Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

700 millones de analfabetos en el mundo: dos personas de cada cinco

Desde su fundación, la UNESCO se ha preocupado de los problemas del analfabetismo, difundido entre los pueblos del mundo, y de las medidas que se han adoptado y se adoptan cada día para su eliminación. Muchos de los esfuerzos de la UNESCO, durante la primera década de su existencia, se han encaminado al fomento de la educación fundamental, particularmente en las zonas menos desarrolladas desde el punto de vista educativo.

Hay algunas gentes que declaran con cierto cinismo que no tienen tiempo, para la "alfabetización". Esas gentes desearían hacernos creer que debería permitirse a los habitantes analfabetos de las remotas tierras "exóticas" que conservaran sus hábitos tradicionales, libres del apresuramiento de las sociedades más avanzadas técnicamente. ¿Por qué gastar tiempo y dinero en rescatar del analfabetismo a los moradores de los barrios bajos y miserables y a los campesinos que parecen amar esa forma de vivir? Cualquier argumento que se emplee para fortalecer la tesis de que las comunidades analfabetas, aisladas, son o fueron estables, felices y prósperas relativamente, no se puede negar el hecho de que hoy se encuentra con dificultad en el mundo una región, en donde las sociedades atrasadas o pretécnicas no sientan el influjo transformador de la moderna tecnología.

Hay numerosas pruebas de que el analfabetismo va acompañado siempre de la mala alimentación, las enfermedades endémicas, la desmoralización y un atraso infinito y estéril. Esto no quiere decir que el analfabetismo ha "originado" todos esos males, o que éstos pueden desaparecer simplemente al enseñar a cada persona a leer y escribir. Pero es innegable que el mejoramiento social y económico de esas regiones puede obtenerse sólo mediante la asimilación de las técnicas modernas de producción, distribución, previsión médica y bienestar social, etc., lo que requiere como condición fundamental la educación, cuya base es el aprendizaje de la lectura y la escritura.

La relación estrecha entre el aumento de la alfabetización y el cambio de las técnicas se observa en la historia de los países más avanzados desde el punto de vista técnico. En la Europa occidental y en Norteamérica, la expansión de la alfabetización se produjo paralelamente ajl acrecentamiento del industrialismo, iniciado por la Revolución Industrial, y así la alfabetización de las masas llegó tan sólo en la segunda mitad del siglo xix, o aun más tarde. . La introducción de la enseñanza gratuita y obligatoria fué y sigue siendo el agente directo en el proceso de erradicación del analfabetismo. En algunos países la expansión de la educación popular ha precedido al adelanto industrial, y en otros lo ha seguido; pero siempre ambos fenómenos se han relacionado estrechamente.

Sería un error, sin embargo, considerar la alfabetización meramente como una función o etapa de la industrialización. La alfabetización y el progreso industrial son medios y no fines. Medios para la consecución de una vida mejor. Además del mejoramiento de su existencia material, el hombre debe poseer educación si quiere tomar parte activa e inteligente en la organización y buena marcha de la comunidad y si desea lograr su propio y pleno desarrollo intelectual como ser humano civilizado. Mientras más de las dos quintas partes de la población adulta del mundo no sepan leer ni escribir en ninguna lengua — privándose por tal razón de participar en la vida cultural de la humanidad — el problema del analfabetismo mundial debe continuar siendo una de nuestras mayores preocupaciones en el presente siglo.

Descubra este número. Descargue el PDF. 

Marzo de 1968