Aprender a emanciparse: las niñas instruidas pueden lograr lo que se propongan

16/10/2018
,

Para conmemorar el Día Internacional de la Niña 2018, la UNESCO organizó un evento especial que puso de relieve la educación de las niñas. “Las niñas bien formadas y motivadas pueden hacer todo lo que deseen”, declaró Kadiatou, una joven guineana militante de 17 años de edad que asumió simbólicamente el papel de la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, durante el evento.

Un mensaje inspirador

“Aprender a emanciparse” ha sido el mensaje de la UNESCO este año con motivo del Día Internacional de la Niña, mediante un evento especial que puso de relieve las competencias necesarias para brindar a las niñas los medios sociales y económicos para que se conviertan en las mujeres del futuro. El evento, que congregó a más de 600 participantes, incluyó una mesa redonda organizada conjuntamente por Plan International France, así como una ceremonia de entrega del Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres 2018.

En su discurso de apertura transmitido por vídeo las palabras pronunciadas por la Directora General de la UNESCO retumbaron en la sala: “La educación de las niñas es un derecho fundamental; también es un instrumento poderoso para el desarrollo. La educación de las niñas está en la confluencia de dos de los desafíos más importantes de nuestro tiempo: la educación y la igualdad de género”. Seguidamente, cedió su función de Directora General a Kadiatou, quien ha dedicado buena parte de su corta vida a luchar por el derecho de las niñas a la educación y contra los matrimonios precoces.

Kadiatou habló con pasión del poder y potencial de las niñas. “Debemos romper las cadenas de la desigualdad, para que las niñas puedan decidir por sí mismas el tipo de vida que desean llevar”, declaró. “Si yo fuera realmente la Directora General de la UNESCO iría al encuentro de las niñas a las que es difícil llegar, en las zonas rurales, y les daría la esperanza de un cambio.” Ver Facebook en vivo con Kadiatou (en francés).

Voces jóvenes

Los jóvenes que participaron en la mesa redonda debatieron sobre temas que van desde la importancia de contar con madres y comunidades que les escuchen, hasta el papel que desempeñan los niños y los hombres, la importancia de las inversiones correctamente orientadas, las alianzas y las acciones políticas.

Sakshi, una joven india de 19 años, la participante más joven de la mesa redonda, quiere ser directora comercial. “Mi padre no me apoyó en mis estudios. No quería que saliera de la casa para estudiar, pero mi madre lo convenció de que mi vida sería mejor si lo hacía”, expresó ante el auditorio. Sakshi ha seguido el programa Saksham que brinda formación profesional y acceso al empleo. “Mi mensaje para las niñas es que no dejen que otros decidan en su lugar.”

Ibrahima, de 23 años de edad, graduado de Derecho y Ciencias Políticas, evocó la importancia de implicar a los niños. “Me comprometí con la causa de los derechos de los niños porque en mi propia familia las niñas y los niños tuvieron las mismas posibilidades”, afirmó.

Los relatos personales de los participantes en el auditorio evocaron la esperanza que eventos como este despiertan en todas las mujeres. “Gracias a la educación, no se seguirá considerando a las niñas como víctimas, sino como agentes del cambio”, concluyó Kadiatou, que fue una de las 1 000 niñas que tomó, simbólicamente, el poder en todo el mundo (#GirlsTakeover) para conmemorar el Día Internacional de la Niña.

Galardonados del 2018

Después de un breve interludio musical que le permitió al auditorio levantarse y cantar, se dio inicio a la ceremonia de entrega del Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres. Este año el Premio recompensó a la Fundación Misr El Kheir por su labor en favor de las niñas en algunas de las aldeas más pobres de Egipto y al Centro para Mujeres de la Fundación Jamaica por el apoyo que brinda a las adolescentes embarazadas y a las madres adolescentes para que se beneficien de una segunda oportunidad con miras a completar sus estudios. Ver Facebook en vivo con los galardonados.

Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO, al hacer entrega del Premio junto al Sr. Xuejun Tian, Viceministro de Educación y Presidente de la Comisión Nacional de la República Popular China ante la UNESCO, declaró que los aspectos esenciales para lograr el progreso de las niñas son los conocimientos, la autoestima y el empoderamiento.

Al recibir el Premio en nombre del Centro para Mujeres de la Fundación Jamaica, la Sra. Olivia Grange, Ministra de la Cultura, del Género, del Entretenimiento y de los Deportes de Jamaica declaró: “Este Premio hará posible que la Fundación perfeccione su plataforma de aprendizaje virtual dirigido a las niñas que viven en zonas rurales.”

“La UNESCO ha encabezado los esfuerzos que se llevan a cabo a nivel mundial para promover la educación y la igualdad de género como parte de los valores que representa”, afirmó Mohamed Abdelrahman, representante de la Fundación Misr El Kheir. “Estamos de acuerdo y compartimos estos mismos valores, y gracias a este premio seguiremos dando alas a nuestras niñas para que puedan volar y hacer realidad sus sueños.”

El Premio UNESCO de educación de las niñas y las mujeres recompensa las contribuciones destacadas en favor de la educación de las niñas y las mujeres. El Premio, creado 2015, financiado por el Gobierno de la República Popular China y dotado de 50 000 dólares estadounidenses para cada galardonado, se entrega cada año a dos galardonados. Este año tuvo lugar la tercera edición del Premio y la primera ceremonia de entrega organizada en la Sede de la UNESCO.

A pesar de los logros alcanzados, las niñas sin escolarizar siguen siendo más numerosas que los niños, y el Instituto de Estadística de la UNESCO estima que 16 millones de niñas no entrarán nunca en un aula y que las mujeres representan los dos tercios de los 750 millones de adultos que no poseen las competencias básicas de alfabetización.