Presentación del informe sobre los futuros de la educación

launch event in UNESCO room 1

Según un informe de la Comisión Internacional de la UNESCO, la educación necesita un nuevo contrato social para transformar el futuro

El 10 de noviembre de 2021 la UNESCO presentó en su sede un nuevo informe mundial sobre los futuros de la educación, titulado “Reimaginar juntos nuestros futuros: un nuevo contrato social para la educación”. Este informe es el fruto de dos años de trabajo y se fundamenta en un proceso de consulta mundial en el que participaron alrededor de un millón de personas. En él se aboga por una profunda transformación de la educación para corregir injusticias del pasado y mejorar nuestra capacidad para actuar juntos de cara a un futuro más sostenible y justo.

El documento es obra de la Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación, que está presidida por la Sra. Sahle-Work Zewde, máxima mandataria de la República Democrática Federal de Etiopía. El informe forma parte de una iniciativa insignia única en una generación destinada a replantear el modo en que el conocimiento y el aprendizaje pueden conformar el futuro de la humanidad y el planeta. El trabajo de la Comisión Internacional, creada antes de la pandemia, consiste en hacer una proyección de la educación en 2050 y años posteriores.

A fin de gestionar los principales trastornos relacionados con el clima, la participación democrática, la digitalización y el trabajo, en el informe se propone un nuevo contrato social para la educación, que tiene como objetivo reequilibrar nuestras relaciones con los demás, con el planeta y con la tecnología. Este nuevo contrato social debe basarse en el derecho a una educación de calidad durante toda la vida y reforzar la educación como bien público social y común. Estos principios universales deben convertirse en la base de la educación en todos los lugares.

“En un contexto en el que los retos climáticos, sanitarios y tecnológicos se entrecruzan, resulta más necesario que nunca replantear la educación a fin de orientar el futuro”, afirmó Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “Se trata de una tarea que tenemos que llevar a cabo entre todos, ya que la educación del mañana debe dar más cabida a la participación y contribución de toda la comunidad educativa y del conjunto de la sociedad. En este informe se proponen medidas destinadas a forjar este nuevo contrato social para nuestras sociedades”.

En el informe se aboga por pedagogías que se alejen del protagonismo de las clases impartidas por docentes para, en cambio, hacer hincapié en la cooperación, la colaboración y la solidaridad. También se insta a que los planes de estudios evolucionen hacia un aprendizaje ecológico, intercultural e interdisciplinario. Se indica que es preciso seguir profesionalizando la enseñanza como labor colaborativa y reconocer a los docentes como figuras clave de la transformación educativa y social. Se hace un llamamiento no solo a proteger las escuelas como centros indispensables en los que promocionar la inclusión, la igualdad y el bienestar colectivo, sino también a rediseñarlas a fin de que fomenten una mayor colaboración y se conviertan en ejemplos de sostenibilidad y neutralidad en emisiones de carbono. En el informe se aboga por un programa de investigación colaborativo sobre el derecho a la educación a lo largo de la vida y se exhorta a renovar la solidaridad mundial y cooperación internacional, a fin de ampliar las oportunidades educativas a lo largo del ciclo vital y en diferentes ámbitos sociales, culturales y profesionales. Se afirma que es preciso ampliar el derecho a la educación para que dure toda la vida y abarque el derecho a la conectividad.

“Uno de los mensajes clave que nuestra Comisión escuchó en todas las consultas es que la educación no solo es fundamental para que las personas lleven vidas dignas y plenas, sino que también es vital para conformar nuestros futuros en común”, afirmó la Presidenta Sahle-Work Zewde. “Por este motivo, concebir la educación como una forma de bienestar compartido es una idea clave que vertebra este informe. Nuestros sistemas educativos deben hacer un mayor énfasis en nuestra interconexión y fomentar un pensamiento crítico, una participación cívica y una conciencia de la humanidad y el planeta que compartimos. Forjar un nuevo contrato social para la educación es un paso vital para que reimaginemos juntos nuestros futuros”.  

En el informe se hace un llamamiento para que millones de personas, instituciones y organizaciones de todo el mundo trabajen de manera conjunta y solidaria, a fin de impulsar y hacer realidad el nuevo contrato social para la educación. La UNESCO insta a los educadores, los jóvenes, los investigadores y los encargados de tomar decisiones a que renueven la educación mediante un debate sobre qué debemos seguir haciendo, qué debemos dejar de hacer, qué debe replantearse mediante un enfoque nuevo y creativo y cómo hacerlo realidad en sus instituciones y comunidades educativas. Para ello, fomentará un diálogo y medidas generales que aprovechen la enorme diversidad de la creatividad, el ingenio y la capacidad de innovación del ser humano, a fin de transformar la política y práctica educativa. La Comisión sostiene que nunca ha habido tantas posibilidades de adoptar estas medidas conjuntas, gracias al acceso a amplios conocimientos y herramientas de colaboración.

Establecida por la Directora General de la UNESCO en 2019, la Comisión Internacional consta de miles de referentes intelectuales de la política, el mundo académico, las artes, las ciencias, la empresa y la educación. La Comisión recibió el encargo de estudiar detenidamente las aportaciones recibidas a través de los diferentes procesos de consulta y garantizar que esta información colectiva quedara reflejada en el informe mundial y otros productos de conocimiento relacionados con la iniciativa.

Enlaces:

Sitio web : https://es.unesco.org/futuresofeducation/ 

Informe completo: francés e inglés (a principios de 2022 estará disponible en otros idiomas)

Resumen: árabe, chino, español, francés, inglés y ruso

Para obtener más información, póngase en contacto: futuresofeducation@unesco.org

 

 

Contacto

UNESCO Headquarters

7 Place de Fontenoy
75007 Paris, France

División Futuro del Aprendizaje e Innovación

futuresofeducation@unesco.org

Síguenos