News

Celebremos los 50 años de lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales

01/01/2020

En 2020, la Convención sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales, de 1970, celebra su 50º aniversario.

Aprobada por la Conferencia General de la UNESCO el 14 de noviembre de 1970, esta Convención proporciona un marco internacional para la prevención del robo y el saqueo y la restitución y el retorno de los bienes culturales robados, en paralelo con otros avances en la lucha contra el tráfico ilícito.

Campaña de comunicación internacional de UNESCO

Conozca el verdadero precio del arte

Durante 50 años, la UNESCO ha venido elaborando el marco jurídico de referencia para la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales: la Convención de 1970, que ofrece un ámbito común a los Estados Partes sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales.

Con motivo del 50º aniversario de la Convención de 1970, la UNESCO lanza una campaña de comunicación internacional, El verdadero precio del arte, con la agencia de comunicación DDB París. Presente en prensa y en redes sociales, esta campaña pretende concienciar al público en general y a los amantes del arte sobre las desastrosas consecuencias de este tráfico. Los cinco visuales de la campaña presentan cada uno un objeto cuya verdadera historia es la de una antigüedad robada en Oriente Medio, África, Europa, Asia y América Latina. Al poner en escena estos objetos robados, la campaña revela sin filtros la oscura realidad del tráfico ilícito de bienes culturales: financiación del terrorismo, excavaciones ilegales, robos de un museo destruido por la guerra, liquidación de la memoria de un pueblo...

A fin de seguir sensibilizando al mayor número de personas y de combatir este flagelo cada vez más eficazmente, se están organizando también varios actos importantes para celebrar este aniversario: la octava sesión del Comité Subsidiario de la Reunión de los Estados Partes en la Convención de 1970 (27 y 28 de octubre), el primer Día Internacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales (14 de noviembre) y la Conferencia Internacional de Berlín (16 a 18 de noviembre). Esta conferencia, organizada en colaboración con el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, la Comisión Europea y el Consejo de Europa, tiene por objeto analizar las prioridades por región, estudiar las cuestiones en juego y compartir soluciones, tal como se propugna en el principio de cooperación internacional de la Convención de 1970. El comunicado de prensa sobre esta campaña internacional está disponible y un número especial del Correo de la UNESCO también está dedicado a este tema y está disponible en línea.

¿Cuánto por el alma de una nación?

Los Jueces Justos

Jan and Hubert Van Eyck, 1432

Este es el panel inferior izquierdo del Políptico de Gante, un tesoro nacional y una de las principales pinturas del Renacimiento. Esta parte fundamental de la obra, que incluiría retratos de Jan y Hubert Van Eyck, fue robada en 1934 y nunca más fue encontrada.

Vea la imagen completa

¿Cómo borrar una cultura por completo? Pieza por pieza

Máscara Téhé Gla

Côte d'Ivoire, inicio del siglo XX

Este objeto de arte africano fue sustraído en Abiyán durante los combates tras la crisis de 2010. Al ser uno de los pocos testimonios del pueblo Wé de la Côte d'Ivoire, su pérdida es irremplazable.

Vea la imagen completa

Apoyar un conflicto armado nunca ha sido tan decorativo

Mujer con Polos

2650-2350 a.C.

Una antigüedad invaluable fsimilar a esta fue robada de Siria en 2014, en el momento mas algido de los combates, entes de entrar como contrabando en el mercado europeo. El comercio ilicito de antigüedades es una de las principales fuentes de financiación de los grupos armados.

Vea la imagen completa

El arte no conoce fronteras. El crimen organizado tampoco

Jarra de cerámica Inca

Perú, 1470-1532 

Esta pieza de arte precolombino fue saqueada durante una excavación ilegal por huaqueros. Transitó por manos de varios intermediarios y cruzó Ecuador, antes de pasar a manos de traficantes y aparecer en el mercado de arte internacional.

Vea la imagen completa

Anunciante: UNESCO

Responsables del anunciante: Ernesto OTTONE, Lazare ELOUNDOU, Daoud BOULEDROUA, Fabiana DUARTE DE PAULA 

Agencia: DDB París

Director de la creación: Alexander KALCHEV

Director artístico: Mickaël JACQUEMIN

Conceptor-redactor: Benoît OULHEN

Responsables de la agencia: Vincent LÉORAT, Mathieu BLIGUET, Olivier GUILLEROT, Maïté PESCHE 

Planificador estratégico: Cédric LEDOUX

Producción: DDB París

Fotógrafos:  Idah LINDHAG, Matthew WILLIAMS, Ambroise TEZENAS

Compradora de arte: Pia SCHNEIDER

Productora print: Valérie MERCERON 

Directora de relaciones con la prensa: Anne-Marie GIBERT

Fortalecimiento de las herramientas jurídicas

La Convención entró en vigor el 24 de abril de 1972 con las ratificaciones de Bulgaria, Ecuador y Nigeria. Se considera el primer instrumento jurídico internacional para la protección de los bienes culturales en tiempos de paz.

En 1978 se dio un nuevo paso con el establecimiento del Comité Intergubernamental para Fomentar el Retorno de los Bienes Culturales a sus Países de Origen o su Restitución en Caso de Apropiación Ilícita (PRBC), que se ocupa específicamente del retorno o la restitución de los bienes culturales perdidos o saqueados, especialmente en los casos ocurridos antes de la entrada en vigor de la Convención de 1970. Durante los primeros años de su existencia y ante el creciente flagelo del tráfico ilícito, la importancia de la Convención fue en aumento. Además, los requisitos de la Convención en materia de cooperación internacional y medidas preventivas atrajeron el interés de los Estados Partes, que en 1980 eran 43.

En 1995 se produjo otro gran avance, cuando el Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT) aprobó la Convención sobre los Bienes Culturales Robados o Exportados Ilícitamente. Este nuevo instrumento, solicitado por la UNESCO, estipula que todos los bienes culturales robados deben ser devueltos. Al mismo tiempo, la Convención de 1970 continuó su andadura inclusiva y progresiva. En el año 2000, cuando se cumplió el 30º aniversario, la Convención de 1970 contaba con 90 Estados Partes. Este impulso condujo a los Estados Partes a concienciar para aumentar el número de países que se adhieren a ella y a facilitar y promover su aplicación. En 2012 se alcanza un nuevo hito, con el establecimiento del Comité Subsidiario de la Reunión de los Estados Partes en la Convención. Compuesto por 18 Estados Partes elegidos por un período de cuatro años que se reúnen anualmente, el Comité Subsidiario promueve los objetivos de la Convención, comparte buenas prácticas y formula recomendaciones para combatir el tráfico ilícito de bienes culturales. La UNESCO también se une a otros socios internacionales, como el Consejo Internacional de Museos (ICOM), la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para reforzar la aplicación de la Convención.

En 2015, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adopta la Resolución 2199, que prohíbe el comercio de bienes culturales procedentes de Iraq y Siria. Esta resolución forma parte de los esfuerzos por poner fin a la financiación del extremismo violento mediante el tráfico ilícito del patrimonio cultural en tiempos de conflicto. Le sigue en 2017 la Resolución 2347, primera resolución de las Naciones Unidas dedicada exclusivamente a la protección del patrimonio cultural en situaciones de conflicto armado. Esto refleja el papel central de la UNESCO en la protección del patrimonio cultural y la promoción de la cultura. Esta función mediadora fomenta el diálogo y el desarrollo sostenible y contribuye así al Programa de Desarrollo para 2030.

Capacitación y cooperación cultural

En paralelo a la labor de fortalecimiento jurídico, la UNESCO y sus socios han elaborado muchos instrumentos prácticos. Estos esfuerzos por adoptar medidas preventivas y de sensibilización apoyan y fomentan la lucha constante contra el tráfico ilícito. Entre estos instrumentos prácticos, la base de datos de legislaciones nacionales sobre el patrimonio cultural, el formulario para la identificación de objetos Object ID y el modelo de certificado de exportación son iniciativas concretas para asistir a los Estados en sus esfuerzos.

A fin de ayudar a los países a aumentar sus capacidades, mejorar su legislación nacional y elaborar inventarios de sus colecciones, la UNESCO organiza periódicamente cursos prácticos nacionales y regionales, en particular en colaboración con las autoridades nacionales y los especialistas en patrimonio cultural. Estos cursos de capacitación permiten a los beneficiarios coordinar mejor la labor de las fuerzas policiales y aduaneras. También sirven para sensibilizar a las casas de subastas y a los marchantes de arte sobre la cuestión de la diligencia debida, así como a los ciudadanos y los turistas sobre la necesidad de estar atentos a los objetos culturales que adquieren.

En un mundo interconectado, los Estados Partes comparten cada vez más información y datos, fortaleciendo así la cooperación internacional para desmantelar las rutas del tráfico ilícito y facilitar la restitución de objetos culturales. Dado que el problema atañe a todos los países, la conciencia mundial sobre la lucha contra el tráfico ilícito y la restitución de los objetos culturales ha aumentado constantemente, incluso en los medios de comunicación.

Devoluciones y restituciones

La ratificación de la Convención tiene un valor añadido para las solicitudes de devolución y restitución. Por ejemplo, en 2006 la República Islámica del Irán presentó una demanda contra la Galería Barakat de Londres para que se restituyera una colección de antigüedades de 5.000 años de antigüedad que había sido sacada del Irán tras unas excavaciones ilegales. En 2007, el Tribunal de Apelación observó que tanto Irán como el Reino Unido habían ratificado la Convención de 1970 y reconoció que los Estados debían ayudarse mutuamente a prevenir el movimiento ilegal de objetos culturales. El resultado creó un claro precedente que permitió utilizar las disposiciones de la Convención en posteriores casos de la misma naturaleza.

La devolución o restitución de los bienes culturales no tiene por qué resolverse necesariamente en los tribunales. La aplicación de las disposiciones relativas a la restitución permite también la incautación de los bienes culturales importados ilegalmente a su llegada a las fronteras. Entre las devoluciones o restituciones recientes que se han resuelto de esta manera se encuentran:

  • La devolución de dos estatuas y un bastón tallado de Francia al Perú en junio de 2019;
  • La devolución de 26 tesoros arqueológicos egipcios desde Suiza en noviembre de 2018;
  • La restitución de varias antigüedades incautadas por las aduanas canadienses al Reino Hachemita de Jordania en noviembre de 2018.

El 50º aniversario de la Convención de 1970 es una oportunidad para que la UNESCO, los 140 Estados Partes y muchos asociados e interesados celebren sus logros, alienten la adopción de más medidas y fortalezcan la capacidad de los Estados Partes para luchar contra el tráfico ilícito. Este año se sensibilizará a la opinión pública en favor del comercio ético en el mercado de las obras de arte, reforzado por medidas jurídicas y operativas. Al mismo tiempo, y al tiempo que se hace un balance de los principales desafíos de la Convención, se planteará la cuestión de cuáles son las orientaciones para los años venideros.

En 2020, al tiempo que la UNESCO lanza una campaña de comunicación y organiza eventos en todas las regiones del mundo, éstos culminarán con la celebración del Día Internacional contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, el 14 de noviembre, y una Conferencia Internacional en Berlín (Alemania) en noviembre de 2020. Con el constante fortalecimiento de sus instrumentos jurídicos, la UNESCO sigue promoviendo una cooperación cultural internacional eficaz con sus Estados Miembros. En este aniversario, celebremos juntos 50 años de esfuerzos conjuntos para proteger el patrimonio cultural de la humanidad.