Intercambio de información y lucha contra la desinformación

La libertad de expresión, el acceso a la información -en particular sobre salud pública- y la cobertura informativa de calidad son esenciales para hacer frente a la crisis sin precedentes provocada por la pandemia del coronavirus.

Más que nunca, el mundo necesita un periodismo profesional e información fiable para adaptar su respuesta a la propagación del COVID-19, organizarse, aprender de las experiencias de otros países y contrarrestar el aumento de los rumores y la desinformación.

En particular, la UNESCO promueve los recursos de educación abierta (OERs), las redes de verificadores de hechos, los recursos de alfabetización mediática e informacional para contrarrestar la propagación de la desinformación, el uso de tecnologías digitales como la inteligencia artificial en respuesta a la crisis, así como destacar la importancia del patrimonio documental en los esfuerzos pasados para luchar contra las pandemias.