News

Educación en STEM en tiempos de crisis, una apuesta al futuro

09/12/2020
Montevideo, Uruguay
04 - Quality Education
08 - Decent Work and Economic Growth
17 - Partnerships for the Goals

Expertos de la región debatieron sobre el futuro de la educación en un panel que convocó UNESCO en el marco de la Semana de la Educación en Ciencias de la Computación, que promueve anualmente Code.org, con el fin de involucrar a los gobiernos de América Latina

El pasado 1o de diciembre se llevó a cabo el Panel virtual internacional Educación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés): oportunidades de las ciencias de la computación en el marco de La Hora del Código

La actividad encontró su marco en la Semana de la Educación en Ciencias de la Computación que promueve anualmente Code.org en todo el mundo (que en 2020 tiene lugar del 7 al 13 de diciembre). En particular, a través de su iniciativa la Hora del Código, Code.org alienta la realización de variadas actividades. Entre ellas la organización de paneles abiertos a cargo de expertos nacionales e internacionales, que promuevan la continuidad y ampliación de su misión. La UNESCO se sumó a la propuesta mediante el panel organizado, con el objetivo de estrechar el vínculo entre dicha iniciativa y gobiernos nacionales de América Latina.

La pandemia ha llevado al mundo a una transformación digital forzada. Aunque numerosos países ya habían integrado aspectos de la tecnología a la educación -para enseñar y enseñanza de la tecnología- en todas partes se sintió la necesidad de redoblar esfuerzos. Persisten todavía problemas de conectividad, acceso a dispositivos, de capacitación de docentes, de procesos, de contenidos. Estos desafíos revelan que el momento es ideal para repensar cómo debería presentarse la educación una vez que la pandemia esté bajo control.

¿Cómo enseñar? ¿Qué debería estarse enseñando? ¿Qué políticas están poniéndose en práctica hoy? ¿Cuál debería ser la visión de futuro para las instituciones? son algunas de las interrogantes acerca de las cuales reflexionaron los panelistas y que avanzamos en esta nota.

Ulia Yemail, Directora de Ciencias, Tecnologías y Medios Educativos, Subsecretaría de calidad y pertinencia, Alcaldía Mayor de Bogotá (Colombia), destacó que la prioridad de la educación en STEM es un movilizador de la transformación necesaria para Bogotá, frente a los retos educativos que posee su población de más de 10 millones de habitantes. Yemail enfatizó que que la educación básica debe brinde herramientas para disminuir las distintas brechas que enfrenta la ciudad, por ejemplo, entre la educación pública y la privada. La situación de la población NINI (segmento de aquellos que ni trabaja ni estudian), que para el caso de Bogotá ascienden a un 17,6% de los jóvenes entre 15 y 24 años (impacto que se ve agravado en las mujeres), se encuentra también entre las preocupaciones principales. En respuesta, la ciudad trabaja una línea de política a largo plazo centrada en la transformación digital per se, la educación en STEM y la apropiación de la ciencia y la tecnología. Su accionar incorpora alianzas con organizaciones del sector privado como CISCO, ORACLE, Microsoft, entre otras. Actualmente, la ciudad de Bogotá se encuentra en plan de diseño de una Agencia de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, que cuenta con el apoyo de la UNESCO. 

Santiago Andrés, Subsecretario de Tecnología Educativa y Sustentabilidad de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), agregó que la capital de Argentina no solo educa a su población estable de 3 millones de habitantes, sino a también a 3 millones de habitantes adicionales que a diario se desplazan hacia ella. Hace diez años que la ciudad cuenta con una política sostenida de educación digital, dinámica, en constante revisión, lo cual, en tiempos de pandemia, facilitó sostener la educación en la virtualidad. Disponen, también, de un plan integral de educación digital. Una de sus líneas es el Plan Sarmiento que trabajó en la entrega de dispositivos uno a uno, a cada de los alumnos en 2010. A su vez, el proceso evolucionó en el plan de escuelas conectadas, que implicó el suministro de equipamiento, conexión y tecnología para poner en red a la totalidad de escuelas públicas bajo la responsabilidad del gobierno de la ciudad. Para Andrés, el desafío hoy es cómo hacer para acompasar el cambio constante y de rápido ritmo e incesante de la tecnología, en particular, en tanto proceso educativo de largo plazo para cada uno de los individuos a lo largo de la vida.

Andrés Riva Casas, Director de Relaciones Internacionales y Cooperación, Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) – Consejo Directivo Central (CODICEN) de Uruguay, redimensionó la mirada. Si bien en términos poblacionales el número se reduce a un tercio o la mitad, su aporte aborda la dimensión nacional. La experiencia uruguaya también cuenta con trabajo en el ámbito de uso de tecnología de la educación desde hace más de una década gracias a su emblemático Plan Ceibal, lanzado en 2007. Al igual que el caso de Argentina, el proceso se ha transformado en un programa que, cerrada la brecha de acceso, busca democratizar el uso de las tecnologías. Por su parte, pone sobre la mesa como punto fuerte de la política actual, que cuenta con el apoyo de la UNESCO, la promoción de una ciudadanía digital que permita el ejercicio de derechos en un entorno cambiante, con nuevas reglas de juego.

Los panelistas coincidieron en la necesidad de adquisición de nuevas habilidades digitales, incluida la creación de capacidad para su generación. Posiblemente uno de los componentes más importantes de la cadena es la capacitación de los docentes. El desafío de abordar la problemática de género en STEM fue puesto en la mesa reiteradamente, tema en el que la UNESCO tanto desde su sector de Educación, como desde su Programa de Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación, se encuentran comprometidos. La actividad fue además una oportunidad de reforzar este compromiso.

  • El registro del panel virtual se encuentra disponible en forma abierta aquí