La Directora General condena el ataque mortífero contra la cadena de televisión Shamshad TV en Afganistán

08 noviembre 2017

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato de un empleado de la cadena Shamshad Television en un ataque perpetrado el 7 de noviembre contra sus oficinas en Kabul.

“Condeno el asesinato a sangre fría de un guardia de seguridad de Shamshad Television en un ataque en el que muchos otros trabajadores de la cadena resultaron heridos”, dijo la Directora General. “Envío mis sinceras condolencias y mi apoyo a los trabajadores de la cadena, y saludo el valor que mostraron al reanudar sus emisiones muy rápidamente después de haber vivido el trauma de un ataque terrorista de tanta gravedad”.

Hombres armados disfrazados de policías irrumpieron el 7 de noviembre en las oficinas de la cadena en Kabul, matando a un guardia que custodiaba su entrada e hiriendo a otras dos docenas de empleados. Seis de los heridos se encuentran en estado crítico. Shamshad TV es un canal de televisión educativo, de información y de entretenimiento que transmite vía satélite 24 horas al día.

Las condenas de la Directora General por los asesinatos de profesionales de los medios responden a la resolución 29 adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO y titulada “Condena de la violencia contra los periodistas”. Figuran en la página web que la UNESCO dedica a los periodistas asesinados.

****

Contacto de prensa: Sylvie Coudray, s.coudray(at)unesco.org, +33 (0)1 45 68 42 12

La UNESCO es el organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa. El Artículo I de su Constitución declara que la Organización se propone “asegurar el respeto universal a la justicia, a la ley, a los derechos humanos y a las libertades fundamentales que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo”. Para lograrlo, la Organización debe fomentar “el conocimiento y la comprensión mutuos de las naciones prestando su concurso a los órganos de información para las masas” y recomendar “los acuerdos internacionales que estime convenientes para facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen”.