Article

Agencias de las Naciones Unidas proporcionan a los niños y jóvenes los medios para hacer frente al COVID-19

08/06/2020

Según datos recientes, los niños y adolescentes están menos expuestos a quedar gravemente afectados por el COVID-19, aunque puedan existir casos graves, e incluso fallecimientos, entre estos. A pesar de las tasas relativamente bajas de casos graves, los niños y los adolescentes son un elemento importante en la lucha contra el virus y en la protección de las vidas, y es esencial apoyarlos y proporcionarles los medios para que puedan tomar las medidas de higiene y de distanciamiento físico recomendadas.

En el marco del trabajo de la UNESCO en favor de la promoción y mejoramiento de la salud y el bienestar de todos los niños y jóvenes, la organización ha contribuido a la elaboración de una guía práctica en forma de preguntas y respuestas sobre el COVID-19 dirigida a los niños y adolescentes. Este trabajo fue dirigido por la Organización Mundial de la Salud en colaboración con el grupo de adolescentes y jóvenes en el seno de la Alianza para la Salud de la Madre, el Recién Nacido y el Niño, la UNESCO, el UNFPA y el UNICEF.

El conjunto de preguntas y respuestas proporciona a los niños y adolescentes las informaciones y los consejos específicos y no moralizadores sobre el COVID-19, fundamentalmente sobre la manera de ayudarlos a detener la propagación del virus, lo que deben hacer en caso de que presenten síntomas de la enfermedad y cómo pueden gestionar su salud y bienestar lo mejor posible durante el periodo de confinamiento y después de este. La guía considera que los niños y jóvenes son agentes clave en la respuesta al COVID-19, y no beneficiarios pasivos.

El cierre de las escuelas y la transición al aprendizaje desde las casas han constituido un motivo de estrés para muchos adolescentes y jóvenes, provocando ansiedad y otros problemas de salud mental. Todos los adolescentes no tienen acceso a Internet o a otros medios de beneficiarse del aprendizaje a distancia, y algunos deben ocuparse de sus hermanos y hermanas más jóvenes en la casa, mientras que sus padres o tutores van a trabajar. Otros, simplemente, tienen dificultades para continuar sus estudios y mantenerse motivados.

El conjunto de preguntas y respuestas incentiva a los adolescentes a recurrir a las competencias y estrategias que los han ayudado a hacer frente a los desafíos de la vida en el pasado, fundamentalmente para mantenerse activos y conectados con sus amigos y sus familias. Asimismo, ayuda a que puedan hacer frente a todas las preocupaciones en materia de seguridad en un momento en que las escuelas se preparan para volver a abrir, exhortando a los adolescentes a que sigan las orientaciones y reglas proporcionadas por la escuela.

“Es absolutamente normal que los adolescentes y los jóvenes se sientan ansiosos con respecto al COVID-19 y el confinamiento resultado de este, ya que es el caso de todos nosotros”, declaró el Dr. Anshu Banerjee, director del departamento de la salud de la madre, el recién nacido y el niño de la Organización Mundial de la Salud. “Esperamos que este cuestionario les proporcionará las informaciones e ideas novedosas sobre la manera de encarar este periodo de estrés, y cómo colaborar todos juntos para detener la propagación del COVID-19.”

Vibeke Jensen, directora de la División para la Paz y el Desarrollo Sostenible de la UNESCO declaró: “Este conjunto de preguntas y respuestas representa una parte ínfima del compromiso que tiene la UNESCO desde hace mucho tiempo con los jóvenes para empoderarlos y promover entornos de aprendizaje seguros, inclusivos y sanos para todos. Sabemos que un entorno de aprendizaje sin miedo, perjuicio y discriminación es esencial para lograr una educación de calidad y una transición segura y productiva hacia la edad adulta.”