En enero de 1954, el Correo cambia de fórmula

01 febrero 2018

Fragmentos del editorial publicado para la ocasión

Al comienzo de este nuevo año, El Correo de la Unesco no se contenta con enviar a sus lectores la tradicional felicitación. Ha querido empezar una nueva vida. Ha abandonado su antiguo formato por otro de lectura más agradable, manejo más cómodo y mejor conservación. Ha aumentado el número de páginas, creado una nueva portada en color y diseñado una presentación brillante, pero sobria. […]

En su contenido El Correo seguirá fiel a su finalidad: ser una ventana abierta al mundo de la educación, la ciencia y la cultura, que permita observar el amplio panorama del mundo tanto al público en general como a los docentes en particular, ya que esta publicación se concibe y prepara primordialmente para ellos. Cada mes El Correo va a presentar, acompañados de imágenes, artículos de información y reflexión, así como un tema específico centrado en un problema mundial importante que será analizado por especialistas. El examen de este problema comprenderá una presentación de cómo se está afrontando a nivel nacional e internacional.

El Correo invita a sus lectores a enviar libremente comentarios, críticas y sugerencias. A los docentes que desean abordar temáticas que salgan de la rutina, a las personas que se interesan por las poblaciones y problemas de otras naciones, por la vida dramática y prácticamente ignorada de hombres y mujeres corrientes que se esfuerzan juntos por mejorar su nivel de vida, luchar contra la ignorancia y la enfermedad, acabar con los prejuicios raciales y fomentar el entendimiento entre los pueblos, y a quienes están pendientes de los acontecimientos y problemas actuales en los ámbitos de la educación, las artes y las ciencias, a todos ellos les decimos: El Correo es una revista especialmente concebida para ustedes, súmense a nuestros abonados aprovechando la nueva oferta  de suscripción a precios reducidos.

Los editores

Descubre el número de enero de 1954