Eliminar los obstáculos del aprendizaje a distancia

20/04/2020

La mayoría de los países ha puesto en marcha soluciones de aprendizaje a distancia durante el último mes. ¿Pero estas soluciones han podido llegar a los 1.500 millones de alumnos afectados por el cierre de las escuelas en el mundo? 

“La eficacia de estas estrategias depende esencialmente de cuatro niveles de preparación: las tecnologías, los contenidos, la pedagogía y el seguimiento y la evaluación”, explicó el Sr. Borhene Chakroun, director de la División de Políticas y Sistemas de Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida de la UNESCO, al inaugurar el quinto seminario en la Web dedicado al COVID-19 que tuvo lugar el 17 de abril.

Estos cuatro aspectos incluyen el acceso a soluciones de aprendizaje a distancia, la disponibilidad de los contenidos en línea adaptados a los planes de enseñanza nacionales, el estado de preparación pedagógica de los docentes, así como de los padres y otros educadores, y el seguimiento de la progresión de los alumnos. Los obstáculos que pueden presentarse en estos diferentes niveles pueden perjudicar la continuidad del aprendizaje, en particular para los alumnos más marginados, como quedó expuesto durante el webinar que reunió a 280 participantes.

Fases de la puesta en marcha de soluciones de aprendizaje a distancia

El Sr. Fengchun Miao, jefe de la Unidad de las TIC en la educación, explicó que la reacción tras el cierre de las escuelas tiene tres grandes fases. Primero, la respuesta inmediata de definir la mejor combinación de tecnologías para garantizar la continuidad pedagógica, a la vez que se hizo particular hincapié en el apoyo psicosocial. La segunda fase consiste en poner en práctica una rutina novedosa del confinamiento cotidiano. La participación, la movilización y el aprendizaje extraescolar a distancia se sitúan en el primer plano de las preocupaciones. Esta fase intenta que los sistemas educativos se vuelvan más resilientes, abiertos y preparados para el futuro, a la vez que conservan algunos de los métodos basados en la tecnología que fueron experimentados durante este periodo.  

Experiencias extraídas por los diferentes países

Todos los países, independientemente de su superficie, hacen frente a dificultades similares. Aunque Armenia ya experimentó el aprendizaje a distancia, el 25% de sus 383.000 alumnos no tiene acceso a una computadora. Por eso, el Gobierno inició una campaña de solidaridad pública cuyo objetivo es proporcionar equipos a las familias de bajos ingresos, y negocia el acceso gratuito a Internet con las compañías de telecomunicaciones. La ausencia de contenidos en línea que se ajusten al plan de estudios nacional y de preparación en el plano pedagógico también representa un problema, indicó la Sra. Zhanna Andreasyan, Viceministra de Educación. Alrededor del 47% de los docentes declaran que nunca han utilizado las TIC en sus clases. “Hemos puesto en marcha una plataforma unitaria que propone recursos de aprendizaje a distancia y cursos mediante vídeos, una lista de docentes que sirven de referentes, así como formaciones en línea dirigidas a los docentes”, explicó al precisar que la mayor parte de los docentes utilizan estas herramientas. “Consideramos que se trata de una oportunidad para hacer que el programa de la reforma educativa avance”, concluyó la Sra. Andreasyan.

Asimismo, en la provincia canadiense de Ontario (2 millones de alumnos), 15.000 docentes recibieron una formación de dos semanas en materia de cursos en línea proporcionada por el Ministerio de Educación, explicó la Sra. Yael Ginsler, Viceministra Adjunta del Ministerio de Educación de Ontario. Los materiales de apoyo a los cursos se centran fundamentalmente en las matemáticas, la lectoescritura y las asignaturas científicas, y se proporcionan recomendaciones en materia de los planes que deben seguir y la cantidad de horas que deben dedicar a cada uno. En la Web principal, de acceso libre, se han publicado cursos en líneas y una selección de recursos pedagógicos plurilingües. El Ministerio lleva a cabo reuniones semanales con los sindicatos y consejos escolares para consultarlos sobre los problemas emergentes y encontrar soluciones adoptando un enfoque que abarque a todo el Gobierno. 

Brasil debe hacer frente a las grandes desigualdades, incluido en el ámbito de la conectividad de banda ancha. En efecto, el 70% del acceso a Internet se concentra en unas cinco grandes zonas urbanas. El Sr. Ladislas Dowbor, profesor de la Pontifícia Universidade Católica de São Paulo, presentó las medidas que se han tomado para adaptarse al contexto. La televisión es el medio más accesible para garantizar la continuidad del aprendizaje para las categorías de ingresos bajos, dado que el 95% de la población posee un aparato. El Secretario de Educación del Estado de Sao Paulo optó por un enfoque mixto, combinando programas educativos televisados difundidos por un canal público (TV Cultura, 150 millones de telespectadores), documentos escritos y mensajes y aplicaciones móviles gratuitos. Al subrayar el aspecto positivo de la situación actual, el Sr. Dowbor afirmó que los alumnos se convierten en los agentes de su propia experiencia de aprendizaje, contrariamente a lo que sucede en el ámbito escolar tradicional. Además, “gracias a una red de productores independientes, construimos una cultura de creación e intercambio de conocimientos diferente, más colaborativa, y en la que varias generaciones aprenden juntos.”   

Evaluación de las prácticas de aprendizaje a distancia

En la República de Corea, la Sra. Seoyong Kim, madre de un alumno de segundo grado y profesora de inglés, comunicó sus preocupaciones sobre el aprendizaje unidireccional y la falta de información sobre lo que los alumnos retienen realmente. “Los padres no saben si su hijo estudia o se conforma con pasar el tiempo delante de la pantalla. Como docente, es importante dar opiniones y seguimiento regular a cada uno de los alumnos, proporcionando una atención particular a los más lentos para que no queden rezagados”. Al respecto, consideró que los docentes requieren de más apoyo y que debe establecerse un sistema de evaluación obligatoria con miras a garantizar que los alumnos aprendan correctamente.

El Sr. Mike Sharples, profesor emérito de la Open University del Reino Unido, consideró que la investigación sobre la eficacia del aprendizaje a distancia en los niveles de primaria y secundaria es insuficiente. “Los vídeos pedagógicos por sí solos no son tan eficaces como la enseñanza cara a cara”, indicó al evocar también las grandes desigualdades vinculadas con el ámbito de aprendizaje en casa. La mezcla de varios métodos pedagógicos proporciona mejores resultados, por ejemplo, el aprendizaje personalizado, el aprendizaje colaborativo acompañado de objetivos claros que los alumnos deben alcanzar, y el suministro de observaciones de manera regular por parte de los docentes”.

Planificación integrada a escala del sistema

Al concluir la sesión, el Sr. Tao Zhan, director del Instituto de la UNESCO para la aplicación de las tecnologías de la información en la educación, destacó que es importante adoptar un enfoque integrado de la planificación de las estrategias de aprendizaje a distancia. Se trata de algo que permite sacar provecho de las sinergias entre las herramientas en línea, televisadas o difundidas por la radio con miras a aprovechar al máximo el potencial del aprendizaje a distancia.