Acceso libre para facilitar la investigación e información sobre COVID-19

 

Página de inicio

Frente a la pandemia de Covid-19, el valor y la necesidad de soluciones ofrecidas por software libre y de código abierto (Open Source) son cruciales. El acceso libre a la información científica y a los datos libres facilita una investigación mejor y más rápida hacia una vacuna e informa las medidas de salud pública esenciales para contener la propagación del virus. Los Recursos Educativos Libres (REL) mantienen a los ciudadanos actualizados y educados sobre el virus, ayudando a asegurar su cumplimiento con los avisos de salud pública, y permiten que el aprendizaje continúe a distancia. En esta página, soluciones libres se refiere a artículos de revistas de acceso libre, revisados por pares y a datos científicos, y se presentan nuestras iniciativas sobre acceso libre y datos científicos libres. Para obtener información sobre las REL, por favor visite esta página.

Basándose en su mandato actual de garantizar el acceso universal a la información, la UNESCO, en apoyo de diversas organizaciones profesionales, dispone de varias herramientas y fomenta diversas iniciativas para aprovechar el poder de las soluciones libres en la lucha contra Covid-19.

El 30 de marzo de 2020, la UNESCO acogió una reunión en línea de representantes de los ministerios de ciencia de 122 países para intercambiar opiniones sobre el papel de la cooperación internacional en la ciencia y el aumento de las inversiones en el contexto de COVID-19. Durante la reunión, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, pidió a los gobiernos que reforzaran la cooperación científica e integraran la ciencia libre en sus programas de investigación para prevenir y mitigar las crisis mundiales.

Equilibrar el intercambio de datos útiles con el derecho a la privacidad

Los datos personales, como los relativos a la salud y la geolocalización, pueden ser medidas clave adoptadas contra el COVID-19, entre otras cosas para trazar mapas de la ubicación y la propagación de la enfermedad, evaluar los efectos de las medidas adoptadas por los gobiernos para contener el virus y proporcionar información específica en las zonas de alto riesgo.

Sin embargo, el uso de datos personales puede infringir el derecho a la privacidad, y es necesario equilibrar estas necesidades. Varios convenios, declaraciones, marcos éticos y declaraciones internacionales reconocen este dilema y establecen directrices para tratar los datos en situaciones de crisis de salud pública. Algunas de las más importantes son las directrices de la Organización Mundial de la Salud para la vigilancia durante una pandemia de gripe, en las que se esbozan las necesidades de datos y las estrategias de vigilancia. También se puede encontrar una declaración de apoyo en el Informe del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO sobre los grandes datos (Big Data) y la salud, en el que se alienta a los organismos internacionales a elaborar marcos éticos para la protección de los datos y la privacidad, facilitando al mismo tiempo el acceso libre y el uso de los grandes datos para el bien común. El Reglamento General de Protección de Datos (General Data Protection Regulation – GDPR en inglés) tiene una serie de implicaciones para la investigación sanitaria internacional que implica la recopilación, el uso y el intercambio transfronterizo de los datos personales de las personas, pero incluye excepciones en las que el intercambio de datos es en interés de la salud pública.

La UNESCO y sus asociados

La vigilancia del Coronavirus, lanzada por el Centro de Categoría 2 de la UNESCO, el Centro Internacional de Investigación sobre Inteligencia Artificial (IRCAI) de Eslovenia, ofrece una visión global del estado de la pandemia. Al resumir el conocimiento colectivo del mundo sobre el virus, incluyendo el número de casos y los informes de los medios de comunicación en cada país, CURE proporciona una visión general de la situación, permitiendo al público mantenerse actualizado. También sintetiza las estadísticas en gráficos más digeribles, facilitando aún más la comprensión pública de la evolución del virus.

La ciencia libre es la clave para luchar contra el COVID-19

La comunicación científica debe ser transparente y libre, sin infringir la privacidad de las personas. Es imperativo aprovechar las innovaciones científicas y apoyar los principios de apertura e inclusión en los procesos que generan soluciones a la grave amenaza para la salud que es probable que cause considerables dificultades a la humanidad.

La comunicación, la investigación y los datos científicos constituyen elementos esenciales para la creación de nuevos conocimientos científicos. Es importante reconocer que la creación de nuevos conocimientos científicos para abordar la gestión de los riesgos de emergencia depende de la creación de condiciones libres y equitativas y de la provisión de acceso incondicional y el intercambio de contenidos, tecnologías y procesos científicos a toda la comunidad científica de los países desarrollados y en desarrollo. Por consiguiente, el acceso a los datos revisados y verificados por homólogos, a los artículos de revistas y a los registros de laboratorio es esencial para encontrar un remedio a la crisis actual. La información verificada y la investigación científica también pueden mantener al público informado de la situación y disipar los temores que pueden ser causados por la ignorancia o la desinformación.

La UNESCO y sus asociados

Para los científicos e instituciones que deseen difundir sus materiales relacionados con COVID-19, la virología y la salud pública, pero que no estén seguros de cómo hacerlo concretamente, el programa de estudios de acceso libre de la UNESCO para bibliotecarios e investigadores constituye una guía útil. En los módulos se explican los objetivos, los procesos, los tipos y las limitaciones existentes de la comunicación académica en materia de acceso libre, que incluyen conocimientos sobre los derechos de propiedad intelectual, los métodos y las limitaciones del proceso de examen por homólogos y los conceptos y funciones de las revistas electrónicas, las bases de datos y las tecnologías de la información y las comunicaciones. El módulo final titulado “Sharing your Work in Open Access” (Compartir su trabajo en el acceso libre) es una guía paso a paso para la publicación de trabajos de investigación sobre el Open Access.

Para las organizaciones de investigación y los Estados Miembros, las directrices de política de la UNESCO para el desarrollo y la promoción del acceso libre facilitan la comprensión de los aspectos más importantes para que puedan evaluar su propia situación con respecto a la comunicación académica en el acceso libre y seleccionar las políticas apropiadas y vincularlas a sus sistemas nacionales de investigación.

El portal de recursos universales Covid-19 (Covid-19 Universal REsource gateway - CURE) ha sido creado por el Instituto de Estadística de la India (ISI) en la India y Redalyc en México. La plataforma agrega información verificada y autorizada abiertamente sobre todo el ciclo de vida de la pandemia procedente de diferentes fuentes, facilitando a la comunidad científica y al público en general el acceso a información pertinente y precisa sobre el virus.

La UNESCO ha apoyado los esfuerzos para el acceso abierto al conocimiento científico a través de nuestros socios como la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones de Bibliotecarios (IFLA). La UNESCO apoya el llamamiento de IFLA y sus asociados para garantizar el libre acceso a la información científica, en particular en este momento crucial en que el mundo debe trabajar colectivamente para encontrar vacunas y tratamientos contra el virus Covid-19.

Uso de los Recursos Educativos Abiertos (REL) para mantener a los estudiantes ocupados en casa

Para más información sobre el trabajo de los REL de la UNESCO, visite Combatir COVID-19 mediante la innovación y la transformación digital.

 

Otros llamamientos al acceso abierto a la información científica

La UNESCO y sus asociados:

  • Una cuestión de supervivencia - y ejemplo para una sociedad libre. El Comité Ejecutivo de la Comisión Alemana para la UNESCO ha publicado una declaración en la que destaca que la ciencia abierta es una cuestión de supervivencia y necesaria para superar la pandemia. En ella se hace un llamamiento a la comunidad científica para que extraiga lecciones de la experiencia actual que sirvan de base a sus futuros esfuerzos de investigación, y para que los órganos de administración de la ciencia consideren la apertura en su futura financiación de la investigación. La Comisión Alemana también agradece a la UNESCO su liderazgo en materia de ciencia libre, en particular a través de la próxima Recomendación.
  • Planes de estudio de acceso abierto para bibliotecarios e investigadores: Un conjunto completo de cinco módulos de formación de acceso libre para investigadores y cuatro módulos de formación para escuelas de bibliotecología.
  • Directrices de política de la UNESCO para el desarrollo y la promoción del acceso abierto. Las directrices facilitan la comprensión de los aspectos más importantes del acceso abierto para que puedan evaluar su propia situación con respecto a la comunicación académica en el acceso abierto y seleccionar las políticas apropiadas y vincularlas a sus sistemas nacionales de investigación.
  • Instituto de Estadística de la India (ISI) y Redalyc en México, Covid-19 Universal REsource gateway (CURE). La plataforma agrega información verificada y con licencia abierta sobre todo el ciclo de vida de la pandemia procedente de diferentes fuentes, facilitando el acceso de la comunidad científica y el público en general a información pertinente y precisa sobre el virus.

Otros socios:

  • Asesores científicos gubernamentales de doce países publicaron una carta abierta en la que piden a los editores científicos que pongan a disposición de los interesados todas las investigaciones relacionadas con el coronavirus y Covid-19 de forma más accesible a través de PubMed Central, un archivo gratuito de investigaciones médicas y de ciencias de la vida, o a través de otras fuentes como la base de datos Covid de la Organización Mundial de la Salud. Los doce países son: Alemania, Australia, Brasil, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, India, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Singapur y el Reino Unido.
  • La organización Creative Commons ha insistido en su mensaje de que todas las organizaciones financiadas con fondos públicos deben 1) Adoptar políticas de acceso abierto que requieran que la investigación financiada con fondos públicos esté disponible bajo una licencia abierta (por ejemplo CC BY 4.0) o dedicada al dominio público. 2) Garantizar que todos los recursos educativos (como vídeos, infografías y otras herramientas de medios de comunicación) también se licencien abiertamente para facilitar la difusión de información fiable y práctica al público.
  • La Coalición Internacional de Consorcios de Bibliotecas (The International Coalition of Library Consortia - ICOLC) ha publicado una declaración sobre la pandemia mundial de COVID-19 y su impacto en los servicios y recursos de las bibliotecas, para ayudar a los editores y proveedores de contenido a comprender cómo afecta Covid-19 a la comunidad de la información. Además, sugiere algunas medidas que deben considerar los editores, entre ellas, hacer que todo contenido y conjunto de datos pertinentes que se encuentren actualmente detrás de los “muros de pago” (paywall en inglés) sistema que restringe el acceso a contenido a usuarios que no cuentan con una suscripción pagada, eliminar y renunciar a los límites de usuario, y más medidas para ampliar el Open Access durante este tiempo.
  • Las organizaciones Data Together (CODATA, GO FAIR, RDA y WDS), en reconocimiento de la necesidad de un acceso controlado a datos de calidad para las respuestas científicas y políticas en tiempos de crisis, han lanzado un Llamamiento y Acciones COVID-19. Sus acciones incluyen mostrar la creación y el despliegue de los datos FAIR relacionados con COVID-19, definir directrices detalladas sobre el intercambio y la reutilización de los datos, y prepararse para la resistencia futura abordando las cuestiones críticas del acceso, la interoperabilidad y la reutilización de los datos a través de los límites de los dominios, las disciplinas y las instituciones.
  • La declaración pública de los especialistas en derecho de autor de las bibliotecas: Fair Use & Emergency Remote Teaching & Research, (Uso justo - Educación e investigación a distancia), recientemente publicada por un grupo de bibliotecarios expertos en derechos de autor de colegios y universidades de los Estados Unidos, aclara cómo se aplica el uso justo en circunstancias excepcionales como la situación actual.