Patrimonio Cultural Inmaterial e Inclusión Social: Aportes para la agenda de desarrollo post-COVID19

Nombre del proyecto :

Patrimonio Cultural Inmaterial e Inclusión Social: Aportes para la agenda de desarrollo post-COVID19

Presupuesto :

0 - 100K$

Duración del proyecto :

01-08-2020

Lugar :

Montevideo, Uruguay
Investigación aplicada para visibilizar la importancia y aportes del patrimonio cultural inmaterial como factor clave en procesos de inclusión social para el desarrollo de políticas públicas culturales post-pandemia
© UNESCO

La pandemia de COVID-19 nos recuerda que la cultura, como bien común esencial, es un vector de resiliencia y desarrollo humano -social y económico- y que como tal debe ser integrado de forma holística en el marco de las políticas nacionales adoptadas para superar esta crisis sin precedentes.

En este sentido, es necesario reconocer y visibilizar el papel del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) en las agendas de desarrollo, enfatizando sus aportes en términos de desarrollo social inclusivo. El PCI, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles de esta manera un sentimiento de identidad y continuidad que contribuye a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

A pesar de su aparente fragilidad, estas prácticas culturales, saberes y conocimientos hacen parte de la identidad de las comunidades y los individuos que las desarrollan, se han cimentado sobre valores como la solidaridad y la reciprocidad y han desempeñado un papel fundamental en el fortalecimiento del tejido social de manera inclusiva, especialmente entre la población más vulnerable.

Esto es especialmente relevante en América Latina y el Caribe, donde la persistencia de la pobreza y la pobreza extrema son desafíos centrales, además del principal impulsor de la discriminación social. La desigualdad se convierte entonces en un fenómeno multidimensional, donde el acceso al bienestar y el ejercicio de los derechos políticos, económicos, sociales y culturales genera importantes impactos, desintegrando el tejido social y debilitando la democracia.

El proyecto de investigación aplicada Patrimonio Cultural Inmaterial e Inclusión Social: Aportes para la agenda de desarrollo post-COVID19 que implementa un equipo multidisciplinar formado por miembros de la Red de Cooperación Académica en Patrimonio Cultural Inmaterial de Latinoamérica y el Caribe (ReCA PCI LAC) con la colaboración de UNESCO Montevideo, la participación técnica y académica del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina (CRESPIAL) y el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) resulta estratégico en el marco de la Agenda para el desarrollo sostenible 2030, ya que responde a los lineamientos del objetivo 17 sobre el fortalecimiento de alianzas internacionales para lograr las metas de los ODS.