Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Las escuelas de la UNESCO dan esperanza a los refugiados sirios en el Líbano

29 octubre 2019

Asma Al Ahmad huyó del conflicto de la República Árabe Siria y encontró refugio en el Líbano, en la región de la Bekaa. Esta joven de 16 años se vio privada de educación durante dos años y vivió en un campo de refugiados en Saadnayel. El año pasado, tuvo la oportunidad de retomar sus estudios en una escuela creada por la UNESCO con miras proporcionar programas educativos complementarios a los jóvenes sirios desplazados.

“Al matricularme en esta escuela recuperé la esperanza”, afirmó Asma. “La esperanza de tener un futuro y de triunfar en la vida. La esperanza de poder realizar un día mi sueño: el de convertirme en ingeniera.”

La guerra en Siria provocó desplazamientos de gran envergadura en la región y a través del mundo, algo que alteró numerosos sectores sociales esenciales en los países de acogida. Este conflicto impuso una presión considerable a las comunidades, en particular en el sector educativo. Por sí solo, el Líbano acogió a 1,1 millón de refugiados, de los cuales 483.000 estaban en edad de escolarización (entre 3 y 18 años). En estas circunstancias, es imprescindible reforzar las capacidades y elaborar marcos de aprendizaje inclusivos y pacíficos para acoger a los niños sirios, estimularlos para que se sientan incluidos y se matriculen en la escuela. Según las estimaciones de las Naciones Unidas, solo el 3% de los refugiados sirios entre 15 y 18 años de edad terminan sus estudios secundarios.

“Todo lo que anhelo es que se matriculen cada vez más refugiados sirios en esta escuela y que no queden privados de su derecho a la educación”, dice Asma.

La Oficina Regional de la UNESCO para la Educación en los Estados Árabes, que beneficia de la financiación del Centro de Ayuda Humanitaria y Rescate del Rey Salmane (Ksrelief / Arabia Saudita) proporciona trayectorias educativas innovadoras y diversas para que los niños y jóvenes sirios en el Líbano no se queden sin posibilidades de vivir y trabajar.

Aumentar las posibilidades de aprendizaje para los niños refugiados sirios

El proyecto “Apoyar la finalización de la educación básica de los refugiados sirios en el Líbano” se centra en más de 8.200 niños refugiados, con el objetivo de aumentar las posibilidades de aprendizaje y para lograr que los alumnos sirios en situaciones de riesgo en el Líbano sigan asistiendo a la escuela, especialmente en los niveles de estudios primarios y en el primer y segundo ciclo de estudios secundarios. Este proyecto está vinculado con iniciativas sobre la educación de los sirios en el Líbano e intenta cubrir la brecha y completar los esfuerzos que se llevan a cabo.

Gracias a la financiación de KSRelief, la Oficina Regional de la UNESCO en Beirut y la ONG libanesa Kayani Foundation pudieron iniciar las “Escuelas de la UNESCO para apoyar la educación de los refugiados sirios en el Líbano”, en Saadnayel y Meksseh, en la región de la Bekaa. Las escuelas aplican un “Programa de apoyo educativo complementario” que se centra en los niños que corren el riesgo de abandonar la escuela, algo que les permite retomar el curso de sus estudios, entrar en la clase adecuada a su edad y mejorar su capacidades para seguir sus estudios.

“Cuando me matriculé en la escuela después de dos años de interrupción en mis estudios, me di cuenta de que mi nivel de instrucción era muy bajo”, declaró Asma. “Pero estaba decidida a triunfar. En pocos meses, pasé del primer grado al quinto. Me encanta esta escuela porque además de las clases normales, también nos da la oportunidad de participar en diferentes actividades extraescolares. Nos lo ofrecen todo: libros, materiales, mochilas, e incluso la comida.”

Por otra parte, la Oficina Regional de la UNESCO en Beirut ha formado a docentes y miembros del personal administrativo de las escuelas para que puedan proporcionar apoyo psicosocial a los alumnos afectados por la crisis, basándose en un material innovador desarrollado por la propia oficina, como es el caso de la Teacher Guide Kit: Psychosocial Support and Learning in Difficult Circumstances“.

“Nos ocupamos de niños que lo han perdido todo: su casa, su entorno escolar, su familia”, declaró la Sra. Nahed El Kholy, docente en la escuela de la UNESCO de Meksseh. “Tienen graves problemas psicológicos y a la hora de enseñar debemos ser cuidadosos con su vulnerabilidad. Gracias a la formación proporcionada por la UNESCO, aprendemos a lidiar con estos alumnos y a garantizar lo mejor posible su bienestar.”

La Sra. Samar Jomrok, que huyó de Homs en 2012 y enseña en la escuela de Meksseh, afirma que las escuelas de la UNESCO son particularmente eficaces para atraer a los alumnos y guiarlos por el buen camino. “Los alumnos establecen una relación con sus docentes, se identifican con ellos, justamente porque son de la misma comunidad. Asimismo, los docentes tienen una capacidad natural para entender las necesidades psicosociales de los alumnos ya que han tenido la misma experiencia humana por haber vivido el desplazamiento y la guerra” afirmó.

Programa de apoyo profesional a las mujeres refugiadas

Más allá de la educación de los niños, el proyecto proporciona también un programa de apoyo profesional que tiene como objetivo empoderar a 2.000 mujeres refugiadas sirias y palestinas. El proyecto consiste en proporcionarles las competencias requeridas para aumentar los ingresos de la familia, mejorar su bienestar e incrementar la cantidad de niños que regresan a la escuela. Los cursos de formación se concentran en dos sesiones profesionales de corta duración en los ámbitos de la costura, el bordado, el tejido, la peluquería, la cocina, el marketing y las tecnologías de la información. El proyecto proporciona también sesiones de apoyo psicosocial para reforzar la resiliencia de las mujeres refugiadas y ayudarlas a hacer frente a la crisis.

El proyecto prevé también cursos de recuperación y ayuda a las tareas para los niños sirios y palestinos refugiados y en situación de riesgo, en colaboración con el Ministerio de Educación y Enseñanza Superior del Líbano. Durante el año lectivo 2019-2020, la UNESCO elaborará en colaboración con el Ministerio un contenido nacional de aprendizaje acelerado de ayuda a las tareas, cuyo objetivo es mejorar el aprendizaje de los niños en situaciones de riesgo y permitirles que completen su educación básica.

Mediante el programa “Apoyar la finalización de la educación básica de los refugiados sirios en el Líbano”, la UNESCO y sus asociados no se conforman con proporcionar educación a los niños refugiados sirios. También les infunden esperanza para que no se conviertan en una generación perdida.

Más información sobre el proyecto