Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

La Infancia en peligro

En junio de 1989 el velero Messager de la ville de Nantes zarpaba de la costa de Bretaña, Francia, en dirección a Dakar, Fort-de-France y Nueva York. A bordo viajaban quince niños de doce a dieciséis años de edad y de nacionalidades diferentes, a los que iban a sumarse unos cincuenta más en la isla de Gorea y, más tarde, otros aun en las Antillas.

En representación de los cinco continentes, y en particular de las regiones del Sur, los niños se habían reunido para realizar de manera simbólica el trayecto de la trata de esclavos y analizar en conjunto los principales artículos de un proyecto de convención sobre los derechos del niño.

Al concluir el periplo se dirigieron a la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York para entregar a su Secretario General, Javier Pérez de Cuéllar, una solicitud redactada por ellos en la que pedían que por fin se adoptara y ratificara ese proyecto, cuya aprobación estaba en suspenso desde 1959.

La Convención, que la Asamblea General de las Naciones Unidas iba a aprobar el 20 de noviembre de 1989, colmó un enorme vacío: el de los derechos de los niños y los jóvenes, que, al no haber alcanzado la mayoría de edad, carecían hasta entonces de protección jurídica. Ahora bien, son cada vez más los niños privados, además,de autoridad paterna y de seguridad familiar o que se encuentran prácticamente "en la calle" como consecuencia de las guerras, el hambre, las catástrofes y los éxodos masivos o, de manera más insidiosa, como resultado de una evolución económica que tiende a destruir las estructuras comunitarias al tiempo que marginaliza a los más débiles y desfavorecidos.

Era deber de la comunidad internacional ocuparse de la condición global de la infancia y dar una solución satisfactoria a los problemas que plantea en el plano moral y jurídico. No es un hecho anodino el que un centenar de niños de todos los orígenes, la mayoría de los cuales han vivido años difíciles, se hayan asociado a ese esfuerzo emprendiendo un periplo simbólico, en que el desamparo de "la infancia en peligro" de hoy se vincula alegóricamente al calvario de los esclavos de ayer. De un siglo a otro, generaciones cada vez más jóvenes toman el relevo del combate por la dignidad del hombre.

La contribución de El Correo en este aspecto comprende estudios de casos en diferentes países así como un análisis de la Convención sobre los Derechos del Niño. A esos textos, escritos por adultos, hacen eco con toda naturalidad los dibujos que han realizado los niños. 

Lea este número. Descargue el PDF.

Lea también nuestra entrevista con Gabriel García Márquez (en línea)

 

Octubre de 1991

Leer más