Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Empoderar a los alumnos con miras a construir sociedades justas: nuevo recurso para los docentes

07 octubre 2019

empowering-students-just-societies.jpg

Getty/hadynyah, Rawpixel.com/Shutterstock.com

En determinadas sociedades se les hace creer a los alumnos que la carencia de estado de derecho no es solo normal, sino que también debe ser aceptada. Incluso en países en los que el estado de derecho está bien establecido, los escándalos vinculados a la corrupción y las desigualdades sociales crecientes hacen que los jóvenes pierdan confianza en los políticos, así como en las instituciones jurídicas y democráticas.

La educación debe desempeñar un papel clave para proporcionar a los alumnos los medios para entender sus derechos fundamentales y convertirse en defensores de la justicia social. Es por eso que la UNESCO, en colaboración con el programa global de la Declaración de Doha de la UNODC, ha elaborado dos manuales, uno dirigido a las escuelas primarias, y otro a las escuelas secundarias, que tienen como objetivo ayudar a los docentes a empoderar a sus alumnos.

“Hemos probado los manuales en escuelas membros de La Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO en 10 países (Austria, Brasil, Burkina Faso, Eslovenia, España, Filipinas, Haiti, Indonesia, Líbano y Nigeria) y recibido comentarios positivos, tanto por parte de los alumnos como de los docentes”, afirmó Cecilia Barbieri, jefa del sector de Educación para la Ciudadanía Mundial de la UNESCO.

Ayi Joseph, un alumno nigeriano de 15 años de edad, se ha sentido motivado por lo que logró aprender:

“El futuro ideal, sin crímenes, terrorismo y violencia, está en nuestras manos, y desde ahora debemos generar los cambios.”

Los ejercicios permitieron que los alumnos tomaran conciencia de sus derechos y de acabar con las ideas que tenían acerca de la ley y la justicia.

“Pensaba que cualquier persona que ocupaba un puesto directivo podía simplemente dictar una ley y obligar a que los otros la acataran. No sabía que las reglas necesitaban seguir procedimientos”, reconoció un alumno que participó en la fase experimental.

Clases interactivas

Las lecciones que contienen ambos manuales son interactivas: la democracia se aplica haciendo que los alumnos participen en simulaciones de elecciones o adoptando la función de los jueces –jurados–, alcaldes locales y refugiados. Los juegos y los relatos ayudan a dar vida a las cuestiones de orden social, a la vez que incitan a los alumnos a adoptar una perspectiva moral con respecto a determinadas situaciones. Para algunos, se trataba de su primera experiencia de aprendizaje interactivo. Los docentes piden a sus alumnos que empujen sus mesas de trabajo hasta las paredes, que participen en juegos de rol y debatan sobre cuestiones relativas a la vida cotidiana.

“Es casi como en el mundo de cada día”, dijo un alumno de primaria.

Los manuales han sido pensados para ayudar a los docentes a desarrollar la reflexión crítica y la empatía por parte de los alumnos – dos capacidades que a menudo constituyen objetivos no fundamentales en los programas escolares. Un docente de la enseñanza secundaria tenía la impresión de que habían cumplido con esta misión:

“Este tipo de actividad ayuda a que los alumnos piensen en el futuro. Les ayuda a tomar conciencia de que forman parte de una gran comunidad que se esfuerza constantemente en construir una cultura de paz.”

Uno de los objetivos fundamentales del manual destinado a las escuelas primarias es transmitir el mensaje de que una persona nunca es demasiado joven para comenzar a desarrollar una conciencia moral.

Como acotó un alumno: “Aún cuando nadie lo haga, a usted le corresponde hacer el bien, mientras que el mal es lo que debe evitar”.

Aprender a través del juego

Diminishing Islands es un juego que les encanta a los niños. Les enseña las causas corrientes de los conflictos, así como la necesidad de actuar unidos sin recurrir a la violencia. Los niños ocupan “islas” de papel en el piso del aula, pero a lo largo del juego, sus “islas” desaparecen y deben juntarse en las islas que quedan hasta que, al final de juego, la mayoría se encuentra ya “fuera” de estas. Más tarde, el docente pide a los alumnos que reflexionen sobre qué sintieron durante el juego y sobre la manera en que esto puede hacerles recordar los desafíos de la vida real – la guerra, las migraciones, la pobreza, las desigualdades. Una alumna de primaria que participó en el juego aprendió algo importante acerca de la ayuda mutua:

“Debemos hacer lo máximo para ayudarnos mutuamente a sobrevivir, ya que no quiero verme sola en una isla”.

Algunas de las lecciones presentes en los manuales se inspiran de la historia y la cultura locales, y permiten que los alumnos comprendan cómo evolucionan las legislaciones nacionales y cómo las sociedades aprenden a solucionar los conflictos y a convivir. Encontramos lecciones que explican cómo la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos ha sido perfeccionada con el tiempo, o lecciones sobre la Carta de Manden, una de las primeras fuentes en materia de derechos humanos fundamentales, transmitida en Malí por vía oral. Las fuentes históricas como estas ayudan a que los alumnos comprendan que la cooperación ha implicado desde siempre un diálogo pacífico e inclusivo:

“La vida consiste en encontrar un equilibrio y un espacio para sí y para los demás”, como apuntó un alumno de secundaria.

Otras lecciones permiten que los alumnos adquieran las competencias que necesitan para navegar en la era digital. LA UNODC, nuestro asociado, ha colaborado con el Gobierno de El Salvador para elaborar una serie de recursos de aprendizaje sobre la ciberseguridad, el respeto a la vida privada, el ciberacoso, la manipulación psicológica, los sextos y la sextorsión.

Las actividades contenidas en los manuales se basan en la educación para la ciudadanía mundial, un enfoque que puede ayudar a favorizar la confianza de los jóvenes en las instituciones públicas y transformarlos en agentes del cambio en lugar de forjar sentimientos de pérdida y de victimización. La UNESCO trabaja en colaboración con la UNODC para promover el estado de derecho, la democracia y los derechos humanos mediante la educación.

Descargar los manuales

Más información sobre promover el estado de derecho para la educación a la ciudadanía mundial