“Somos los autores de una nueva historia que comienza hoy“ - La región del Caribe promueve el trato preferente para la cultura

“Un tema que siempre ha sido muy importante para mí es la accesibilidad de los artistas caribeños a otros mercados, especialmente a los de Europa y América del Norte. Somos los autores de una nueva historia que comienza hoy. Hagamos propuestas audaces de iniciativas de cooperación cultural y brindemos nuevas oportunidades para los artistas y profesionales culturales de la región del Caribe“, declaró el Excmo. Sr. John A. King, Ministro de Economía Creativa, Cultura y Deportes de Barbados, en su discurso de apertura al evento que marca el lanzamiento público del estudio de la UNESCO,  “La cultura en el Acuerdo de Asociación Económica CARIFORUM-UE: ¿reequilibrando los flujos comerciales entre Europa y el Caribe?”.

El evento, organizado el 5 de noviembre en Bridgetown, Barbados, presentó una mesa redonda y un debate público con un centenar de participantes de Barbados, República Dominicana, Jamaica, Santa Lucía y Trinidad y Tobago. Socios clave para el desarrollo regional, entidades intergubernamentales, funcionarios gubernamentales, artistas, profesionales culturales y especialistas en comercio participaron en animados debates.

El Acuerdo de Asociación Económica (EPA, por sus siglas en inglés) celebrado en octubre de 2008 entre los Estados del CARIFORUM y la Unión Europea fue uno de los primeros acuerdos comerciales regionales Norte-Sur cuyo objetivo fue mejorar el acceso al mercado y lograr un flujo comercial más equilibrado entre las regiones. El Acuerdo también cuenta con un Protocolo dedicado a la Cooperación Cultural, el primero de esta índole que ha sido incluido en un acuerdo económico. Inspirado en la Convención de la UNESCO de 2005 sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, este acuerdo innovador requiere que los países desarrollados ofrezcan un trato preferente a los artistas y profesionales culturales, así como a los bienes y servicios culturales de los países en desarrollo.

“Este EPA despertó grandes esperanzas de que se generara una dinámica de cambio hacia la diversificación y la modernización industrial en el comercio cultural”, destacó Alessandra Cummins, directora del Museo y Sociedad Histórica de Barbados y Presidenta de la Comisión Nacional de Barbados para la UNESCO.  “Desafortunadamente, el estudio revela que las oportunidades que emanan de las disposiciones del EPA CARIFORUM-UE, especialmente aquellas relacionadas con la movilidad de artistas y la coproducción de obras audiovisuales, no se han aprovechado completamente, y que su Protocolo sobre Cooperación Cultural aún no se ha activado", continuó.

Durante la sesión, los participantes analizaron varias iniciativas institucionales destinadas a promover los sectores creativos de la región. El Fondo de Innovación para las Industrias Culturales y Creativas del Banco de Desarrollo del Caribe (BDC) es uno de estos innovadores mecanismos de financiación recientemente establecidos. El Organismo de Fomento de las Exportaciones de los Estados del Caribe (CEDA, por sus siglas en inglés) también promueve intervenciones clave en el desarrollo de exportaciones y la promoción de inversiones.

Si bien la UE ha asumido compromisos importantes para fomentar el acceso a su mercado, especialmente en los servicios de entretenimiento, actualmente no existe financiación específica para la aplicación de las disposiciones culturales del EPA. Hasta la fecha solo se ha firmado un acuerdo para coproducción audiovisual a pesar de las cláusulas de trato preferencial para las coproducciones[1].

“Todos los países de la región han ratificado la Convención de 2005. A través de nuevas asociaciones y programas entre pares, la UNESCO está en disposición de ayudar a la región a adaptar sus políticas culturales y marcos legales para promover la creatividad caribeña y mejorar las oportunidades de exportación. Las entidades de la industria creativa de la región también deben movilizarse para reclamar un trato preferente y establecer nuevos diálogos con los ministerios de comercio", destacó Danielle Cliche, Jefa de la Entidad de la Diversidad de las Expresiones Culturales de la UNESCO y Secretaria de la Convención de 2005 sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales.

Los participantes acordaron solicitar a las autoridades nacionales pertinentes y a representantes del CARIFORUM que continúen la discusión durante el próximo Comité de Comercio y Desarrollo del EPA programado en Bruselas para fines de noviembre. 

“Las discusiones que han tenido lugar hoy ayudarán a reconsiderar el potencial de las disposiciones culturales en la próxima revisión quinquenal del EPA CARIFORUM-EU. Debemos aprovechar esta oportunidad estratégica única", declaró Percival Marie, Director General del CARIFORUM.

"El EPA es un instrumento de política que la región debe utilizar plenamente para promover la posición de los sectores culturales y creativos. Esto requiere una sólida estrategia política. El nuevo proyecto Transcultura, un proyecto cuatrienal financiado por la UE y ejecutado por la UNESCO por un presupuesto total de 15 millones de euros, también puede ayudar a reforzar la integración cultural dentro de la región del Caribe, según lo dispuesto por el Protocolo de la EPA", coincidió la Embajadora Daniela Tramacere, Jefa de la Delegación de la Unión Europea en Barbados, Estados del Caribe Oriental, OECO y CARICOM/CARIFORUM.

Tras el debate público, los días 6 y 7 de noviembre se celebró un taller de trabajar sobre el tema “Impulsar el trato preferente para la cultura”, que reunió a 30 profesionales de la cultura y del comercio de la región para discutir enfoques innovadores de las políticas comerciales en el ámbito cultural, en el contexto de la aplicación de la Convención de UNESCO de 2005.

Esta serie de eventos se organizó en el marco del Programa UNESCO-Aschberg para los Artistas y los Profesionales de la Cultura, una cuenta de donantes múltiples dedicada a promover la investigación, la formación y el asesoramiento técnico en el ámbito del trato preferente y la libertad artística.


[1] Cuando los equipos creativos europeos y caribeños coproducen materiales y servicios audiovisuales en una proporción de producción de 80-20, los productos son denominados como obras "europeas", lo cual permite a los productores audiovisuales del Caribe acceder a fuentes de financiamiento.