News

Destaca UNESCO México la resiliencia de las ciudades en el combate contra COVID-19

12/05/2020
11 - Sustainable Cities and Communities

Frédéric Vacheron, Representante de la UNESCO en México, participó este martes en los Diálogos Virtuales del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED).

Ciudad de México, 12 de mayo de 2020–. Más de la mitad de la población del mundo ha vivido en ciudades desde el 2007, y se calcula que la población residente en áreas urbanas representará aproximadamente el 70 % para el año 2050, por ello los principales desafíos de resiliencia, como la reducción de la pobreza y la mitigación de los peligros naturales y el cambio climático, se responderán desde las relaciones entre la ciudad y la humanidad, señala Frédéric Vacheron, Representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) .

 

Ante la pandemia por el SARS-CoV-2, la resiliencia implicará no sólo la manera en que las personas, las comunidades y las organizaciones, se enfrentan a las conmociones y tensiones, sino también la forma en que aprovechan las oportunidades de transformación del entorno, dijo Vacheron, durante su participación en los Diálogos Virtuales, el nuevo modelo de capacitación del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) para fortalecer a las administraciones públicas locales de México.

 

Por ejemplo, los gobiernos locales en México cuentan con una gran posibilidad de nutrirse de la experiencia de los países asiáticos y europeos donde la COVID-19 golpeó con anterioridad, por lo que se ratifican las bondades de la cooperación internacional y el multilateralismo.

 

Como parte de su presentación “UNESCO y la Ciudad: acciones de resiliencia”, Frédéric Vacheron compartió algunas de las iniciativas que se emprenden en las redes mundiales de Ciudades del Aprendizaje, Ciudades Creativas, Ciudades Patrimonio Mundial y las Ciudades Inclusivas y Sostenibles de la UNESCO, para responder a las transformaciones que se presentan en la educación y el desarrollo de la ciencia, la creatividad y la cultura, la inclusión y la comunicación, reiterando el acompañamiento y la asistencia de la Oficina en México a los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades, como las que se coordinan a través de la iniciativa UNESCO México Reúne con diferentes instituciones y organizaciones.

 

En el ámbito educativo se deben reconfigurar los sistemas de aprendizaje a lo largo de toda la vida y mantener el pleno acceso a la educación, aun a distancia, para los estudiantes, en especial aquellos en las regiones y los hogares más desfavorecidos, por lo que Vacheron destacó la prioridad de invertir en las iniciativas de aprendizaje durante este periodo de crisis.

 

Los mismo ocurre en la cultura, que es un elemento crucial: "…es a través de la cultura que forjaremos nuestra resiliencia colectiva y es la cultura la que nos unirá", por lo que destacó el Movimiento Global ResiliArt de la UNESCO para dar visibilidad a esta situación difícil para los artistas, ante lo cual diferentes ciudades mexicanas han respondieron con programas emergentes de apoyo para los sectores artístico, cultural y creativo.

 

Por otra parte, Vacheron mencionó que el gran desafío que prevalece, dentro y fuera de las áreas urbanas, es la salud y la dignidad humana: combatir los discursos discriminatorios, de odio y la estigmatización, para lo cual es urgente actuar de manera colectiva en favor de los grupos sociales más vulnerables, como las personas mayores, los pueblos indígenas, las mujeres, personas desplazadas, en situación de pobreza, de reclusión, de la comunidad LGBTI y migrantes, por mencionar algunos, para así impulsar medidas pertinentes e inclusivas.

 

El mundo transita por una etapa que se suma a las complejidades que ya tiene cada país, pero la solidaridad y el espíritu de unidad son claves para elaborar planes, desarrollar estrategias y continuar en la defensa de los derechos humanos, especialmente en estos momentos de crisis. En todo el mundo, las ciudades están a la vanguardia en el combate contra el COVID-19, tanto en la gestión sanitaria como en los ámbitos económico, educativos, sociales, etc. Asimismo es importante reflexionar sobre los diferentes desafíos que se presentarán en las urbes en el contexto post-COVID, concluyó Frédéric Vacheron.

 

De acuerdo a la terminología de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), la resiliencia es la capacidad de un sistema, una comunidad o una sociedad expuestos a los riesgos de resistir, absorber, acomodarse y recuperarse de los efectos de un peligro de manera oportuna y eficiente, incluso mediante la preservación y restauración de sus estructuras y funciones básicas esenciales. Como parte de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Objetivo 11 busca la consolidación de ciudades inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

 

Consulta el diálogo virtual “UNESCO y la Ciudad: acciones de resiliencia”.