Sectores de trabajo

La Oficina de la UNESCO en Quito fue establecida el 6 de junio de 1983. En esa época, desempeñó el papel de Oficina Regional de Comunicación para América Latina. Independientemente, existía una oficina de representación de la UNESCO para Ecuador y Colombia. En el año 1992, estas dos oficinas se unieron en una sola bajo el nombre de Oficina Regional de Comunicación para América Latina y Representación para Ecuador y Colombia.

Entre los años 1998 y 2001, la oficina volvió a ser meramente Oficina de Representación de la UNESCO para Ecuador y Colombia. La Oficina Regional de Comunicación para América Latina en cambio fue trasladada a Panamá.

© UNESCO

Educación

La educación es un derecho humano, así como un motor para el desarrollo sostenible y para la construcción de sociedades pacíficas, inclusivas y equitativas, siendo un factor sustantivo que contribuye a fortalecer el bienestar personal y colectivo, avanzar hacia la igualdad de género, garantizar el trabajo decente, alentar el crecimiento y la producción responsable, fortalecer los sistemas sanitarios y luchar contra el cambio climático y sus efectos.

 

La Oficina de la UNESCO en Quito, en un accionar articulado y sinérgico con los Estados de Bolivia, Colombia, Ecuador y la República Bolivariana de Venezuela, busca contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial el número 4 sobre educación, generando impactos a través de procesos de incidencia en la política pública, asistencia técnica en materia educativa y de acompañamiento en la elaboración de normativas que favorezcan e impulsen la inclusión educativa de todas las personas a lo largo de la vida, sin dejar a nadie atrás.

Descubre las diez metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 a través de este video.

En este sentido, la Oficina de la UNESCO en Quito y Representación para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, brinda acompañamiento y apoyo técnico a los cuatro países del clúster, mediante el diseño e implementación de políticas acciones en el marco de las siguientes líneas estratégicas:

 

 

Desglosar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 Educación 2030

Esta guía, que se organiza en torno a una serie de preguntas y respuestas para “desglosar” el ODS 4, contiene orientaciones generales para familiarizarse con el ODS 4 dentro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y para apoyar su implementación eficaz. La guía esboza los elementos clave del ODS 4-Educación 2030 y los compromisos globales que se reflejan en las metas del ODS 4, tal como se establece en la Declaración de Incheon y en el Marco de Acción de Educación 2030.

 

Integración del ODS 4 – Educación 2030 en la formulación de políticas y planeamiento para todo el sector

Estas directrices tienen por finalidad servir de recurso básico para garantizar que las oficinas fuera de la Sede puedan prestar un apoyo técnico apropiado a las autoridades nacionales en este proceso. Para ello, se toman en cuenta los distintos perfiles de las necesidades y capacidades de los países, evitando así un enfoque único para todos.

 

 

Cultura

¿Alguna vez te has preguntado cómo sería tu vida sin cultura?

La cultura es el resultado de cómo los seres humanos nos pensamos, nos entendemos, nos proyectamos y nos construimos con el fin de que la vida tenga sentido y, todo a nuestro alrededor, un orden.

La cultura es la fuente de inspiración para llegar a construir templos y monumentos con determinadas técnicas e incorporando ciertos símbolos. Es la fuente de nuestra creatividad sin límites y el cofre donde se guardan conocimientos únicos basados en los recursos que nos rodean, sean estos naturales, humanos, tecnológicos entre otros. Así mismo, la cultura garantiza que tales conocimientos sean transmitidos a través de idiomas, símbolos y señas, desde varias dimensiones que conectan tiempo y espacio y que reflejan la riqueza de la diversidad en el mundo.

La Oficina de la UNESCO en Quito trabaja permanentemente en coordinación con los Estados de Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, con el fin de que la diversidad cultural prevalezca y se posicione como un elemento transversal hacia el desarrollo sostenible, el respeto a los derechos humanos y, en consecuencia, el respeto mutuo. 

 

El sector Cultura

El Sector Cultura apoya a los Estados y portadores de saberes en la protección y salvaguarda de sus identidades, enmarcando todo esfuerzo en el diálogo abierto, la paz, así como la visibilización de factores que puedan poner en riesgo el autoreconocimiento de los pueblos y su herencia cultural.

Conoce más sobre el patrimonio cultural inmaterial.

 

Patrimonio cultural inmaterial transmedia para el desarrollo sostenible

 

En el marco del proyecto piloto "Patrimonio Cultural Inmaterial transmedia para el desarrollo sostenible" el alcance del Sector Cultura, en la Oficina de Quito y Representación para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, permitió la creación de una plataforma de recursos digitales pensada como herramienta para el intercambio de conocimientos y aprendizaje entre pares, sobre la contribución del patrimonio cultural inmaterial para el desarrollo sostenible. Para ello, se contó con la participación de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Navega en la plataforma aquí. 

Tejiendo desarrollo sostenible

 

Entre otras iniciativas actuales que incluyen el permanente apoyo al fortalecimiento y gestión de los Estados de Representación de la Oficina de UNESCO en Quito, el Sector Cultura implementa en Ecuador el proyecto "Tejiendo Desarrollo Sostenible", el cual pretende instalar capacidades de gestión y salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial en la comuna Pile, una de las localidades herederas del Tejido Tradicional del Sombrero Ecuatoriano de Paja Toquilla, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, desde 2012. El proyecto, además, aporta al fortalecimiento de la cadena de valor del sombrero desde una mirada holística y participativa. 

 

Propuesta de recuperación sostenible post COVID-19

 

En 2022, el compromiso del Sector Cultura se extiende hasta Bolivia, donde se ha establecido diálogo con agencias hermanas de Naciones Unidas para articular una propuesta de recuperación sostenible post COVID-19 con amplia atención a jóvenes en la Chiquitanía. La cultura será el pilar fundamental de la iniciativa al articular aspectos sociales, ambientales, patrimoniales, económicos y sociales.