El Equipo Especial de Docentes hace un llamamiento a ayudar a los 63 millones de docentes afectados por la crisis del COVID-19

27/03/2020

Unos 63 millones de docentes de primaria y secundaria en el mundo están afectados por el cierre de los centros escolares en 165 países debido a la pandemia del Covid-19.

Los docentes se encuentran a la vanguardia de la acción que se ha puesto en marcha para garantizar la continuidad del aprendizaje de unos 1,500 millones de alumnos, una cifra que debe aumentar aún más.

En todas partes, junto a los directores de los establecimientos, los docentes se movilizaron rápidamente con el objetivo de implementar soluciones innovadoras para proporcionar a los alumnos confinados un aprendizaje a distancia de calidad, mediante tecnologías digitales o no. Los docentes desempeñan un papel crucial en la difusión de las medidas preventivas contra la propagación del virus y en garantizar la seguridad y acompañamiento de los niños.

Esta situación sin precedentes resulta agotadora para los docentes, los alumnos y sus familias.

Algunos docentes, de por sí expuestos ya al virus, se esfuerzan en dominar la ansiedad cuando se les pide que trabajen en un momento en que la amenaza del Covid-19 se extiende. Otros deben controlar la presión que significa tener que garantizar un aprendizaje de calidad mediante herramientas sobre las que no han recibido formación alguna o prácticamente ninguna o poca ayuda. En muchos países los docentes por contrata, sustitutos o asistentes de educación ven el fin de sus contratos y sus recursos desaparecen.

El Equipo Especial de Docentes, una alianza internacional que trabaja en favor de los docentes y de la educación hizo un llamamiento a actuar en favor de los docentes con el objetivo de garantizar protección, apoyo y reconocimiento durante la crisis. Se necesitan recursos materiales y financieros, así como un liderazgo en favor de los docentes para que una enseñanza y un aprendizaje de calidad puedan seguir garantizándose durante la crisis y que la recuperación sea más rápida.

El Equipo Especial exhorta a los diferentes gobiernos, profesionales del sector educativo, proveedores de fondos (públicos y privados), así como a todos los asociados interesados a:

  1. Proteger los empleos y los salarios: La crisis no debe servir como pretexto para reducir las normas o que alguien rezagado en materia de trabajo. Los salarios y las ventajas del conjunto del personal docente y de los asistentes educativos deben mantenerse.
  2. Otorgar prioridad a la salud, la seguridad y el bienestar de los docentes y alumnos: Los docentes requieren de un apoyo social y afectivo para resistir la presión adicional que implica tener que garantizar la continuidad del aprendizaje en tiempos de crisis y apoyar a los alumnos en un ambiente de ansiedad.
  3. Asociar a los docentes a la elaboración de respuestas educativas ante el Covid-19: Los docentes tendrán que desempeñar un papel clave durante la recuperación, cuando vuelvan a abrirse las escuelas. Deben ser asociados a todas las etapas de la planificación y formulación de políticas en materia de educación.
  4. Garantizar una formación y un apoyo profesional adecuados: Se han llevado a cabo pocos esfuerzos para impartir a los docentes una formación adecuada sobre la manera de garantizar la continuidad del aprendizaje. Debemos actuar con rapidez para que reciban el apoyo profesional necesario.
  5. Colocar a la equidad en el centro de las respuestas educativas: Los docentes que trabajan en las regiones remotas o con comunidades minoritarias o con ingresos bajos deberán beneficiarse de un apoyo y una flexibilidad mayor, para velar por que los niños desfavorecidos no queden rezagados.
  6. Incluir a los docentes en las intervenciones de ayuda humanitaria: El Equipo Especial hace un llamamiento a los organismos de financiación para que ayuden a los gobiernos a apoyar a los sistemas educativos, en particular en el perfeccionamiento del personal del cuerpo docente. Esta ayuda debe ser proporcionada con urgencia a algunos países entre los más pobres del mundo, que confrontan dificultades para responder a las necesidades de educación debido a la gran escasez de docentes formados.

Para obtener más información, descargue este llamamiento en árabe, español, francés e inglés .

***

El Equipo Especial Internacional de Docentes para la Educación 2030 es una red mundial que agrupa a más de 90 gobiernos, así como a unas cincuenta organizaciones internacionales y regionales (entre las que figuran los organismos de las Naciones Unidas, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones de docentes y fundaciones) con miras a promover las cuestiones relativas a los docentes y la educación. Su secretariado se encuentra en la Sede de la UNESCO, en París.