Declaración UNESCO-Zapopan, referencia para la gobernanza cultural municipal y metropolitana

Nombre del proyecto :

Acompañamiento a Zapopan por los derechos culturales

Duración del proyecto :

17-01-2019

Lugar :

México
Key figure: 

100

actores sociales clave

15

meses de discusiones, análisis y reflexiones

4

sesiones de diálogo

8

meses redondas

La cultura es una de las grandes herramientas para transformar la vida de las personas y para mejorar la convivencia al interior de las comunidades. La música, el baile, la pintura, la belleza y la creatividad, son alternativas frente a la violencia, al desempleo, a la soledad. En este sentido es, desde el contexto más local, donde se generan los vínculos sociales más estrechos y donde se encuentra el primer contacto de respuesta del Estado hacia la ciudadanía.

 

Para el impulso al arte, la cultura y la garantía de los derechos culturales para todas y todos, lo local también es un espacio neurálgico dónde iniciar las grandes transformaciones. Con este espíritu, la Oficina en México de la UNESCO brindó acompañamiento a la Alcaldía de Zapopan para desarrollar lineamientos de políticas públicas en contextos municipales y metropolitanos que quedaron plasmados en la Declaración Internacional de Zapopan y que el Municipio incorporó en su legislación local.

 

Las aportaciones que se generaron desde Zapopan a lo largo de 15 meses de discusiones, análisis y reflexiones en torno a la importancia de la cultura como eje para el desarrollo sostenible de la comunidad en áreas metropolitanas son un hito en México y en el mundo, señala la Declaración de Zapopan 2018.

 

Se trató de un esfuerzo sin precedentes en México, que fue la punta de lanza para impulsar otras iniciativas similares en el país: la elaboración de una Carta por los Derechos Culturales para el municipio de San Luis Potosí, proyecto que actualmente recibe la asistencia técnica de nuestra Oficina.

La Declaración Internacional UNESCO-Zapopan contiene ocho recomendaciones de políticas culturales para el municipio y quedan como ejemplo para todos los estados miembro de la Organización de las Naciones Unidas

Luis Gerardo Ascencio Rubio, director de Cultura Zapopan, agosto 2019

El trabajo en campo

A partir de una serie de consultas y mesas de trabajo con más de 100 actores de la administración pública, la academia, la sociedad civil organizada, así como personalidades de la cultura, el arte y las industrias culturales, se establecieron principios para la gobernanza cultural, varios de los cuales se apuntan ya en la Convención para la promoción y protección de la diversidad de las expresiones culturales (2005) y su vínculo con la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

La Declaración Internacional

De esta manera, la Declaración busca establecer acciones elementales para encaminar la gestión y administración cultural en favor de la desigualdad social, el acceso a los servicios públicos, la seguridad, la reapropiación del espacio urbano y la participación social.

El trabajo realizado durante el año 2017 comprendió tres etapas:

1. Cuatro sesiones de diálogo en ocho mesas redondas, en torno a temas como gobernanza, derechos culturales e integración de la cultura en los planes de desarrollo.

2. Un foro internacional con un grupo de expertos en planeación y política cultural.

3. El análisis y sistematización de recomendaciones y buenas prácticas para la elaboración de un documento base para una política cultural.

La Declaración

La Declaración Zapopan 2018 se leyó y entregó el viernes 16 de marzo en el auditorio del Centro Cultural Constitución, en el marco del Festival Artístico UNESCO –Zapopan, el cual presentó un amplio programa cultural que incluyó conciertos de los artistas internacionales China Moses, Chuchito Valdez y Sumi Jo (Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO), estrellas del jazz y de la ópera, quienes también ofrecieron talleres y clases magistrales a miembros de la comunidad de Zapopan. Como cierre de los esfuerzos conjuntos se realizó el Festival Artístico Zapopan-UNESCO 2018, en donde los creadores y artistas invitados reconocieron el esfuerzo por consolidar al arte y la cultura como un eje de transformación social.