Oped

BLOG | De la crisis a la oportunidad: La educación y formación técnica y profesional (EFTP) en tiempos de la COVID-19

21/10/2020
04 - Quality Education

21 de octubre de 2020 

Por Ramón Iriarte, Especialista de Programa en Educación, Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago)

Durante los últimos meses hemos conocido las distintas estrategias que los países de América Latina y el Caribe han adoptado para garantizar la continuidad del proceso educativo de más de 160 millones de estudiantes. En su mayoría han establecido, casi todos en forma parcial y en tiempo récord, mecanismos de enseñanza remota apoyada por materiales impresos y medios tecnológicos como la radio, la televisión, y en los lugares donde fuera posible, tecnologías digitales e internet.

Sin embargo, cuando pensamos en las y los estudiantes de la Educación y Formación Técnica y Profesional (EFTP), a pesar de los esfuerzos para sostener el proceso formativo, es evidente la dificultad adicional que ha generado la pandemia por las características propias de esta modalidad, centrada en el desarrollo de competencias prácticas para el sector productivo. La imposibilidad de asistir a los talleres y laboratorios de las escuelas técnicas y a los puestos de trabajo en los centros de práctica profesional ha limitado las posibilidades de logros de aprendizaje en la EFTP.

Las experiencias reportadas en los distintos países nos han permitido identificar rasgos comunes en los dilemas que enfrentan, en las estrategias de abordaje y en los principales riesgos que se visualizan para el futuro inmediato en los sistemas de EFTP.

Una de las mayores dificultades, que afecta tanto a docentes como estudiantes, son las asimetrías en el acceso a las tecnologías, el equipamiento tecnológico y la conectividad a internet.

Un reciente reporte del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) indica que la penetración de internet en América Latina y el Caribe alcanza en promedio un 78,8%. Sin embargo, la cifra oculta diferencias significativas entre países y al interior de ellos, y revela que frecuentemente el acceso a internet se realiza a través de telefonía móvil, con señales frágiles, inestables y de mala calidad.

La crisis de la COVID-19 ha puesto en evidencia la urgencia de mejorar la conectividad y la posibilidad de consumo de datos fijos inalámbricos. La conectividad ubicua es más indispensable que nunca, por lo cual, en todos los países se están impulsando iniciativas específicas para llegar a las poblaciones más vulnerables y combinar distintos medios tecnológicos para no dejar a nadie atrás.

La escasa disponibilidad de recursos y materiales educativos específicos para la EFTP es otra de las debilidades para la que es necesario sumar esfuerzos. Aunque aún es necesario ampliar las iniciativas en este sentido, hemos podido identificar, por ejemplo, el esfuerzo realizado por el Centro UNEVOC de la UNESCO, que ha compilado una lista de recursos educativos abiertos para la esta modalidad educativa; así como acciones realizadas por algunos de los ministerios de educación de la región para generar recursos digitales específicos en las distintas áreas, especialidades o figuras profesionales de la EFTP.

Las competencias digitales de las y los docentes de EFTP constituye un factor clave para incorporar de manera más efectiva el uso de tecnologías en el desarrollo de habilidades técnico-profesionales, sobre todo a través de modalidades no presenciales o híbridas, o el uso de tecnologías emergentes como la realidad virtual o aumentada, el big data y la inteligencia artificial. La educación a distancia constituye un nuevo paradigma, para el cual pocos docentes de EFTP están preparados. Es por esto que será importante desarrollar capacidades que permitan reflexionar y tomar decisiones acerca de la viabilidad, el potencial y las limitaciones de esta modalidad en sus distintas áreas de formación.

La EFTP puede contribuir de manera significativa en la reactivación económica de los países de la región, apoyando la recuperación de los puestos de trabajo que han sido perdidos durante la pandemia.

La reconversión laboral de trabajadores cuyos puestos ya no podrán ser restituidos y la generación de una fuerza laboral mejor calificada para dar respuesta a las nuevas demandas que emergen en el mercado laboral. La incorporación de la EFTP como uno de los ejes estratégicos en los planes de reactivación económica será una medida fundamental en este proceso.

La crisis de la COVID-19 debe ser una oportunidad para repensar y replantear el modelo actual de preparación de la fuerza laboral para América Latina y el Caribe, en el marco de una visión estratégica, contextualizada y de largo plazo. Este periodo nos obliga a pensar en nuevas soluciones para la coyuntura actual y futura, capitalizando las lecciones aprendidas para configurar sistemas de EFTP más flexibles, resilientes y sensibles al contexto, que promuevan el desarrollo sostenible de manera inclusiva, equitativa, y enmarcada en una perspectiva de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Se vienen tiempos de incertidumbre y desafíos, un contexto en que la cooperación internacional y las alianzas público-privadas en el ámbito de la EFTP pueden resultar valiosas para afrontar los complejos escenarios que emergerán en el contexto post-pandemia.

El intercambio de información, conocimientos, experiencias, prácticas prometedoras y la transferencia de capacidades serán los caminos que conducirán hacia las innovaciones necesarias para que los modelos de EFTP den respuestas apropiadas a las demandas de la “nueva normalidad”.

Contacto de información pública:

Carolina Jerez Henríquez
Sección de Gestión del Conocimiento (KMS)
c.jerez@unesco.org, +56992890175