Article

Aprendiendo en casa: educación a distancia para todos

01/04/2020
04 - Quality Education

Educación a distancia para todos:
1,500 millones de estudiantes no asisten a la escuela por el covid-19

 

La UNESCO lanza una Coalición Mundial por la Educación, para buscar soluciones de aprendizaje a distancia para niños, jóvenes y adultos a través de la innovación, las alianzas y la solidaridad.

 

En una situación sin precedentes debido al covid-19, en la que Guatemala junto a otros 159 países cerraron escuelas a nivel nacional, afectando al 87% de la población estudiantil del mundo, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) pone en marcha una Coalición Mundial para la Educación (CME),  para ayudar a los países a ampliar las mejores soluciones de aprendizaje a distancia y llegar a todos los niños y jóvenes.

 “Nunca antes habíamos sido testigos de un trastorno educativo de tal magnitud”, comentó la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay. “La colaboración es el único camino a seguir. Esta coalición constituye un llamado a la acción coordinada e innovadora para descubrir soluciones que ayuden a los alumnos y los maestros no solo ahora, sino también a lo largo del proceso de recuperación, prestando especial atención a la inclusión y la equidad”.

Los gobiernos desarrollan soluciones de aprendizaje a distancia afrontando los retos que esto conlleva, que van desde la entrega de contenidos, apoyo a los docentes, orientación a las familias, los problemas de conectividad y de acceso a medios masivos de comunicación.

El cierre de las escuelas perjudica de manera desproporcionada a los alumnos vulnerables y desfavorecidos que dependen de ellas para una serie de servicios sociales.

Debemos acelerar los medios de intercambiar experiencias y ayudar a los más vulnerables, tengan o no acceso a Internet”, señaló Angelina Jolie, colaboradora de la Coalición.

Se unieron a esta coalición la Organización Internacional del Trabajo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos,  la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​, así como la Alianza Mundial para la Educación La Educación No Puede Esperar, entre otras; del sector privado, Microsoft, GSMA, Weidong, Google, Facebook, Zoom, KPMG y Coursera. Otras organizaciones filantrópicas y sin fines de lucro; y medios de comunicación, como el Servicio Mundial de la BBC.

La Coalición concederá particular importancia a la equidad y la igualdad de género, como se indicó durante las reuniones de ministros de educación celebradas la semana pasada por la UNESCO. Esta procurará satisfacer las necesidades con soluciones gratuitas y que aseguren los datos de estudiantes y docentes. El fin será hacer frente a los problemas de conectividad y contenido a través de instrumentos digitales y soluciones de gestión del aprendizaje, para cargar, organizar y digitalizar los recursos educativos nacionales para el aprendizaje a distancia; además de reforzar los conocimientos técnicos, utilizando una combinación de tecnología y enfoques comunitarios, en función de los contextos locales.

“El desafío es que esta no es una emergencia como otras, porque ésta es prolongada en el tiempo, incierta en cuanto a su duración y de alcance global; las consecuencias que tendrá sobre el sistema mundial todavía no se pueden calcular con exactitud.

Como líder del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, ahora la UNESCO tiene el desafío de mantener el avance de la educación a nivel global a pesar de esta terrible pandemia.

Como ha dicho el señor presidente Giammattei: ‘juntos podremos, ¡por difícil que sea el reto!’ Apoyaremos firmemente, junto con el Sistema de Naciones Unidas y agencias hermanas como Unicef, las acciones del gobierno y la sociedad guatemalteca en el estratégico y esencial tema de la educación”, dijo el doctor Julio Carranza, representante de la UNESCO Guatemala.

 

Posibles consecuencias de la suspensión de clases

El cierre, incluso temporal, de los centros escolares provoca altos costos sociales y económicos.

Los problemas que ocasiona afectan a todas las comunidades, pero las consecuencias son graves para los niños desfavorecidos y sus familias.

La situación exige innovación y desarrollo de herramientas para la educación a distancia, lo cual podría representar una consecuencia positiva al obligar a los Estados a replantear modelos educativos flexibles y adaptables a distintas circunstancias.

 

Respuesta educativa en Latinoamérica

El trabajo de la UNESCO  incluye el acopio y análisis de las múltiples iniciativas que los ministerios de educación de los países realizan para que la niñez y juventud sigan aprendiendo desde sus hogares.

En este mapeo puede observarse que los ministerios de educación de América Latina y el Caribe están desarrollando una variedad de iniciativas dirigidas a la continuidad de las actividades escolares.

Estas iniciativas varían dependiendo de los recursos con los que cuenta cada ministerio, de la cobertura de internet y del avance del calendario escolar en cada país, entre otros factores.

 

 

Medidas en Guatemala

El Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Educación (MINEDUC), ha desarrollado el Plan de prevención y respuesta con el apoyo de Unicef, mismo que puede revisarse en su sitio web.

Este cuenta con un apartado sobre Prevención, con afiches, guías para docentes, vídeos y spots de radio que explican cómo prevenir el covid-19; y una sección de respuesta, con guías para docentes, padres de familia y estudiantes para trabajar en casa actividades de distintas áreas curriculares, por nivel.

La ministra de Educación, Claudia Ruiz, explicó que desde la semana pasada el MINEDUC difunde contenido por el canal de gobierno y la radio TGW, a través de la estrategia “Aprendiendo en casa” con programas que incluyen consejos para la atención psicosocial de la niñez y la juventud, que coincide con las propuestas de la CME lanzada por la UNESCO.

En los próximos días se tiene previsto imprimir guías de autoaprendizaje en 10 idiomas mayas y español, que llegará a los estudiantes del área rural, pues muchos no tienen acceso a los medios de comunicación como radio y televisión.

La distribución será a través de las Organizaciones de Padres de Familias y municipalidades, mismo que se está usando para hacer llevar la alimentación escolar a los estudiantes.

 

No se debe dejar a nadie atrás

Para proteger el derecho a la educación en este momento crítico y tal como lo establece el ODS4 —educación de calidad—,  la UNESCO ha invitado a los Estados miembros a tomar medidas que brinden la continuidad educativa sin dejar a nadie atrás.

El Estado de Guatemala ha realizado grandes esfuerzos para aumentar la cobertura escolar y la calidad educativa que deberían continuar y dirigirse a la inclusión de quienes han quedado al margen de la educación, particularmente para los jóvenes, la población indígena, mujeres, personas con discapacidad y quienes viven en el área rural.

El Anuario Estadístico del MINEDUC reporta las tasas netas de cobertura de 2019: preprimaria 51.14%, primaria 77.52%, básico 42.43% y diversificado 24.00%.  Esta cobertura es frágil ante distintas situaciones que afectan la asistencia, permanencia y éxito escolar de los estudiantes en el sistema.

Ante el contexto de la crisis actual, urge que el MINEDUC refuerce todas las acciones positivas que ha iniciado para dar continuidad al aprendizaje correspondiente al año escolar, de manera estructurada conforme al Currículo Nacional Base, con pertinencia cultural y que permita finalizar el ciclo con la promoción y el éxito de la mayoría de los estudiantes guatemaltecos.

Para ello, es clave recomendar a los padres de familia que los niños establezcan rutinas de estudio que permitan su continuidad y conexión escolar de manera que, cuando sea posible, efectivamente vuelvan a la escuela.

La niñez y la juventud que tengan acceso a internet en sus hogares, a través de diversos dispositivos electrónicos —computadora, teléfono celular, tabletas— tienen la posibilidad de continuar sus estudios por la vía virtual, que permite el acompañamiento de docentes y tutores.

Pero para una gran parte de la población estudiantil que no cuenta con dispositivos y conectividad en el hogar, las alternativas pueden ser la televisión y la radio.  Para la primaria, la UNESCO Guatemala recomienda fundamentalmente la televisión, por su carácter masivo y gratuidad, incluidas actividades lúdicas, experienciales y orientaciones para que los niños y las niñas elaboren un portafolio de tareas realizadas.

Un horario, la presencia constante de un mismo docente para cada grado, indicaciones claras y el apoyo de la imagen en la televisión pueden contribuir a que este medio sea efectivo.

Para secundaria puede optarse fundamentalmente por la radio, por su alcance en el país, particularmente en las áreas rurales. Esto sería posible por la experiencia escolar de adolescentes y jóvenes y porque Guatemala cuenta con experiencias sólidas, comprobadas y certificadas por el MINEDUC, como la del Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica (IGER) con experiencia en educación a distancia, que se ha puesto a disposición del Ministerio para responder de manera urgente a la crisis.

La educación a distancia es una oportunidad para invitar a estudiar a miles de jóvenes que no se han inscrito a la escuela este año y que de esta manera participen para fortalecer los programas existentes y crear otros nuevos.

El éxito de los mismos dependerá de su difusión y promoción por todos los medios públicos y privados posibles.

La educación en el mundo, y particularmente en Guatemala, puede resultar fortalecida. Como han dicho las directoras regionales de la UNESCO:

“Más allá de la satisfacción de las necesidades inmediatas, este esfuerzo es una oportunidad para repensar la educación, ampliar el aprendizaje a distancia y hacer que los sistemas educativos sean más resistentes, abiertos e innovadores”.

 

Educación a distancia para todos

Es difícil imaginar la continuidad de las actividades escolares en un nuevo modelo a distancia para todos los niveles educativos.

Aunque hay países con más experiencia, todos los sistemas educativos se ven obligados a efectuar innovaciones urgentes. La UNESCO ha compartido  11 recomendaciones iniciales para hacer frente a esta situación.

  1. Examinar el estado de preparación de docentes y estudiantes para usar soluciones tecnológicas, la disponibilidad de conexión a internet y de energía eléctrica, así como escoger los instrumentos más adecuados.
  2. Garantizar el carácter inclusivo de los programas de aprendizaje a distancia para quienes provienen de familias de ingresos bajos, tienen alguna discapacidad u otra limitación.
  3. Implementar educación socioemocional o psicosocial y favorecer las medidas de protección social.
  4. Planificar el desarrollo de los programas de aprendizaje a distancia, según la duración del cierre escolar, para determinar si su meta es reforzar los estudios precedentes o enseñar nuevos conocimientos.
  5. Organizar los calendarios considerando la situación de la zona afectada, el nivel de enseñanza, las necesidades de los alumnos y la disponibilidad de los padres.
  6. Combinar los medios de comunicación a los que los alumnos tienen acceso y limitar la cantidad de aplicaciones y plataformas.
  7. Establecer las reglas para el aprendizaje a distancia y dar seguimiento al proceso educativo de los estudiantes.
  8. Definir el tiempo de duración de las unidades de aprendizaje a distancia, en función de las aptitudes de autorregulación de los alumnos y las metas cognitivas, fundamentalmente para las clases que se difunden en directo.
  9. Crear comunidades de docentes, padres y directores de escuelas por medios alternativos a distancia, para intercambiar experiencias y elaborar estrategias de gestión de las dificultades de aprendizaje.
  10. Proporcionar a los docentes y alumnos asistencia para utilizar las herramientas digitales
  11. Velar por que la utilización de las aplicaciones y plataformas no afecte la privacidad de los datos de los estudiantes.

    “Como ha dicho el señor presidente Giammattei: ‘juntos podremos, ¡por difícil que sea el reto!’ Apoyaremos firmemente, junto con el Sistema de Naciones Unidas y agencias hermanas como Unicef, las acciones del gobierno y la sociedad guatemalteca en el estratégico y esencial tema de la educación”.

    Dr. Julio Carranza, representante de la Unesco Guatemala