson, cofundadora y directora de MaCTec nos cuenta qué ha sucedido después

Le presentamos a Valeria. Es originaria de Huancayo, una región rural situada a unos 300 kilómetros de Lima. Cada viernes por la tarde, acompañada por su madre, viaja en autobús, entre ocho y diez horas, en dirección de Lima, para participar en talleres científicos en los laboratorios de MaCTec.

El sueño de Valeria es convertirse en astrobióloga. Desde que participó por primera vez en un taller de MaCTec, en 2015, ha creado en su casa un laboratorio donde lleva a cabo investigaciones para saber si los organismos vivos pueden sobrevivir en las condiciones climáticas de Marte. Al reproducir nuestros talleres entre sus compañeras, le sirve de inspiración a otras niñas y ayuda a promover las competencias científicas en su comunidad.

En el Perú de hoy día la escasez de competencias científicas es flagrante. El Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA) ha colocado a los educandos peruanos entre las últimas posiciones en materia de competencias científicas. MaCTec se esfuerza en reforzar las competencias científicas en Perú al estimular la curiosidad y la creatividad de las niñas peruanas. De este modo, esperamos forjar una generación de niñas y de mujeres jóvenes como Valeria, capaces de transformar la cultura científica del país y de estimular la innovación.

Descubrimientos

MaCTec ha diseñado un novedoso método de enseñanza de las ciencias llamado Discovery-Peer Learning (DPL) (aprendizaje en equipo basado en descubrimientos). Aunque los talleres abarcan diferentes materias que van desde la mecánica cuántica hasta la exploración del universo de los átomos, pasando por la genética, todos tienen un objetivo común: incitar a las niñas a investigar. En todos los talleres de MaCTec las niñas podrán descubrir algo nuevo correspondiente al ámbito de la naturaleza, la ciencia, la física o la biología.

Durante estos talleres, las niñas disponen de libertad para investigar sin temor a equivocarse. Se plantean desafíos y también confrontan a los científicos y a quienes dirigen los talleres a determinados retos. Trabajan en equipo con miras a estimular el aprendizaje y a despertar el interés por el mundo científico, en particular, cuando realizan descubrimientos.

Llegar a los más aislados

El Premio UNESCO de educación de las niñas y mujeres empodera a MaCTEC para transformar las tasas actuales de analfabetismo científico en el Perú. Estamos creando el primer “Museo de Ciencias Móvil” que se desplazará hasta los barrios del Perú, y en particular hacia las comunidades más desfavorecidas para llegar a los que viven en las regiones más aisladas.

Muchas niñas que viven en regiones desfavorecidas no disponen de los medios necesarios para pagar el transporte que les permitiría llegar a los laboratorios de MaCTec y participar en nuestros talleres. Por ello, a partir del otoño haremos que las ciencias y los talleres lleguen hasta ellas. Numerosas universidades privadas han expresado ya su voluntad de apoyar nuestros esfuerzos. El Museo de Ciencias Móvil incluirá talleres científicos de MaCTec bajo la dirección de científicos de renombre y utilizarán el método DPL de MaCTec.

Nos satisface y nos honra haber sido seleccionados para recibir el galardón de la edición 2017 del Premio UNESCO de educación para las niñas y mujeres. Este premio nos permitió desarrollar nuestras actividades y llegar a más niñas en el Perú, algo que, a la larga, contribuye a mejorar las competencias científicas en el país. Esperamos que muchas otras niñas sigan el camino de Valeria al incorporarse a la creación de nuestras próximas innovaciones científicas del futuro.

MaCTec es una organización joven dedicada a brindar a las niñas de diferentes medios étnicos y socioeconómicos una enseñanza científica de calidad, al crear una cultura científica que aborda los problemas basándose en pruebas sólidas en lugar de creencias o sentimientos.

--

Para presentar su candidatura a la edición anual del Premio antes del 11 de mayo de 2018: