La Asamblea General de las Naciones Unidas reconoce el importante papel del Plan de Acción de Kazán en la promoción del deporte para el desarrollo y la paz

04 diciembre 2018

sportforlife_infocus_drupal.jpg

© UNESCO / Sport for Life

El 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 73º período de sesiones, aprobó la resolución "El deporte como motor del desarrollo sostenible".
En la resolución, presentada por Mónaco, se reafirma que el deporte es un importante factor de desarrollo sostenible y se reconoce la creciente contribución del deporte a la realización del desarrollo y la paz en su promoción de la tolerancia y el respeto. En el documento se “acoge con beneplácito la creciente atención prestada por la comunidad internacional a la exploración y el aprovechamiento de la función del deporte y la actividad física en el logro de los objetivos de desarrollo y el respeto de los derechos humanos”.

Los Estados Miembros reconocieron el papel de la UNESCO en la promoción de las dimensiones educativas, culturales y sociales del deporte y la educación física, incluso en el contexto de la Agenda 2030. En la resolución se reconoce la aprobación del Plan de Acción de Kazán y el marco de seguimiento de las políticas deportivas de la Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios Encargados de la Educación Física y el Deporte por parte de la Conferencia General de la UNESCO como referencia general y voluntaria para fomentar la convergencia internacional entre los responsables de la formulación de políticas en los ámbitos de la educación física, la actividad física y el deporte, así como como un posible instrumento para armonizar las políticas internacionales y nacionales en esos ámbitos, y la aprobación del Plan de Acción Mundial sobre la Actividad Física para el período 2018-2030 por la Asamblea Mundial de la Salud.

La Asamblea General expresó su reconocimiento por el informe presentado por el Secretario General sobre el "fortalecimiento del marco mundial a fin de potenciar el deporte como medio para lograr el desarrollo y la paz " (A/73/325). El informe reconoce el "enfoque normativo más amplio del Plan de Acción de Kazán y proporciona una perspectiva y un procedimiento general más detallados a fin de universalizar el acceso a la actividad física y eliminar las barreras para acceder a ella y maximizar su contribución a la mejora de la salud y el bienestar de todas las personas, en particular los grupos sociales en situación de vulnerabilidad o marginación". El documento también señala la "creciente convergencia en torno al Plan de Acción de Kazán en la armonización de las cuestiones relacionadas con el deporte en todo el sistema de las Naciones Unidas, y los Estados Miembros han empezado a reconocer su potencial como instrumento destacado para coordinar políticas".

El informe reconoce además que "la UNESCO desempeña un papel central en su labor con ministros y altos funcionarios encargados del deporte y la educación física. Su liderazgo en el apoyo a la Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios encargados de la Educación Física y el Deporte y el Comité Intergubernamental para la Educación Física y el Deporte es esencial para cualquier iniciativa destinada a lograr la coherencia normativa de la labor en el ámbito del deporte para el desarrollo y la paz".

El Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz 2018-2020 utiliza los compromisos políticos generales del Plan de Acción de Kazán como base para el fortalecimiento del marco mundial sobre el deporte para el desarrollo y la paz. El mismo pide que se establezcan guías y herramientas para utilizar el Plan de Acción de Kazán como marco para la participación en el deporte para el desarrollo y la paz en diversos contextos. Se compromete a establecer marcos políticos nacionales para la integración del deporte en los procesos de desarrollo, en consonancia con los principales ámbitos políticos del Plan de Acción de Kazán.