Article

Una aplicación española basada en la IA para ayudar a detectar la dislexia gana un premio de la UNESCO para la utilización de las TIC en 2019

04/06/2020

La población mundial cuenta con aproximadamente un 10% de personas afectadas por la dislexia, un trastorno del aprendizaje que provoca dificultades en la lectura, la escritura y la ortografía. Aunque este trastorno no tenga ningún vínculo con la inteligencia, la dificultad para detectarlo hace que numerosos educandos disléxicos no hayan recibido un diagnóstico. Los síntomas no tratados pueden acarrear rendimientos escolares deficientes que conllevan al fracaso escolar, pero también pueden provocar poca autoestima y tener una incidencia en el desarrollo socioemocional.

Luz Rello, investigadora en ciencias informáticas y lingüísticas de la Universidad Carnegie Mellon y afectada personalmente por la dislexia, fundó Change Dyslexia para compensar las dificultades de lectura y escritura engendradas por este trastorno del aprendizaje. Apoyándose en la investigación científica, desarrolló la aplicación Dytective, que ayuda a detectar y compensar la dislexia. La herramienta de detección Dytective fue galardonada con el Premio UNESCO-Rey Hamad Bin Isa Al-Khalifa para la Utilización de las TIC en la Educación 2019 por la utilización de la Inteligencia Artificial (IA) conjuntamente con la lingüística para ayudar a los niños afectados por la dislexia.

¿Cómo funciona esta aplicación?

La aplicación se compone de dos dispositivos. El primero, consiste en una prueba para detectar los riesgos de dislexia entre las personas de habla hispana, basado en el aprendizaje automático y en juegos digitales. El proceso de aprendizaje automático saca provecho de los datos recopilados por Luz Rello en el marco de su investigación, para analizar los esquemas de aprendizaje que indican si la persona diagnosticada se encuentra afectada por la dislexia.

El Segundo dispositivo, DytectiveU, propone a los niños de primaria y secundaria que han sido diagnosticados una opción de 40.000 ejercicios lúdicos personalizados en función de las necesidades y las capacidades del niño y en relación con las competencias cognitivas específicas en materia de dislexia.

Puede acceder a la aplicación desde su navegador Web o descargarla desde diferentes dispositivos tales como tabletas o teléfonos inteligentes. La aplicación Dytective puede ayudar a las familias y apoyar el trabajo de los terapeutas profesionales o de los docentes en las aulas.

Hasta la fecha, unas 250.000 personas en más de 43 países han utilizado el dispositivo de diagnóstico Change Dyslexia. En España ha sido probado en escuelas públicas de Madrid y de Murcia. La prueba Dytective proporciona un diagnóstico rápido y accesible de la dislexia en unos 15 minutos.

Misión social

Luz Rello desea que Change Dyslexia se convierta en una “empresa social” proporcionando becas a las familias desfavorecidas que no tienen medios para comprar la aplicación. Hasta la fecha, más de 300 familias se han podido beneficiar de esta ayuda.

“La subscripción a Change Dyslecia propone dos opciones diferentes. Si usted no puede pagar, le ofrecemos una beca, en forma de licencia de un año que permite a las familias utilizar la aplicación gratuitamente. Cualquier persona puede solicitar una beca en línea por conducto de la aplicación”, explica Luz Rello.

Proyectos futuros

En lo que respecta al Premio, Luz Rello describe lo que esta recompensa significa para ella y el equipo: “Estamos encantados con el premio. Nos da la fuerza necesaria para continuar con nuestro trabajo, y nos confiere también responsabilidades. Estamos satisfechos porque el equipo y los numerosos voluntarios han trabajado mucho en este proyecto. La UNESCO tiene prestigio y nosotros vamos a seguir trabajando lo mejor que podamos.”

A la vez que continúa trabajando sobre el desarrollo de la aplicación en otras lenguas, Luz Rello continúa la investigación sobre otros temas: “Change Dyslexia está completamente basada en la investigación científica. Me concentro actualmente en la investigación sobre las fuerzas de la dislexia, haciendo hincapié en los ámbitos en los que las personas disléxicas sobresalen, como la memoria visual, el espíritu empresarial y la creatividad. Si obtenemos respuestas positivas, las incluiremos en la aplicación.”

Para Luz, el potencial de la inteligencia artificial en la educación y más allá de esta puede resumirse en un objetivo principal: “Superar las dificultades. Esto puede ser posible de muchas maneras en la educación, uno de los ejemplos es nuestro trabajo sobre la dislexia, pero puede aplicarse a la mayoría de las dificultades a las que debemos hacer frente, incluso de índole económica. Enseño la inteligencia artificial en la universidad y es lo que explico a mis estudiantes”.