En 2021 se presenta una nueva serie de reuniones internacionales sobre acoso escolar

26/03/2021

El acoso escolar ocupa cada vez más el centro de atención, los datos demuestran que uno de cada tres adolescentes en el mundo es víctima de intimidaciones. Esto tiene importantes repercusiones negativas en la educación, fundamentalmente en el rendimiento escolar de los alumnos y en su salud física y mental.

Al aunar sus esfuerzos para tratar de acabar con el acoso escolar, la UNESCO y World Anti-Bullying Forum han presentado un nuevo conjunto de reuniones internacionales, que congregan a investigadores y profesionales para ayudar a elaborar y proporcionar respuestas basadas en los datos fehacientes en materia de acoso en la escuela y sus alrededores. Estas reuniones prepararán y contribuirán al Foro Mundial de Lucha contra la Intimidación 2021 que tendrá lugar en Estocolmo en noviembre.

La primera reunión internacional del conjunto tendrá lugar el martes 23 de marzo, sobre el tema del enfoque educativo global en la prevención del acoso. Gracias a este enfoque, las iniciativas escolares locales reconocen la importancia de la interconexión entre la escuela y el conjunto de la comunidad, incluido en términos de educación, sistemas tecnológicos y societales, valores y presiones.

¿Por qué un conjunto de reuniones sobre el acoso escolar?

Vibeke Jensen, directora de la División de la Educación para la Paz y el Desarrollo Sostenible, inauguró la reunión explicando que la prevención y la lucha contra el acoso escolar, y en un sentido más amplio todas las formas de violencia en la escuela, ocupan el centro de atención del mandato del Sector de Educción de la UNESCO. 

“La violencia, bajo todas sus formas, incluido el acoso, constituye un grave perjuicio al derecho de los niños y adolescentes a la educación. Es un obstáculo a su derecho a aprender en entornos seguros e inclusivos, un derecho que todos los países se comprometieron a garantizar de aquí a 2030, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, declaró la Sra. Jensen.

El profesor James O’Higgins, titular de la Cátedra de la UNESCO para la lucha contra el acoso escolar y en el ciberespacio, y director del Centro Nacional Irlandés de Investigación y Recursos para la Lucha contra el Acoso, en la Universidad de Dublín (Irlanda), declaró que era necesario no limitarse al recinto de la escuela y concentrarse en las respuestas holísticas al acoso.

“Si logramos entender el acoso en un contexto amplio, podremos entonces orientarnos hacia un enfoque centrado en el educando que trata no solo del niño que acosa y su víctima, sino también sus familias, sus relaciones, el lugar que ocupa en la sociedad y numerosas cuestiones estructurales como el racismo y la homofobia”, declaró el Sr. O’Higgins. “Todo el mundo está de acuerdo en que las escuelas son esenciales contra el acoso, pero el enfoque educativo global reconoce que al sector educativo le corresponde desempeñar un papel clave en la respuesta”.

El enfoque educativo global en la prevención del acoso

Recurrir a un enfoque educativo global para prevenir el acoso forma parte de las recomendaciones del comité científico sobre la prevención y la lucha contra el acoso escolar y el ciberacoso. Este Comité fue creado con anterioridad a la Conferencia Internacional sobre la Lucha contra el Acoso entre Alumnos, organizada por la UNESCO y el Ministerio de la Educación Nacional, la Juventud y el Deporte de Francia, con motivo del nuevo Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, incluido el Ciberacoso, el primer jueves de noviembre de 2020.

Las recomendaciones describen una perspectiva educativa global constituida por nueve aspectos, fundamentalmente un fuerte liderazgo político y marcos jurídicos y políticos; planes y recursos pedagógicos; y mecanismos de alerta. El enfoque debe implicar el empoderamiento y la participación de los educandos; la formación y el acompañamiento de los docentes y otros miembros del personal escolar; y las pruebas de calidad y un seguimiento. Estas recomendaciones subrayan también la importancia de crear un marco seguro en la escuela y en las aulas; la participación de todas las partes interesadas; y la colaboración entre el sector educativo y otros sectores y asociados. 

¿Cómo funcionaría la perspectiva educativa global?

Según Donna Cross, profesora de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Australia Occidental (Australia), todas las medidas que tienen como objetivo prevenir el acoso deben estar interconectadas y garantizar a la vez un marco escolar y una comunidad favorables a la salud.

“La perspectiva educativa global consiste en colocar a los niños y jóvenes en el centro del dispositivo; a lograr que las autoridades educativas apoyen a las escuelas; a suscitar interacciones positivas, respetuosas y solidarias; a poner en marcha recursos y esfuerzos en todas las escuelas, que no sean medidas puntuales”, declaró la Sra. Cross. “Cada uno de estos elementos funciona en relación con los otros, interactúan entre sí y conllevan a resultados que, esperamos, generen una puesta en marcha de calidad”.