News

Adaptación al cambio: buscando soluciones para continuar el apoyo a las mujeres participantes de los Centros UNESCO-Malala, en el contexto de la nueva normalidad

14/07/2020
04 - Quality Education
05 - Gender Equality
11 - Sustainable Cities and Communities

Centros UNESCO-MALALA-MINEDUC:
para la educación de las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes indígenas de Guatemala

Apostándole a la virtualidad: innovación y adecuación de programas en el contexto de la pandemia

Al igual que muchos países, Guatemala continua en un cierre parcial de actividades y una serie de restricciones que nos han obligado a buscar nuevas formas de trabajar en el contexto de la pandemia COVID-19. Durante junio y julio, el equipo de los Centros UNESCO-Malala en Guatemala se ha organizado para reestructurar los componentes planificados, previo al inicio de la segunda fase del proyecto, para poder iniciar actividades a la mayor brevedad posible.

La creatividad ha sido un ingrediente esencial a lo largo de nuestras actividades, tanto en el acercamiento e identificación de nuevas participantes en los Centros, así como en el diseño y adaptación de los componentes de ‘Salud y Bienestar’ y ‘Autonomía Económica’, originalmente planificados para realizarse en modalidad presencial. La situación ha exigido cambios debido a las medidas de distanciamiento social y prevención de aglomeraciones, por lo que deberán realizarse a través del uso de plataformas virtuales, tales como zoom, WhatsApp y el uso de videos que refuercen los programas a diseñar. Sin embargo, en un país donde sólo el 29% de la población, tiene acceso a internet, la conectividad será un reto a lo largo de la segunda fase del programa.

    Comienza la recta final: primera promoción de bachilleres Centros UNESCO-Malala

    Gracias a la alianza establecida con el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica –IGER-, seis mujeres jóvenes de Santa María Chiquimula enfrentan los retos de finalizar sus estudios de bachillerato.

    Catarina Alejandrina, de 24 años de edad, nos habló sobre los retos de finalizar sus estudios en medio de la pandemia, pues debido al cierre de las instituciones educativas muchas instituciones han cambiado la modalidad de estudios, solicitando a sus estudiantes que realicen portafolios que contienen una serie de actividades que deben entregar en noviembre para poder graduarse.

    Sin embargo, esto no la detiene, Catarina celebra la posibilidad de graduarse y nos dice: “este año estoy logrando realizar mi sueño de ser una mujer profesional, esto me permitirá continuar mis estudios universitarios para poder prepararme, ya que mi comunidad me necesita. Trabajo con un grupo de jóvenes y adolescentes de mi iglesia, con quienes he compartido todo lo aprendido durante los años anteriores y con quienes estaré trabajando los próximos módulos que se estarán ofreciendo en los Centros UNESCO- Malala. Gracias a mis estudios, ahora trabajo como secretaria de la junta directiva de las 18 aldeas del municipio de Santa María Chiquimula, me siento feliz de representar a mi aldea.”

    Este año estoy logrando realizar mi sueño de ser una mujer profesional, esto me permitirá continuar mis estudios universitarios para poder prepararme, ya que mi comunidad me necesita...

    Catarina Alejandrina, beneficiaria Centros UNESCO-Malala

    Alianzas que acortan distancias: incorporación de nuevas participantes en los programas de formación

    En 2018-2019 se establecieron dos centros UNESCO-Malala en los municipios de San Andrés Xecul y Santa María Chiquimula, que servían como centros de convergencia a donde las beneficiarias de los programas asistían regularmente, para recibir asistencia en relación a los programas de educación no formal, e informarse sobre las opciones de empoderamiento y fortalecimiento de capacidades.

    Debido al cierre abrupto de actividades a nivel nacional, y las medidas de contención contra el coronavirus, ambos centros cerraron actividades en marzo de 2020. El confinamiento afectó la forma tradicional de contacto con las beneficiarias de nuestros centros, obligándonos a buscar alternativas que nos permitan incorporar a nuevas participantes dentro de nuestros programas.

    Sin embargo, gracias a las alianzas de trabajo que hemos establecido, nuestras promotoras idearon una estrategia de acercamiento a nuevas beneficiarias, a través de la formación de grupos pequeños de trabajo, que serán liderados en su mayoría por alfabetizadoras del Consejo Nacional de Alfabetización –CONALFA-, y lideresas que han sido identificadas en ambas comunidades, debido a su proactividad y participación durante la primera fase del programa. A la fecha, se ha logrado incorporar a 93 nuevas niñas, adolescentes y mujeres, que participarán en los componentes del programa que se implementarán durante el segundo semestre de 2020.