Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Cómo la educación puede reforzar el estado de derecho

18 febrero 2019

education-strenghten-rule-of-law.jpg

rclassenlayouts/Getty Images

La confianza de la ciudadanía en las instituciones está en declive, y las instituciones necesitan aumentar el papel que tradicionalmente desempeñan y forjar un nuevo modelo de compromiso centrado en las personas, según el Barómetro de Confianza de Edelman.

La reciente publicación conjunta de la UNESCO y la UNODC Strengthening the Rule of Law through Education: A Guide for Policymakers [Reforzar el estado de derecho mediante la educación: Guía de orientaciones dirigida a los encargados de formular políticas] (solo en inglés), examina el papel que pueden desempeñar las instituciones educativas en la promoción del estado de derecho y el desarrollo de nuevas formas de compromiso basadas en la ciudadanía mundial, los derechos humanos y la inclusión, elementos fundamentales para lograr la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 en educación que constituye el eje de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

¿Por qué es importante promover el estado de derecho mediante la Educación para la Ciudadanía Mundial (ECM)?

Las instituciones educativas tienen un papel crucial a desempeñar al forjar este nuevo modelo de compromiso con los jóvenes e inculcar el sentimiento de responsabilidad compartida con miras a un futuro común. Es por eso que el aprendizaje del estado de derecho es uno de los pilares de la educación para la ciudadanía mundial.

El estado de derecho es fundamental para la creación de instituciones sólidas y el establecimiento de relaciones de confianza mutua en el seno de las instituciones, así como para garantizar que estas sean responsables, transparentes y accesibles para todos. La promoción del estado de derecho requiere de sistemas de gobernanza y justicia que protejan los derechos humanos, así como de ciudadanos capaces de participar e implicarse socialmente de manera constructiva.

Los sistemas educativos que apoyan y promueven el respeto del estado de derecho, en cumplimiento de los derechos humanos y las libertades fundamentales a nivel internacional, fomentan la confianza mutua entre los educandos, y entre estos y las instituciones públicas. Por otra parte, quienes adoptan los principios del estado de derecho pueden ayudar a desarrollar las habilidades de los educandos para comprender desde una perspectiva crítica elementos clave, tales como la rendición de cuentas, la igualdad y la justicia. Por ejemplo, las escuelas pueden crear modelos en favor de una cultura de la transparencia mediante políticas de intercambio de datos escolares con los usuarios del sistema (datos abiertos).

Asimismo, promover el estado de derecho mediante la educación permite que los educandos adquieran los conocimientos, las capacidades, las actitudes y los valores necesarios para contribuir de manera constructiva a la sociedad. Esto facilita e incide de manera positiva en la relación entre las instituciones públicas y sus políticas, de modo que estimula el compromiso cívico en favor de la paz y de la no violencia.

¿Cómo la guía elaborada por la UNESCO y la UNOCD ayuda a los educadores y encargados de formular las políticas?

Strengthening the Rule of Law through Education: A Guide for Policymakers está destinada a los encargados de formular las políticas y a otros profesionales que trabajan en el sector de la educación formal, dentro o fuera de los Ministerios de Educación, y que velan por promover el estado de derecho y la cultura de la legalidad.

La guía puede interesar también a los profesionales que trabajan en el ámbito de la educación no formal u otros sectores – judicial, social o sanitario – en materia de prevención de los delitos y la violencia, llamados a cooperar más estrechamente con el sector educativo para llevar a cabo su labor.

La guía proporciona en particular:

  • Una explicación de conceptos clave, tales como el estado de derecho y la cultura de la legalidad, así como un esbozo del papel que desempeña la educación en el ámbito del apoyo y la promoción del estado de derecho;
  • Orientaciones en materia de cómo el sector educativo debe ser capar de reforzar y promover el estado de derecho, por ejemplo, haciéndose eco de las verdaderas necesidades de los niños y jóvenes, y garantizando que los espacios de aprendizaje “pongan en práctica lo que predican”;
  • Un esquema de los sistemas de apoyo vitales que son necesarios para reforzar el estado de derecho a nivel de la escuela y las aulas, así como fuera del ámbito de la educación formal, que incluye los planes de estudio de apoyo, la pedagogía en las aulas, la formación de docentes y las alianzas entre la escuela, las familias y la comunidad.

Al abordar las necesidades de un grupo heterogéneo de encargados de formular políticas y profesionales del sector educativo, la guía reúne la teoría y la práctica, y recurre a ejemplos provenientes de todas las partes del mundo.

Una alianza sin precedentes que le añade valor

Mediante la combinación de sus recursos y experiencias, la UNESCO y la UNODC tratan de forjar las capacidades de educadores, docentes y responsables del sector con miras a elaborar y a emprender actividades en el sector educativo que empoderen a los educandos para que tomen decisiones y lleven a cabo acciones constructivas y responsables desde el punto de vista ético en sus vidas cotidianas con miras a respaldar la justicia y los derechos humanos, así como a fortalecer las instituciones encargadas de su protección.

La guía de orientaciones será presentada en el marco del WISE@Paris Forum en “El futuro de la educación: Promover las sociedades que aprenden”. El WISE@Paris Forum congrega a educadores, responsables de políticas y expertos influyentes de todos los ámbitos que construyen el futuro de la educación mediante el empoderamiento y las alianzas.

En el marco del foro WISE@Paris, la UNESCO, la UNODC y la WISE han aunado esfuerzos para organizar una sesión de debates sobre Educación para la Ciudadanía Mundial para la instauración de sociedades pacíficas e inclusivas, que tendrá lugar el 20 de febrero de 2019 (entre las 16h 00 y las 17h 30) en la Sede de la UNESCO.

El evento reunirá una amplia diversidad de perspectivas con miras a examinar cómo la educación puede fomentar una ciudadanía éticamente responsable que contribuya activamente a la construcción de sociedades pacíficas e inclusivas.

El evento contará con la participación de S. E. la Sra. Erlinda Hándal Vega, viceministra de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de El Salvador; el profesor Fethi Mansouri, director y fundador del Instituto Alfred Deakin para la Ciudadanía y la Globalización, en el seno de la Universidad Deakin, en Australia y de la Cátedra de la UNESCO de Diversidad Cultural y Justicia Social, así como la Sra. Onyinye Ough, Directora ejecutiva del Step Up for Social Development & Empowerment, de Nigeria.

El evento ha sido organizado en el marco de la alianza UNESCO/UNODC, con el objetivo de contribuir al avance de la consecución de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, en particular de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 4 y 16 que constituyen un llamamiento a mejorar la calidad de la educación y a construir la paz y la justicia, así como al reforzamiento de las instituciones.