News

La educación de las niñas y la COVID-19: nueva ficha informativa revela las desigualdades crecientes en la educación de las adolescentes

09/03/2021

Para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, la UNESCO presenta nuevos datos mediante una ficha informativa sobre la educación de las niñas. Las cifras presentadas han sido publicadas en el marco de la campaña #SuEducaciónNuestroFuturo, que tiene como objetivo acelerar los esfuerzos en favor de la educación de las niñas y las mujeres apoyándose en los compromisos políticos y financieros, así como en el liderazgo de las niñas y las mujeres.

Debido a la perturbación sin precedentes de la educación provocada por la pandemia de la COVID-19, la UNESCO estima que 11 millones de niñas podrían no volver a la escuela. Las niñas entre 12 y 17 años de edad se encuentran particularmente expuestas a abandonar la escuela en los países de ingreso bajo y mediano bajo, mientras que los niños tienen más probabilidades de hacerlo en los países de ingreso mediano alto y alto.

Antes de la pandemia de COVID-19, ya estábamos muy lejos de lograr la igualdad de género en la educación y mediante esta. En diez países del mundo (Benin, Camerún, Guinea, Haití, Malí, Nigeria, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Senegal y Timor-Leste), las niñas más pobres asisten menos de dos años en promedio a la escuela. En Guinea, Malí y Pakistán, más del 80% de las niñas pobres solo permanecen escolarizadas durante dos años o menos.

No obstante, según el informe sobre género del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM), durante los últimos 25 años, 180 millones más de niñas se han matriculado en la educación primaria y secundaria desde la adopción de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, un compromiso histórico para promover los derechos de las niñas y las mujeres asumido en 1995 por 189 países. Estos logros se ven ahora amenazados por la pandemia de COVID-19.

Las inversiones en el ámbito de la educación también han sido afectadas. De los 29 países del mundo que abarcó la encuesta, las dos terceras partes con ingresos bajo y mediano bajo han reducido el presupuesto asignado a la educación desde que comenzó la pandemia, con respecto a un tercio solamente de los países de ingreso mediano alto y alto. Estos cortes presupuestarios tendrán probablemente repercusiones negativas en la escolarización de las niñas.

Si las respuestas para hacer frente a la pandemia de COVID-19 no abordan de manera prioritaria las necesidades de las mujeres y las niñas, corremos el riesgo de arraigar aún más las desigualdades. Para hacer frente a esta situación el programa de referencia sobre Género de la Coalición Mundial para la Educación de la UNESCO elaboró la Guía para el regreso de las niñas a la escuela, con miras a facilitar un regreso de forma segura a la escuela que tenga en cuenta las cuestiones de género, así como las necesidades de las niñas más desfavorecidas. La guía contiene recomendaciones detalladas para apoyar el aprendizaje, la salud, la nutrición y el acceso al agua, el saneamiento y la higiene (WASH), la protección de las niñas y los docentes. La campaña Las niñas en primer plano también promueve la continuidad pedagógica de las niñas y su regreso de forma segura a la escuela.

Únase a la UNESCO en este Día Internacional de la Mujer, y los restantes días del año para apoyar la educación de las niñas y las mujeres. Porque la educación las encamina hacia un futuro mejor, y nos encamina a todos hacia un mundo mejor.

Se calcula que, durante el pico de la pandemia de COVID-19 en abril 2020, más de 1500 millones de educandos en más de 190 países fueron afectados por los cierres escolares.

Para obtener más información:

 

Photo: Ishaq Anis Rumi Consultancy/World Bank