La Comisión Internacional de la UNESCO comienza el proceso de reflexión sobre los futuros de la educación - Únase al debate mundial

31/01/2020
,

El conocimiento y el aprendizaje son los mayores recursos renovables de la humanidad. Pero, ¿acaso nuestra manera de generar conocimientos y de difundir el aprendizaje está a la altura de los desafíos actuales? ¿En qué medida estos métodos nos preparan para hacer frente a los desafíos del mañana, así como para sacar provecho de las oportunidades futuras?

La Comisión Internacional para los Futuros de la Educación de la UNESCO llevó a cabo su primera reunión entre los días 28 y 29 de enero, en París, para hacer un balance de la situación actual de la educación en el mundo y de las predicciones para el 2050 y más allá de esta fecha. La Comisión también se dio la compleja tarea de imaginar los futuros posibles y de comenzar a examinar qué puede ser reconsiderado y reinventado en el ámbito de la educación.

La Comisión, dirigida por Sahle-Work Zewde, Presidenta de Etiopía e integrada por 18 personalidades de los ámbitos de la educación, las ciencias, los negocios, la política, la investigación académica y las artes, insistió también en la necesidad crucial de que las personas de todo el mundo participen en este diálogo.  

“La UNESCO es única en todo el mundo por su capacidad de congregar a las personas a lo largo y ancho del planeta para, juntos, dar solución a los problemas”, expresó la Presidenta en sus palabras inaugurales.

Los futuros de la educación es el último de un conjunto de informes mundiales encargados por la UNESCO cada quince años para abordar los desafíos y las oportunidades que el futuro tiene reservado, así como para incitar al cambio.

¿Cómo abordar el futuro?

Uno de los aspectos fundamentales que se abordaron en la reunión que tuvo lugar en enero fue cómo abordar el futuro. “El futuro es posible si nos mantenemos funcionando con el piloto automático, pero otro tipo de futuro es posible si ponemos todo nuestro esfuerzo”, expresó Fernando Reimers, profesor de la Universidad de Harvard.

Durante la reunión, Badr Jafar, un líder empresarial proveniente de los Emiratos Árabes Unidos, afirmó que “es evidente que la tecnología no es la fuerza motriz del cambio, sino que lo propicia”, y añadió que “solo el tiempo dirá si hemos sido capaces de sacar provecho del potencial de la tecnología con miras a mejorar la situación en el mundo, de la humanidad, así como de nuestro hábitat o, simplemente, si solo sirvió para agravar los defectos de los seres humanos.”    

La Comisión Internacional recalcó la necesidad de tener conciencia de las cuestiones relativas al futuro a la vez que reconoció su naturaleza impredecible. Justin Yifu Lin, de la Universidad de Pekín, señaló que “el futuro está colmado de incertidumbre. Puede ser bueno o malo. La educación es una manera de adquirir las capacidades necesarias para hacer frente a los desafíos, así como de sacar provecho de las oportunidades de mejoramiento.”

Reflexionar acerca del futuro no significa que olvidemos el presente, y la Comisión dedicó un tiempo considerable a examinar las crisis políticas, económicas, sociales o educativas a las que debemos hacer frente hoy en día. Serigne Mbaye Thiam, ministra del gobierno de Senegal, anunció el desafío principal al preguntar: “¿Cómo conciliar la necesidad de responder a las necesidades urgentes a la vez que llevar a cabo una reflexión a más largo plazo sobre el futuro? 

Contribuir a moldear el futuro

La Comisión trabajará para movilizar a las personas y a las ideas en todo el mundo antes de su próxima reunión en septiembre de 2020.

“Escucharemos las opiniones de todo el mundo, con miras a definir nuevamente cómo debe ser la educación del siglo XXI”, expresó Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO.

Ayude a configurar el futuro uniéndose al diálogo. Comparta sus puntos de vista acerca de cuáles deben ser los propósitos de la educación respondiendo a esta encuesta de dos minutos. Usted puede expresar sus ideas por escrito sobre las cuestiones clave que debemos mantener en mente con miras a configurar el futuro del aprendizaje. También tiene la posibilidad de presentar sus dibujos, fotografías o pinturas en lo referente a cómo deben ser la educación, el aprendizaje y los conocimientos en 2050.

Más información sobre la iniciativa Los futuros de la educación de la UNESCO y cómo unirse al diálogo en los medios sociales por conducto del hashtag #FuturesOfEducation.