Los docentes en el centro de los debates sociales sobre la educación en Uganda

12 diciembre 2017

Mediante su programa CapED, la UNESCO respalda al gobierno de Uganda para establecer un marco propicio de debate social sobre cuestiones relativas a los docentes y la organización periódica de debates sociales en los planos regional y nacional.

Dos diálogos sociales subregionales tuvieron lugar en Mbale y en Gulu sobre las regiones norte y este de Uganda, entre los días 14 y 16 de noviembre de 2017. Unos 250 docentes, responsables de la gestión a nivel local y ministerial, representantes del sector privado y asociados para el desarrollo, participaron en estos debates. Los eventos, organizados por el Ministerio de Educación y de Deportes (MoES) de Uganda, conjuntamente con la Uganda National Teacher Union (UNATU) y el apoyo del Programa CapED en Uganda, permitió que los docentes examinaran el papel que desempeñan en aras de alcanzar una educación de calidad equitativa e inclusiva, de definir las estrategias con miras a mejorar los resultados y en cuanto a la celebración del Día Mundial de los Docentes de 2017.

Debates sociales y docentes

Uno de los objetivos fundamentales de los debates sociales es empoderar a los docentes y darles la palabra. “Es la primera vez que participo en un debate social. Me ha gustado hacerlo. Podemos expresar nuestros puntos de vista – algo que significa que los docentes forman parte de la estrategia política y de la solución de los problemas a los que hacen frente en sus escuelas”, afirmó una docente de la región del este. Al preguntarle sobre la diferencia entre este diálogo y las reuniones anteriores, respondió: “La actitud, el hecho de conocer mejor lo que un docente debe hacer y las cuestiones relativas a las políticas. Ahora, gracias a los conocimientos que adquirí, puedo sentarme a debatir sobre mis derechos, y profundizar realmente lo que me preocupa”.

Los docentes ocupan, en efecto, el centro de estos debates, dirigen los debates hacia las cuestiones salariales, hacia temas vinculados con la igualdad y sus necesidades profesionales, sobre el reconocimiento de la comunidad y otros aspectos que ayudan a responsabilizar a los docentes. La UNATU y el MoES tomaron nota de sus preocupaciones e ideas acerca de las soluciones estratégicas. Los debates también sirvieron de plataforma para el intercambio de informaciones y conocimientos. El MoES presentó el último proyecto de política nacional en materia de docentes, elaborado gracias al apoyo del Programa CapED. Dicho programa aborda las cuestiones relativas a la incorporación de las TIC en la formación de los docentes, así como del marco de motivación de éstos.

Rendimiento y responsabilidad

Los participantes examinaron las causas de los problemas que afectan el rendimiento escolar. La pobreza era una de las causas principales. Los docentes se mostraron preocupados por los alumnos que llegan a la escuela con el estómago vacío y por el hecho de que muchos docentes no pueden tampoco comer como es debido. “Mis alumnos decían ‘maestro, tengo hambre’. ¿Cómo podría yo culparlos por un mal resultado? A ellos se les dificulta concentrarse. Un niño que está muerto de hambre no puede aprender”, afirmó una docente de enseñanza primaria de la región del norte.

Los otros factores que inciden en la motivación y el rendimiento de los docentes son la contratación, el despliegue y la promoción. Los docentes desean que se apliquen reglas y procedimientos claros y transparentes en lo relativo a las cuestiones de la influencia política y la corrupción. Durante el debate social que se llevó a cabo en Mbale, un docente preguntó: “¿Cómo se le puede enseñar a un alumno la integridad si ésta no es respetada? Observen lo que ocurre en el sector educativo: los docentes que siguen una formación hacen trampas en los exámenes y con los diplomas, los docentes que tienen un puesto hacen trampas con las evaluaciones, los responsables hacen trampas con sus propias promociones, y los alumnos hacen trampas en la escuela”.

La dirección de los establecimientos es otro de los factores importantes. Los participantes alegaron que numerosos directores de escuela de Uganda se mostraban incompetentes en materia de gestión administrativa y de planificación de la educación, mientras que los docentes buenos tendían a incorporarse a las “escuelas modelo”. “La dirección y la gestión son diferentes. Se trata de garantizar y de mejorar la calidad, la responsabilidad y la motivación de una escuela y de los docentes que trabajan en ella”, subrayó el profesor Joseph Oonyu de la Universidad de Makarere.

Los docentes reconocen que las cualificaciones, las competencias y la experiencia son factores determinantes en el rendimiento escolar. Durante el debate, hicieron un llamamiento a crear oportunidades suficientes y justas en aras de un desarrollo profesional continuo. “Debemos aprender las pedagogías y métodos novedosos de la enseñanza. No deseamos que nuestros alumnos nos abandonen”, afirmó una docente de la región del este.

Las mujeres en la enseñanza

Las mujeres docentes constituían aproximadamente la mitad de los participantes en los eventos. Tres de las que participaron en la reunión de Gulu llevaron a sus hijos. “Me siento privilegiada por participar en este diálogo social, aunque no haya sido fácil. Debo buscar una niñera que se ocupe de mi bebé”, explicó una docente que tenía una niña pequeña de cinco meses de edad. “A veces, la gente me dice que ya se encuentra en el hospital mientras yo estoy dando clases. Ése es el mayor problema que afecta mi rendimiento, pero es algo inevitable”.

También debe hacer frente a los problemas salariales, a problemas con el alquiler vinculado a la escasez de viviendas disponibles para el personal, así como a la dificultad de enseñar a su nivel ya que los modelos tradicionales consideran que la educación de las niñas es una pérdida de tiempo y de dinero. A pesar de todo esto, nunca ha tenido dudas sobre su carrera. “Creo que nací para enseñar, y sigo estando orgullosa de hacerlo”.

Otra docente que participaba en el debate social con su bebé de 50 días de nacida, no había recibido su salario desde hacía cinco meses. Su preocupación principal era que una vez que culminara su licencia de maternidad de 60 días laborables, debía volver a enseñar. Por ello, deseaba que la administración prolongara su licencia de maternidad en 90 días laborables.

El camino a seguir

Cada cual tiene un papel que desempeñar para mejorar el rendimiento y la responsabilidad. Los participantes formularon estrategias para aplicarlas a nivel de las escuelas, los distritos y el país. Dichas estrategias comienzan por una acción por parte de la administración que consiste fundamentalmente en: armonizar la remuneración de los docentes y garantizar la puntualidad en los pagos, proporcionar a los docentes oportunidades adecuadas de desarrollo profesional continuo, garantizar la participación de los docentes en la planificación de la enseñanza, mejorar la dirección de los establecimientos y aprobar y aplicar la política nacional relativa a los docentes.

Una vez concluido el debate social que tuvo lugar en Mbale, un docente afirmó: “Creo que las cosas mejorarán, ya que a partir de ahora el debate es más concreto, y hablamos de nuestras preocupaciones sin temor a perder nuestro trabajo”. La UNATU prevé organizar reuniones de seguimiento con los participantes en 2018, lo que implica movilizar más recursos.

La institucionalización del diálogo social es una de las partes principales del Programa CapED en Uganda. El IICBA proporciona un apoyo técnico en la elaboración de los marcos para los debates sociales sobre cuestiones relativas a los docentes, así como para otras actividades del Programa CapED tales como la formulación de la nueva política nacional relativa a los docentes, el marco para el desarrollo profesional continuo y el marco de garantías de calidad en la formación de docentes, entre otras.

Para obtener información adicional:

  • Orientaciones sobre la política nacional en Uganda relativa a los docentes
  • Teacher Support and Motivation Framework for Africa: Emerging Patterns (marco de apoyo y motivación a los docentes por África: nuevas tendencias)
  • Recomendaciones del Día Mundial de los Docentes 2016