La Tecnología: al asalto de la intimidad

A medida que las nuevas tecnologías avanzan, las fronteras de nuestra intimidad retroceden. En las sociedades modernas, esta ecuación será el precio a pagar para asegurar el crecimiento económico y la seguridad, según afirman ciertas autoridades. Pero cada vez son más numerosos los ciudadanos que se niegan a creerlo. Protejamos nuestra vida privada, dicen, antes de que nos despertemos en una “sociedad de vigilancia” de tecnología punta. No faltan métodos para resistir. Leyes, técnica, acciones militantes, multimedia, humor… todo está permitido para preservar nuestro jardín secreto y nuestra libertad.

Descubra este número. Descargue el PDF. 

Marzo de 2001