Artistas, ¡despierten! – Entrevista con Henok Mebratu

 

Henok Mebratu tiene una visión global de la industria cinematográfica etíope. Es director de cine y productor, con cinco largometrajes, más de 20 documentales y algunos programas de televisión en su haber. Fue seleccionado como Talento emergente en el Festival de Cine de Cannes en 2012 y presentó la industria cinematográfica emergente de Etiopía en la Berlinale Africa Hub de 2019. En Action Media, se especializa en ofrecer un apoyo completo a la producción a compañías extranjeras que se introducen en Etiopía y África. La tramitación de visados, los permisos de filmación, el despacho de aduanas para los equipos de producción, los viajes, los castings, la localización y el montaje son sólo una pequeña parte de los servicios que ofrece. Su interés va mucho más allá del estado actual del cine: la mirada de Mebratu está firmemente puesta en el futuro de la expresión en su país natal, dentro y fuera de la pantalla. No es de extrañar, pues, que la cuestión de la libertad artística sea preciada para él. Con motivo de la 26ª edición del Día Mundial de la Libertad de Prensa, celebrado en Addis Abeba, respondió a cinco preguntas que nos dan una idea de lo que significa ser un artista en Etiopía hoy y de cómo prepararse para el futuro.

 

¿Qué tendencia alentadora ve en la industria cinematográfica etíope en términos de libertad artística y diversidad de contenidos?

 

Creo que estamos en una de las mejores posiciones que he conocido a lo largo de mi vida y debido a las siguientes razones. Hace cinco años, sólo teníamos tres cadenas de televisión, mientras que ahora tenemos más de 15 cadenas privadas que ofrecen debates y puntos de vista diferentes. Cadenas de televisión que antes estaban interferidas ahora han abierto su sede en Addis Abeba. Los artistas ocupan puestos claves en las instituciones artísticas, mientras que durante el gobierno anterior sólo los dirigentes solían ser nombrados. Ahora tenemos un acceso a Internet relativamente fiable y sin censura. Se ha suspendido la censura cinematográfica en el Ministerio de Cultura y Turismo.

 

¿Qué constituye, en 2019, un obstáculo importante para ampliar la libertad artística en Etiopía?

 

La paz inestable (especialmente fuera de Addis), las noticias falsas en las redes sociales, el extremismo y la falta de estado de derecho se han convertido en amenazas para la libertad artística. La mayoría de las personas no son conscientes de las responsabilidades que conlleva la libertad. Las noticias falsas se multiplican y no hay un mecanismo de control establecido. Es difícil para las redes sociales como Facebook localizarlas, ya que la mayoría de los mensajes están en idiomas locales como el amhárico y el oromiffa, de los cuales Facebook tiene muy poco conocimiento. Hace quince años, no había un solo móvil en el país. ¡Ahora tenemos más de 65 millones! El gran desafío es educar a nuestra sociedad a la misma velocidad con la que se desarrolla la tecnología. Cuando existe una amenaza para la seguridad, el gobierno bloquea inmediatamente Internet porque cree que es la única forma de controlar la violencia, lo que a su vez pone en peligro la libertad de expresión. También hay rumores creíbles de que el gobierno sigue bloqueando a los opositores extremistas.

 

¿Cuál sería una iniciativa de los países vecinos en el ámbito de la libertad artística de la que Etiopía podría aprender?

 

No estoy al tanto de iniciativas en el ámbito de la libertad artística que se estén llevando a cabo en los países vecinos, pero me encantaría conocerlas, si existen.

 

¿Cómo ha influido el acceso a Internet en la libertad artística en Etiopía?

 

Antes de la transición que tuvimos hace apenas un año, los artistas no ejercían su libertad en Internet porque el gobierno podía identificarlos fácilmente y pensaban que corrían el riesgo de ir a la cárcel. La mayoría se autocensuraban. La mayoría usaban falsas cuentas de redes sociales para expresarse libremente.

 

Tras la transición, vemos cómo poemas, artículos y otras formas de arte se difunden con atrevimiento. Pero la cantidad es todavía pequeña ya que la mayoría de los artistas del país tienden a ser tradicionales. Debido a Internet, especialmente a las redes sociales, el país se enfrenta a un desafío único en el que las noticias falsas se han convertido en una fuente de conflictos étnicos.

 

Si tuviera que elegir una palabra para describir el estado actual de la libertad artística en Etiopía, ¿cuál sería y por qué?

 

Si tuviera que elegir una palabra para describir el estado actual de la libertad artística en Etiopía, sería NACIENTE, ya que los artistas todavía no se han despertado de sus traumas del pasado más reciente y siguen autocensurándose.