Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Un galardonado por la UNESCO ayuda a que una joven de Zimbabwe continúe sus estudios

12 agosto 2019

La vida de Audrey Matambo, estudiante de 22 años de edad y militante de Harare cambió gracias al apoyo que recibió por parte de un galardonado de la edición 2016 del Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres, el Female Students Network Trust (FSNT). 

El poder de expresarse

“Era una estudiante de primer año de la universidad y tuve que dejar mis estudios. No estaba a la altura de las expectativas de la sociedad en lo que respecta a la manera en que una joven debe comportarse.”

La universidad en donde estudiaba Audrey la suspendió por haber estado involucrada desde el principio en las protestas contra el racionamiento continuo del agua y la carencia de instalaciones sanitarias adecuadas para las estudiantes.

En Zimbabwe, las normas tradicionales de género y la discriminación basada en las cuestiones relativas al género son omnipresentes, particularmente en los centros de educación superior. Evernice Munando, directora del FSNT, explica que el acoso sexual y la discriminación por razones de género son los desafíos más importantes a los que deben hacer frente las estudiantes de Zimbabwe.

El comportamiento de Audrey fue considerado como particularmente indisciplinado debido a su género.

“Se espera que los estudiantes del sexo masculino cuestionen la autoridad. En cambio, se supone que las mujeres deben concentrarse en sus estudios, ya que el hecho de que una mujer acceda a la universidad y ocupe este espacio es considerado todavía como un privilegio más que como un derecho”, explica Evernice.

Por esto “las mujeres dudan sobre si deben asumir funciones de liderazgo o de promoción en el seno del cuerpo estudiantil debido a la estigmatización que afecta a aquellas que levantan sus voces”.

Un salvavidas

El FSNT fue como un salvavidas para Audrey. Después de haber sido suspendida, la organización, que propone tutorías entre homólogos a las mujeres del ámbito de la educación superior, le tendió la mano proporcionándole consejos y un apoyo continuo para ayudarla a superar el estrés y el trauma que había sufrido.

Por otra parte, el FSNT puso a Audray en contacto con la representación jurídica pertinente para ayudarla a obtener la reincorporación en su universidad y que pudiera continuar sus estudios.

“Y por todo esto, el FSNT me inspiró para que no renunciara a mis capacidades de liderazgo, sino más bien a que extrajera lecciones de esta experiencia e hiciera mucho más, no solo por mi universidad, sino también por mi comunidad y mi país en general.” Audrey agradece al FSNT por haberla estimulado a continuar su acción y por el apoyo que prestó a su solicitud de participar en un programa mundial de liderazgo de jóvenes dedicado al compromiso cívico.

Hoy en día, está inscrita en el segundo año que culmina con la obtención de un título en el ámbito del trabajo social. Audrey pretende incidir en la política y en la promoción de políticas que mejoren la vida de los grupos desfavorecidos o marginados. “Mi experiencia con el FSNT me ha ayudado a desarrollar mi propio potencial y a comprender que a pesar de los obstáculos debo continuar mi lucha en favor de una sociedad mejor e igualitaria.”

“Mi divisa es no tomar por un camino que ya ha sido trazado, sino ir por nuevas sendas y dejar mi propia huella.”

El Female Students Network Trust recibió en 2016 el premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres en su primera edición por su trabajo de empoderamiento de las estudiantes de la educación superior en el marco de los programas de desarrollo de liderazgo y tutoría en Zimbabwe.

El Premio fue creado en 2016 gracias a la financiación del Gobierno de la República Popular de China con el objetivo de honrar las contribuciones destacadas e innovadoras para fomentar la educación de niñas y mujeres.