News

Educación rural: lecciones y desafíos hacia el 2021

14/12/2020
04 - Quality Education

.
.
Martín Vegas Torres
--- Coordinador del Programa Horizontes - UNESCO en Perú ---

El balance educativo del año 2020 lleva inevitablemente a preguntarse si éste ha sido un año perdido, más aún en ámbitos rurales. Los estudiantes de estas zonas han vivido una historia educativa muy diferente a la de sus compañeros en la ciudad, donde la desvinculación y la limitada conectividad han sido un denominador común. 

Sin embargo, de lo que sí hay certeza es que el 2020 aparecerá en los libros de historia de la humanidad. Esta pandemia, que ha obligado a aislarse y a cumplir reglas de salud para no contagiar al prójimo, ha abierto el reconocimiento de que hay lecciones de vida que dejarán huella en cada estudiante, aunque no hayan ocurrido dentro de las cuatro paredes de la escuela sino en el espacio familiar o en la comunidad rural. Está pendiente generar la “metacognición” de estas vivencias que tienen amplio significado ciudadano y de bienestar socioemocional. 

¿Y la respuesta del sector educación? En ámbitos rurales ni la radio, ni la televisión, ni la estrategia digital han funcionado de manera suficiente como para generar un proceso de enseñanza-aprendizaje. Ha sido otro el camino: materiales producidos por los profesores, su distribución por agentes comunitarios, comunicación telefónica o por WhatsApp. 

Estos han sido los elementos con los cuales los docentes han buscado conectarse con sus estudiantes. Y así, se ha generado un laboratorio de iniciativas de alta creatividad por el cual los profesores han logrado trabajar con los estudiantes y sus familias. 

Desde el Programa Horizontes de UNESCO en Perú, que se desarrolla en el ámbito de la educación secundaria en zonas rurales de cuatro regiones del país - Piura, Amazonas, Cusco y Ayacucho - hemos estado evaluando esta realidad e impulsando muchos de estos procesos. 

Las experiencias que han tenido más éxito en el ámbito rural son las que han trabajado con contenido local; por ejemplo: los proyectos productivos. Con estos proyectos, la educación para el trabajo, un área subvalorada del currículo escolar, está tomando gran importancia. 

De igual manera, han tenido más éxito las acciones orientadas a aspectos normalmente poco valorados en la experiencia escolar: el desarrollo de habilidades socioemocionales o la formación ciudadana. 

Asimismo, han tenido mejor respuesta las instituciones educativas que contaban con una propuesta curricular y pedagógica propia, porque la han podido adaptar sea para trabajar con material impresa o donde haya existido conectividad. Estas serán las que aprovecharán las tablets para fortalecer sus propuestas pedagógicas. 

Desde estas lecciones se puede sostener que hay dos grandes objetivos para el año 2021: cerrar las brechas de desigualdad y renovar las escuelas, aprovechando las lecciones del año 2020.

© UNESCO

 

EXPERIENCIAS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA RURAL

 

 

En diversos lugares del país han surgido respuestas que tienen el potencial de convertirse en laboratorios para una atención educativa más flexible y diversificada, desde las escuelas y también desde muchas Unidades de Gestión Educativa Local y Direcciones Regionales de Educación, que han hecho gala de creatividad y resiliencia. Algunos ejemplos[1], desde la experiencia del Programa Horizontes de UNESCO en Perú son: 

 

 

 

AMAZONAS - Condorcanqui

 

En el caso de Condorcanqui, equipos de profesores han formulado sesiones para el desarrollo socioemocional desde la cultura awajun y se ha constituido un voluntariado de sicólogos para acompañar a los docentes.

 

 

 

 

AYACUCHO - Cangallo y Victor

 

Se han generado módulos de educación técnica para que los estudiantes aprendan agricultura y también el arte de la pintura de Sarhua. Además, los alcaldes escolares han seguido muy activos produciendo videos para alertar las situaciones de violencia intrafamiliar o subir el ánimo en este contexto de pandemia.

 

 

 

 

PIURA

 

En el Alto Piura, han priorizado la seguridad alimentaria, volviendo a una agricultura que les permita asegurar la alimentación en la comunidad e incorporando componentes de la agricultura orgánica. El trabajo con líderes escolares ha llevado a crear una red que antes no existía. 

 

 

 

CUSCO - Quispicanchi

 

Se ha incorporado el trabajo el trabajo socioemocional con sesiones que incluyen la cosmovisión andina. También han desarrollado la educación técnica que además de la agricultura orgánica ha incorporado el tejido artesanal.

 

[1]El Programa Horizontes, que es implementado por UNESCO en alianza con CIPCA, Tarea, el Vicariato Apostólico San Francisco Javier y la DREC Cusco y UGEL Quispicanchi; se ha constituido en un laboratorio.

 

Artículo publicado en el diario El Comercio: https://bit.ly/3nkUHe8