Cómo le ha ido al Programa GENIE de Marruecos desde que obtuvo el Premio UNESCO de 2017 para el uso de las TIC en educación

17 septiembre 2018

El Programa GENIE recibió en 2017 el Premio UNESCO Rey Hamad Bin Isa Al Khalifa por el uso innovador que había hecho de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación.

Inaugurado en 2005, el programa GENIE es una iniciativa a gran escala dotada de una política nacional a largo plazo, elaborada y aplicada por el Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional, Educación Superior e Investigación Científica de Marruecos. Su propósito consiste en incorporar las TIC para mejorar el acceso a una educación de calidad en las escuelas primarias y secundarias. La iniciativa integra a los principales pilares necesarios para lograr un uso eficaz de las TIC en las políticas educativas, tales como la infraestructura, la capacitación de docentes, el desarrollo de recursos digitales y la transformación de las prácticas de enseñanza y aprendizaje.

El Director del Programa GENIE, Ilham Laaziz, explica a la UNESCO cómo le ha ido a la iniciativa desde que recibió el galardón y cuáles son sus planes para el futuro.

¿Qué repercusión ha tenido la obtención del premio sobre el programa, en los seis meses transcurridos desde entonces?

El reconocimiento otorgado por la UNESCO a la calidad de la estrategia y los logros del Programa GENIE, mediante la concesión del Premio Rey Hamad Bin Isa Al Khalifa, ha tenido una repercusión positiva sobre los docentes. La demanda de que se produjeran recursos digitales tuvo una respuesta positiva, ya que logramos un aumento de participación en 2018 y nuestros socios, los productores de equipamiento que siguen apoyando el programa, han recibido garantías sobre su calidad y su repercusión sobre la cultura informática. Por ejemplo, uno de nuestros asociados, que había donado 1.100 tabletas electrónicas a un centenar de escuelas rurales, renovó su participación y aportó otras 1.500 tabletas a más de 100 nuevas escuelas.

El programa ha venido aplicándose desde 2005; ¿cuáles son sus resultados desde esa fecha?

El Programa GENIE fue aprobado en 2006 por la CGSUT y financiado por el Fondo del Servicio Universal de Telecomunicaciones (FSUT). La iniciativa se centra en diversos aspectos, el primero es la capacitación: la formación de docentes es fundamental para el buen resultado del programa. El 87 por ciento del personal docente y de gestión de la educación (unas 260.000 personas) ha recibido capacitación, se han elaborado cuatro módulos según el marco de competencias CBTB de la UNESCO, se ha preparado a 900 formadores; se han establecido 148 centros de capacitación en todo el país y unas 120.000 personas han recibido adiestramiento en el uso de herramientas informáticas.

El otro aspecto prioritario son los recursos digitales. Entre 2010 y 2013 adquirimos determinado número de recursos digitales y dotamos con ellos a escuelas que ya estaban equipadas. El Laboratorio Nacional de Recursos Digitales (LNRN por sus siglas en francés) repartió recursos digitales a las escuelas, creó varios portales específicos y elaboró más de 300 recursos educativos abiertos (REA) mediante una licitación organizada durante los exámenes anuales del personal docente.

El tercer aspecto del programa es la elaboración de usos pedagógicos. Este aspecto se introdujo de nuevo tras la revisión de la estrategia del programa realizada en 2009, para velar por que los usuarios reciban orientación mediante la información, la asistencia, el monitoreo y la preparación de informes. Se designó un equipo de alto nivel para coordinar las actividades en lo tocante a la normalización, la orientación y el seguimiento de la estrategia en los ámbitos regional, provincial y local. También se han celebrado regularmente foros regionales y más de 2011 talleres para el personal docente. Asimismo, para acompañar los cambios que la educación afronta cuando se produce la integración de las TIC, fue necesario crear un marco pedagógico nacional, que abarcó tanto los aspectos generales como los específicos de cada materia, a fin de guiar las prácticas docentes, mediante el intercambio de estrategias e hipótesis para mejorar la calidad pedagógica.

¿Qué dificultades afrontan ustedes en la aplicación del programa?

La resistencia natural al cambio fue uno de los retos principales, pero la aplicación de la estrategia para elaborar los usos educativos para los docentes nos ayudó a tratar el asunto. El mantenimiento del equipo es otra dificultad.

¿Qué importancia tiene la adquisición de nociones de informática para el desarrollo de competencias en la materia?

El personal docente recibe capacitación básica en informática mediante sesiones de adiestramiento o a través de plataformas de Internet.

Los niños también adquieren nociones de informática mediante clases en las que las TIC son una asignatura más o a través la incorporación de las TIC en las demás materias escolares.

¿Qué planes hay para el futuro del programa?

En Marruecos, los planes de estudio cambiaron a partir de 2003. Además del inicio del Programa GENIE en 2005, se aplicó una nueva estrategia para la elaboración de contenidos, según las recomendaciones sobre el uso de las TIC en la práctica docente. Los nuevos planes de estudio que se preparan ahora incorporarán las recomendaciones relativas al uso de las TIC siempre que sea posible (tanto los equipos como la conexión a Internet). No olvidemos que en Marruecos hay 11.000 escuelas, el 40 por ciento de ellas en zonas rurales, que cuentan con una tasa de equipamiento del 87 por ciento. Pero los centros satélites vinculados a las 7.000 escuelas primarias solamente tienen acceso a las infraestructuras si los niños asisten a la escuela principal o si el equipo se desplaza hacia las periféricas. Esta situación nos ha llevado a escoger una estrategia de incentivos, mediante la amplia difusión de esos recursos.

Además, el programa ha introducido la elaboración de lenguajes informáticos o codificación (‘coding’) mediante un programa abierto denominado “Scratch”, que desde 2015 ha iniciado en la materia a 600.000 personas, a partir de la celebración del evento Africa Code Week. Nuestro objetivo era integrar el aprendizaje de la codificación en los planes de estudio de primaria, a lo largo del curso escolar, a fin de desarrollar sus conocimientos en materia de TIC. Durante el primer curso, a partir de 2016, unos 1.200 niños recibieron capacitación para usar la nueva tecnología en escuelas secundarias piloto. Esta fase se ampliará progresivamente a todas las regiones.

Los planes de estudio para los nuevos diplomas en ciencias de la educación destinados a futuros docentes incluirán también módulos de capacitación en TIC.

¿Cómo ve usted la función de las tecnologías en la educación?

Las herramientas digitales son un apoyo didáctico que facilita a los docentes la tarea de superar situaciones complejas. Por ejemplo, en biología, un vídeo breve sobre los sistemas reproductivos de las plantas permite que los alumnos comprendan las diferentes fases, desde la semilla hasta la aparición de las raíces. Podría citar numerosos ejemplos que mostrasen la utilidad de las imágenes en tres dimensiones para la enseñanza de las matemáticas, la geografía, etc.

Las lecciones de ciencias sociales también se pueden reforzar con las TIC; el aprendizaje de idiomas o la ejecución de tareas repetitivas, por ejemplo, pueden facilitarse mediante las aplicaciones informáticas. Me sorprendió descubrir que un profesor de filosofía había elaborado una página digital con nombres de filósofos y con enlaces que permitían acceder directamente a las obras de esos pensadores.