Idea

Cómo el jabón mata a la COVID-19 en las manos

06/04/2020

Cómo lavarse las manos con jabón durante 20 segundos salvará vidas. Explicación química:
 

El agua sola puede enjuagar la suciedad, pero los virus y las bacterias son tan pequeños que a menudo necesitan una intervención química y mecánica para sacar sus pegajosas nanopartículas de las grietas que forman nuestras singulares huellas dactilares. Por eso el jabón es tan importante. Está hecho para eso. Lávate a fondo las manos con jabón, durante al menos 20 segundos, y las moléculas en forma de alfiler penetrarán en los tipos de bacterias y virus, incluyendo la COVID-19, que se protegen con una membrana lipídica aceitosa. Como un clavo que revienta un neumático, el extremo de la molécula de jabón que repele el agua, una cola hidrofóbica que puede unirse con el aceite y las grasas, apuñala a la COVID-19 convirtiéndola en un bolsa rota y desinflada de células de ARN.

Y aunque el alcohol también puede romper una membrana aceitosa, el lavado con jabón tiene el beneficio añadido de eliminar físicamente los virus y bacterias de la piel aún más difíciles de eliminar. Esto se debe a la doble naturaleza de las moléculas de jabón. Mientras las cabezas hidrófilas se extienden para unirse al agua, las colas se giran hacia dentro para protegerse del agua. Al hacer este movimiento, recogen todo lo que atrapan en pequeñas jaulas de burbujas de jabón llamadas micelas. Frotar con fuerza todas las partes de las manos y muñecas, enjabonando bien, es la clave para atrapar estas partículas invasoras para siempre - y eliminarlas por el desagüe. Y si el agua está fría o caliente no importa, siempre y cuando uno se enjabone bien previamente.
 


Gráfico: Cómo funciona el jabón e interactúa con la suciedad

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda frotarse las muñecas, las palmas y el dorso de las manos, los espacios entre los dedos en un movimiento entrelazado, haciendo círculos con los puños alrededor de cada pulgar y frotando las puntas de los dedos en las palmas.

El problema con los jabones y geles antibacterianos, con respecto a la COVID-19, es que no son más útiles que el jabón normal y son inútiles como geles si al menos no incluyen un 60% de alcohol, porque los productos antibacterianos no afectan en absoluto a los virus. Además, cualquier bacteria que sobreviva a este tratamiento, puede evolucionar para ser resistente a los productos antibacterianos en el futuro. ¿Por qué arriesgarse a fortalecer las bacterias cuando todo lo que se necesita es un poco de agua y jabón?

La UNESCO es la única organización de las Naciones Unidas que trabaja en la educación e investigación en ciencia e ingeniería. La química, como parte de las ciencias básicas, nos enseña la importancia del saneamiento y del lavado de manos para combatir la COVID-19. No se puede subestimar la importancia de la enseñanza de la ciencia y la tecnología para el mundo: ¡nuestras soluciones futuras dependen de ello!

 

Contacto:

  • Christy Reed, Consultora de Comunicación del sector de Ciencias Naturales de la UNESCO

Imágenes:

  • Gráfico de la molécula de jabón, de Michael Gerhardt
  • Ilustración de la COVID-19 cedida por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC)