Seminario web sobre "Los Futuros de la Educación" involucra a la comunidad hispanoparlante en un diálogo sobre los retos y oportunidades de cara al Covid-19

Seminario Web - 30 abril

Las repercusiones y consecuencias producidas por la pandemia global han puesto de relieve la necesidad cada vez más acuciante de replantearse los futuros probables, posibles y alternativos a los que se podría enfrentar la humanidad, incluidos los futuros de la educación. Por ello, en colaboración con la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la UNESCO y la Fundación Santillana, el 30 de abril se organizó un seminario web en español para examinar la iniciativa sobre el futuro de la educación a la luz de la actual crisis mundial. 

El seminario web, de 90 minutos de duración, fue moderado por Claudia Uribe, Directora de la OREALC/UNESCO Santiago, y contó con la participación de tres miembros de la Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación: Elisa Guerra, fundadora del Colegio Valle de Filadelfia en México; Tarcila Rivera, Directora Ejecutiva del Centro de Culturas Indígenas del Perú; y S.E. Antonio Nóvoa, actual embajador de Portugal ante la UNESCO.

En el seminario virtual se abordaron temas relacionados con la importancia y pertinencia de la educación formal que se imparte en el entorno escolar tradicional, la participación de los padres, las madres y las comunidades, y su cambio durante la pandemia sanitaria, el futuro de la enseñanza a distancia y su función en la transformación de la educación y en la lucha contra las crecientes desigualdades en materia de oportunidades educativas. 

 

 

Dada la renovada importancia de la tecnología en la educación, especialmente durante el cierre de escuelas, los panelistas recordaron el papel imperativo e irremplazable que las y los maestros desempeñan y desempeñarán en el futuro. Elisa Guerra explicó: "la pedagogía es lo primero, la tecnología es sólo lo segundo. Un buen maestro puede ampliar su pedagogía con el uso de la tecnología, pero esto no puede reemplazar a los maestros". En una nota similar, S.E. Sr. António Nóvoa subrayó que la tecnología es un buen instrumento, pero que debe alinearse a los propósitos y objetivos de la educación. También recordó la importancia de la educación pública en medio del aumento exponencial de agentes no estatales en el paisaje educativo que tratan de mitigar el impacto del cierre de escuelas a nivel global, el cual afecta a 1.200 millones de niños y niñas. La educación no puede ni debe convertirse en un bien de consumo, dejando de lado sus funciones como un bien común global al servicio de una humanidad común. Tarcila Rivera hizo eco de la importancia de una visión humanista de la educación, teniendo en cuenta los propósitos de la educación para preparar a las nuevas generaciones para su participación en la sociedad, lo cual sólo puede lograrse adoptando un enfoque holístico y no segmentado de la educación, así como de la economía, la política y la ciencia, entre otras áreas.

La sesión contó con la asistencia de más de 800 participantes y finalizó con la formulación de algunas preguntas de parte de los asistentes, las cuales fueron seleccionadas por Carlos Vargas, Jefe de la Unidad de Desarrollo Docente de la OREALC/UNESCO Santiago. Una observación particularmente evocadora de un participante fue que "el futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer" -una declaración que enfatiza la oportunidad que tiene la humanidad de moldear su futuro.


Aprenda más sobre cómo participar en la iniciativa y forme parte de esta conversación mundial sobre los futuros de la educación.

Contacto

UNESCO Headquarters

7 Place de Fontenoy
75007 Paris, France

Investigación y Prospectiva en Educación

futuresofeducation@unesco.org

Síguenos