Favorecer la autonomía de las comunidades locales preservando el patrimonio natural

_kar5635a.jpg

© KARAT/SIPA

Las Nilgiris (literalmente, las “Montañas Azules”) son la primera reserva de biosfera indígena reconocida por la UNESCO y son el hogar de los adivasis, un grupo autóctono de la India. Para seguir siendo autosuficientes y educar a sus hijos, crearon y desarrollaron una plantación de té que hoy les permite conservar sus tierras ancestrales sin afectar a su patrimonio natural único.

El aumento de la población adivasi creó la necesidad de construir una escuela y un hospital para la zona. Estos servicios, antes solo accesibles   a varias horas de caminata, están ahora disponibles para los niños dentro de su propia comunidades. Además, incluyen a las niñas a quienes a menudo se les negaba tratamiento médico y no acudían a las escuelas más lejanas por temor a ser golpeadas por el camino.

Las escuelas enseñan a leer y escribir y  también danzas y canciones tradicionales de la tribu para asegurar la pervivencia de estos rituales. Los adultos también pueden asistir a la escuela, y la idea es que terminen trabajando en el hospital local, donde se trata a los pacientes en su lengua nativa. Gracias a estas iniciativas, más de 50 niños han alcanzado la educación superiory las tasas de mortalidad materna e infantil han disminuido significativamente.

 

REPORTERA

JYOTHY KARAT

 

 

 

Tema: 
Diversidad cultural
Educación
Salud
Conocimiento indígena y tradicional
Reducción de la pobreza y de la desigualdad
Vida sostenible