Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

¿Cómo puedo contribuir en promover el derecho a la educación?

11 octubre 2018

El derecho a la educación es una noción cuya adquisición muchas personas dan por sentado. No obstante, en todo el mundo millones de personas carecen todavía de este derecho fundamental. Algunas acciones simples de la vida cotidiana o del mundo laboral pueden tener gran influencia en el individuo, en las comunidades locales y más allá de estos.

  • ¿Es usted un ciudadano comprometido?

Los ciudadanos tienen la posibilidad de informarse o de velar por la manera en que sus países aplican las convenciones y acuerdos internacionales que han suscrito. La UNESCO dispone de un Observatorio internacional que proporciona los datos necesarios sobre el derecho a la educación en 195 Estados Miembros. Usted puede verificar qué hace su país para promover el derecho a la educación. También puede ayudar a la UNESCO a difundir el mensaje de que la educación es un derecho humano reconocido para todos.

  • ¿Es activo en las redes sociales?

La mayoría de los ciudadanos del planeta saben lo importante que es la educación, pero también son muchos los que ignoran que la educación es un derecho humano protegido por la ley, un derecho que los Estados tienen la obligación de garantizar para todos. El hecho de que el derecho a la educación esté contemplado en la legislación le confiere un contenido concreto y jurídico. Uno de los objetivos de la campaña de la UNESCO sobre el derecho a la educación es velar por que todas las personas, en cualquier lugar en que se encuentren, tengan conciencia de esto. Ayúdenos a difundir este mensaje capital a través de sus redes. 

  • ¿Es usted periodista?

Los periodistas pueden desempeñar un papel fundamental en favor del derecho a la educación a lo largo de todo el mundo. Pueden explicar, poner de relieve la importancia del acceso a la educación en sus comunidades e informar de que se trata de un derecho legal que reconoce a todos. Pueden dar la palabra a los grupos marginados y excluidos que quizás no tienen la posibilidad de ejercer el derecho de aprender. Pueden contribuir al análisis de los problemas fundamentales y sensibles que obstaculizan el acceso a la educación en sus propias comunidades y denunciar las violaciones relativas al derecho a la educación.

  • ¿Es usted padre o madre?

En todo el mundo, los padres tienen la obligación de garantizar que sus hijos – niñas y niños por igual – tengan acceso a una educación de calidad. Las decisiones que los padres toman en nombre de sus hijos tienen una gran influencia en la vida futura de estos. Más allá de los hijos, la influencia de los padres puede servir de ejemplo a otros miembros de la familia y de las comunidades para involucrarse en el cumplimiento del derecho a la educación.

  •  ¿Es usted estudiante?

Puede contribuir de manera esencial en garantizar el derecho de las personas a la educación al ayudar a sus compañeros para que mantengan su motivación e interés por la escuela. Numerosos niños abandonan sus estudios por diferentes razones, una decisión que muy a menudo no depende de su voluntad. Los compañeros de estudio pueden influir, ayudar y alentar a sus camaradas para que permanezcan en la escuela y alertar a las autoridades competentes si constatan alguna forma de violación o de privación del derecho de estos a la educación.

  • ¿Es usted docente?

Los docentes representan una de las fuerzas motrices más influyentes y poderosas para garantizar la igualdad, el acceso y la calidad en la educación. Pueden desempeñar un papel clave en los cambios de mentalidad de sus comunidades y ofrecer a las niñas y a los niños los medios para aprender, soñar y triunfar. Pueden enfrentarse a muchas dificultades que obstaculizan el acceso de los niños a la educación y alertar a las autoridades competentes en caso de violación o privación del derecho de estos a la educación.

  • ¿Representa usted alguna asociación u ONG?

En muchas regiones del mundo, el acceso físico a los centros educativos puede representar un desafío importante y, en muchas ocasiones, constituir una de las razones que impiden que los niños ejerzan su derecho a la educación. Las estructuras deficientes, la falta de acceso a los servicios básicos y las grandes distancias entre los hogares y las escuelas pueden ser factores que impiden que los educandos accedan a la educación. Los gastos de inscripción, el costo de los uniformes, de las comidas escolares y del transporte son algunos de los elementos que pueden obstaculizar el aprendizaje de los niños. Es imprescindible hacer frente a estos problemas cruciales. Se debe apoyar a las asociaciones y las ONG que trabajan tanto a nivel local como internacional para afrontar estos retos.

  • ¿Es usted abogado?

La responsabilidad tiene una importancia capital en el ámbito de la educación. Los abogados y magistrados pueden marcar la diferencia informando a los ciudadanos sobre su derecho legal a la educación. Pueden tomar las medidas jurídicas necesarias en caso de violación de este derecho fundamental y denunciar a las autoridades pertinentes todo caso en el que no se ha aplicado debidamente la ley.

  • ¿Es usted parlamentario?

Los parlamentarios y legisladores son los guardianes del derecho a la educación y deben garantizar que este derecho fundamental no le sea negado a nadie de su jurisdicción o de su Estado. Pueden contribuir a reforzar las leyes sobre la educación y velar por que las convenciones y los acuerdos internacionales queden contemplados en la legislación nacional y se apliquen. Los parlamentarios tienen la capacidad de influir las principales decisiones y las acciones gubernamentales en materia de educación.

  • ¿Es usted un responsable político?

Los responsables políticos deben velar por que los principios de los derechos humanos se apliquen en todos los aspectos del ámbito educativo. Deben orientar las instituciones y allanar el camino de la buena gobernanza, de los sistemas educativos transparentes y de responsables capaces de responder a las necesidades de todos los educandos. Los responsables políticos deben garantizar que la educación y los compromisos contraídos a nivel internacional queden debidamente reflejados en sus programas legislativos y políticos en el plano nacional.

Únase a la campaña #DerechoalaEducación llevada a cabo por la UNESCO y contribuya a difundir el mensaje sobre este derecho humano fundamental que tiene el poder y el potencial para transformar vidas en todo el mundo.