La iniciativa

El contexto

Con el cambio climático acelerado, la fragilidad de nuestro planeta se hace cada vez más patente. Las desigualdades persistentes, la fragmentación social y el extremismo político están llevando a muchas sociedades a un punto de crisis. Los avances en materia de comunicación digital, inteligencia artificial y biotecnología entrañan un gran potencial, pero también plantean problemas éticos y de gobernanza, especialmente porque las promesas de innovación y cambio tecnológico tienen un historial irregular de contribución a la prosperidad humana.

La visión

El conocimiento y el aprendizaje son los mayores recursos renovables de que dispone la humanidad para responder a los desafíos e inventar alternativas. Además, la educación no sólo responde a un mundo cambiante, sino que transforma el mundo.

Con la mirada puesta en el 2050 y más allá, la iniciativa Los futuros de la educación: aprender a transformarse se propone reexaminar y replantear la manera en que la educación y el conocimiento pueden contribuir al bien común mundial.

El enfoque

Esta iniciativa movilizará las muchas y ricas formas de ser y saber en todo el mundo con el fin de aprovechar la inteligencia colectiva de la humanidad.  Se basa en un proceso consultivo amplio y abierto en el que participan los jóvenes, los educadores, la sociedad civil, los gobiernos, las empresas y otras partes interesadas.  La labor la guiará una Comisión Internacional de alto nivel integrada por líderes de pensamiento de muchos ámbitos y regiones del mundo. En noviembre de 2021, la Comisión publicará un informe destinado a compartir una visión de futuro sobre qué es lo que la educación puede llegar a ser, y a ofrecer  un programa de acción política. La iniciativa Los futuros de la educación: aprender a transformarse catalizará un debate mundial sobre cómo el conocimiento y el aprendizaje pueden moldear el futuro de la humanidad y del planeta. 

Cronograma del proyecto

Timeline - ESP

Pensar juntos de manera que podamos actuar juntos para crear los futuros que queremos.

Preguntas clave

Este proyecto utiliza el concepto de futuro en plural para reconocer que existe una rica diversidad de formas de conocer y estar en el mundo. De esta manera también se reconoce que el futuro presenta múltiples dimensiones y que probablemente habrá múltiples futuros deseables y no deseables (que variarán enormemente dependiendo de quiénes sea uno y cuál sea su situación). En lugar de intentar trazar un único futuro para el mundo, al analizar los futuros en plural se validan múltiples futuros posibles y deseables de la humanidad en nuestro planeta común.

La iniciativa de la UNESCO Los futuros de la educación también enfoca el futuro como un espacio para el diseño democrático que está conectado a, pero no limitado por, el pasado y el presente. Una parte importante del trabajo consistirá en un análisis de tendencias basado en datos empíricos, que puede ayudarnos a comprender mejor los desafíos y oportunidades que se anticipan. Esto se complementará con mecanismos participativos a fin de concebir nuevos futuros posibles de la educación. Las consultas que se celebrarán en todas las regiones del mundo aprovecharán la visión y las aspiraciones de una amplia gama de partes interesadas, en el entendimiento de que la innovación y la apropiación del futuro deben estar ancladas en el ámbito local y debatirse a nivel mundial.

En este proyecto se adopta un enfoque fluido, iterativo y colectivo de la construcción de los futuros. El objetivo es generar debate y acción sobre el papel de la educación, el conocimiento y el aprendizaje en vista de los futuros previstos, posibles y preferidos para la humanidad y el planeta.

El concepto de aprender a convertirse pone de manifiesto una filosofía de la educación y un enfoque pedagógico que ve el aprendizaje como un proceso de desarrollo permanente que se da de manera continua y a lo largo de toda la vida. Pensar en términos de "convertirse" equivale a evocar una línea de pensamiento que hace hincapié en los potenciales, rechaza el determinismo y expresa una apertura flexible a lo nuevo. 

Asimismo, la idea de aprender a convertirse hace referencia a la necesidad de desarrollar la capacidad de imaginar una vida buena y plena.  En todo el mundo, para los muchos que viven en condiciones de pobreza, exclusión, desplazamiento y violencia, el futuro puede aparecer más como un conjunto de posibilidades cada vez más reducidas que como un mundo de esperanza y promesas. Cuando la aspiración humana es un ejercicio vacío, el mundo sufre.

A medida que asumimos los cambios causados en el planeta por el ser humano y nos enfrentamos a las posibilidades de transformación fundamental en la organización social, la conciencia humana y la identidad humana, la humanidad necesita dedicar atención a la pregunta: ¿en qué queremos convertirnos? El conocimiento y el aprendizaje constituyen un elemento esencial de la transformación de las sociedades y las mentes humanas. Aprender a convertirse nos invita a convertirnos en algo que aún no hemos llegado a ser.  

La educación es una pieza clave de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.  A pesar del alcance de estos compromisos mundiales y de los logros previstos, sigue siendo urgente mirar más allá de este horizonte inminente. Si bien en la Educación 2030: Declaración de Incheon y Marco de Acción se establece una hoja de ruta para la transformación de los sistemas educativos y se afirma un compromiso fundamental con la inclusión y la equidad, todavía debemos preguntarnos qué es lo que la educación puede llegar a ser, y qué es lo que la educación puede permitirnos llegar a ser. La iniciativa de la UNESCO Los futuros de la educación utiliza el horizonte de 2050 y más allá para anticipar y conformar tanto los futuros más cercanos como los más lejanos. 

Informes mundiales de la UNESCO sobre la educación

Parte de una tradición de la UNESCO

Los futuros de la educación: aprender a transformarse será el último de una serie de informes mundiales encargados por la UNESCO para hacer frente a los desafíos que el futuro nos depara y formular recomendaciones en el ámbito de la educación.

El primero de estos informes, Aprender a ser: la educación del futuro, se elaboró en 1971-1972 y fue preparado por una comisión presidida por Edgar Faure, ex Primer Ministro y Ministro de Educación de Francia. En dicho informe se advirtió de los riesgos de las desigualdades, las privaciones y el sufrimiento y se destacaron las características universales de la educación. En el informe Faure se pedía que se siguiera ampliando la educación y la educación a lo largo de toda la vida.

Entre 1993 y 1996, una segunda comisión internacional, bajo la dirección de Jacques Delors, ex Presidente de la Comisión Europea y ex Ministro de Economía y Finanzas de Francia, preparó un informe que se publicó bajo el título La educación encierra un tesoro. En este informe se subrayaba además la importancia de un enfoque humanista de la educación y se establecían "los cuatro pilares" de la educación, a saber: aprender a ser, aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a vivir juntos.

Entre otras publicaciones importantes de la UNESCO sobre educación de los años subsiguientes, cabe mencionar el informe de 2015 titulado Replantear la educación. ¿Hacia un bien común mundial?, en el que se proponía un replanteamiento de la educación y el conocimiento como bienes comunes mundiales. 

Todas estas iniciativas, así como la labor de la UNESCO en el sector de la educación en general, sirven de base para el informe mundial que se está preparando actualmente. El informe Los futuros de la educación: aprender a transformarse (de próxima publicación, en 2021) se basará en esta tradición y establecerá una agenda para el diálogo y la acción en materia de políticas educativas en múltiples niveles.

UNESCO Headquarters - Paris 16 Edgar Faure and Rene Maheu with the Faure report/ UNESCO HQ - Source: UNESCO Digital Archives, PHOTO0000002726, 1973-06-05 / Photographer: Dominique Roger Jacques Delors

Forjando las prioridades globales para el futuro

La iniciativa "Los futurs de la educación" de la UNESCO también contribuye al diálogo #ForjandoNuestroFuturo que se lleva a cabo con motivo del 75 aniversario de las Naciones Unidas. Únase también a este año de diálogo completando esta encuesta UN75.

UN75 ENG

Contacto

UNESCO Headquarters

7 Place de Fontenoy
75007 Paris, France

Investigación y Prospectiva en Educación

futuresofeducation@unesco.org

Síguenos