Educación para el Desarrollo Sostenible: los coordinadores nacionales de las escuelas asociadas de la UNESCO intercambian sus experiencias

14/08/2020

Según los últimos datos recopilados en 37 países, la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO está integrando eficazmente el desarrollo sostenible en las políticas gubernamentales y ampliando los programas con miras a abarcar mayor cantidad de establecimientos.

La Educación para el Desarrollo Sostenible ocupa el centro de la acción de la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO (redPEA). Los coordinadores nacionales intercambian sus experiencias en materia de ampliación de sus programas y cómo integrarlos a las políticas.

“Estos ejemplos que sirven de inspiración son útiles para que podamos seguir elaborando estrategias de aplicación de la EDS para 2030”, afirmó Alexander Leicht, jefe del sector de Educación para el Desarrollo Sostenible.

Los coordinadores argentinos compartieron una experiencia positiva de colaboración entre escuelas de la Red y reservas de biosfera locales en el marco de diferentes proyectos, cuyo objetivo fundamental es crear invernaderos y la preservación de la flora. Estas actividades se incrementaron y serán reproducidas en otros centros cercanos a las reservas de biosfera, gracias al apoyo de la Comisión Nacional de la UNESCO y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina.

En Alemania, varias escuelas de la redPEA e institutos de formación de docentes han participado en las actividades y proyectos experimentales de reforzamiento de la EDS y de estrategia institucional integral a escala regional y municipal. Algunos de estos proyectos han sido financiados por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, o por los ministerios de los Estados federales.

Representantes ministeriales de la República de Zimbabwe se congregaron en la escuela primaria de Sihlengeni, ganadora del Premio de EDS 2017 por su programa de permacultura, e incitaron a otras escuelas para que aplicaran proyectos similares.

En Japón, el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencias y Tecnología (MEXT) y la Comisión Nacional para la UNESCO difundieron ampliamente las prácticas idóneas de EDS aplicadas por las escuelas de la Red basándose en las orientaciones dirigidas a los docentes y agentes del sector educativo pertinentes. La EDS fue integrada al plan de estudios de las escuelas maternales, así como a las normas de los planes escolares nacionales de las escuelas primarias, primer ciclo y segundo ciclo de educación secundaria, para que los estudiantes puedan inspirarse de esta.

En Bahrein, los asociados públicos y privados proporcionan su apoyo a varios proyectos puestos en marcha por las escuelas de la redPEA. Se elaboró y presentó un conjunto de herramientas pedagógicas al Departamento de Programas Escolares del Ministerio del Reino para que pueda difundirse ampliamente en las escuelas.

“Es interesante constatar que la recopilación de prácticas idóneas y su transmisión al Ministerio de Educación y a las autoridades locales y municipales han permitido influir en las políticas de muchos países”, declara Julie Saito, jefa del equipo de coordinación nacional de la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO.

Entre los ejemplos que se comunicaron podemos citar la organización de visitas a centros escolares por parte de representantes gubernamentales y la presentación de actividades mediante las redes sociales y tradicionales, o durante manifestaciones nacionales e internacionales. Numerosas escuelas aumentaron sus programas gracias a la colaboración que se llevó a cabo en el marco de la UNESCO y en el seno de otras redes, así como al intercambio de prácticas idóneas con las escuelas que no forman parte de la redPEA.

Los miembros de la redPEA evocaron diversas dificultades, fundamentalmente la necesidad de fondos y de recursos suplementarios para los programas, la rotación frecuente del personal escolar y la necesidad de mantener la motivación en las escuelas. Entre las dificultades que se presentan se evocó también el hecho de gestionar el crecimiento de la redPEA, a la vez que de garantizar que se cumplan normas de calidad elevadas.

Se identificaron diversas posibilidades, entre las que figura el reforzamiento de los vínculos e intercambios en el seno de la Red para, por ejemplo, intercambiar experiencias positivas. El incremento de las actividades de reforzamiento de las capacidades, de la formación de formadores y de intercambio de conocimientos es también un medio potencialmente eficaz para movilizar plenamente a la Red en favor de la EDS.

La UNESCO hace un llamamiento a los coordinadores nacionales de la redPEA de todo el mundo para que intercambien sus experiencias en el ámbito de la EDS. Estas contribuciones serán esenciales para garantizar la ampliación de la EDS durante el próximo decenio y permitir que más educandos adquieran los conocimientos, las competencias y las actitudes necesarias para construir sociedades sostenibles.

La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) permite que los educandos cambien su manera de actuar y de pensar en favor de un futuro sostenible. Las escuelas de todo el mundo reconocen que la EDS es parte integrante de la educación de calidad. En noviembre de 2019, el compromiso de la UNESCO en favor de la EDS quedó reforzado durante la 40ª reunión de la Conferencia General, que adoptó un nuevo marco mundial de aplicación de la EDS titulado “Educación para el desarrollo sostenible: hacia la consecución de los ODS”, o “La EDS para 2030”. Se considera que la Red del Plan de Escuelas Asociadas de la UNESCO (redPEA) es una plataforma clave para seguir aplicando la EDS. La EDS es parte de las prioridades definidas por la estrategia de la redPEA para el periodo 2014-2021.

Mediante su Red del Plan de Escuelas Asociadas (redPEA), la UNESCO ha incitado a los centros escolares a que adopten una estrategia institucional integral del cambio climático”. En el marco de un proyecto experimental llevado a cabo entre 2016 y 2018, 258 escuelas en 25 países han integrado la sostenibilidad en todos los aspectos de su funcionamiento, al combinar el aprendizaje y las actividades en que participan 230.980 alumnos y 13.853 docentes, así como sus comunidades. En 2020, la redPEA invitará al conjunto de los centros que la integran, es decir, a 11.500 escuelas en 180 países, a adoptar una estrategia institucional integral y a elaborar planes de acción escolares para luchar contra el cambio climático a escala local, con el objetivo de poner en marcha las transformaciones positivas sostenibles en cuanto a las actitudes, comportamientos y acciones de los alumnos.