Japón: Se necesita una (pequeña) aldea

Picture1.jpg

© Gungendo

El Japón, uno de los países más modernos y prósperos del mundo, debe su crecimiento reciente al dominio de los procesos del siglo XX: industrialización, urbanización y mundialización. Pero hoy, ante los retos del siglo XXI, este país examina vías alternativas a la prosperidad, basadas en valores diferentes, y de paso está redescubriendo sus raíces y los valores de su propio pasado.

La aldea de Omori-cho, de apenas 400 habitantes, se encuentra en la vanguardia de este nuevo movimiento en pro de la sostenibilidad, y explora formas alternativas de alcanzar la prosperidad basadas en acción comunitaria y sostenibilidad. Situada en el suroeste de la isla de Honshu, cerca del Mar de Japón, en la Prefectura de Shimana, Omori-cho forma parte de la región de las minas de plata de Iwami-Ginzan, que figura en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2007, debido a su éxito en preservar las antiguas estructuras de madera usando competencias y materiales tradicionales.

Más informaciónLeer la historia completa (PDF)

 

Tema: 
Ciudades
Transmisión del conocimiento
Vida sostenible
Países: 
Japón