Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Nuestra selección

The Book of Needs

book_of_needs.jpg

© UNESCO

El informe de los países devastados, constituye la primera versión de las perdidas y necesidades en materia, educativa, científica y cultural del mundo de la post-guerra, y es una visión panorámica del estado crítico en que se encuentran la educación, la ciencia y la cultura en quince países devastados por la guerra.

Con estas palabras, el Dr. Huxley, Director General de la UNESCO, inicia su prólogo del mencionado libro, publicado en lengua inglesa por la UNESCO a fines del año pasado, bajo el título de "Book of Needs".

El Dr. Huxley prosigue: "Este informe es una constante repetición. Idénticos sucesos se narran una y otra vez, sin más cambios, que las variaciones de lugar. La tragedia presentada, es en verdad la tragedia de la repetición: en cada país existen ruinas, falta de material, maestros estenuados, niños macilentos."

Es acaso a través de esta consciente repetición, como pueden ser mejor apreciados la extensión del daño causado por el invasor y la hondura de los problemas que aquejan al mundo.

Pero el "Informe de los países devastados" no es la mera enunciación de los enormes destrozos materiales de escuelas y eqmpo escolar. AI redactar el Informe, se estimó que valía la pena incluir en él los datos complementarios sobre los estragos producidos por la guerra, eu el estado de salud general de niños y adultos."

"Tengo la esperanza – agrega el Dr. Huxley – de que este primer bosquejo de las pérdidas, necesidades e intentos de recuperación de los países que permanecen postrados en las sombras de la ruina bélica, alcanzará una gran difusión. La reconstitución de la vida educativa, científica y cultural de los países devastados por la guerra clama a todo el mundo solicitando su ayuda. Este llamamiento no puede ser ignorado por nadie que sienita preocupación por la subsistencia de los valores reales de las generaciones del mañana."

La mayor parte de las escuelas han quedado destruidas completamente o conservan únicamente sus muros. La pérdida del material escolar, por otro lado, es casi completa. El informe continúa: "No existe prueba fehaciente de que haya quedado intacta una sola escuela rural y que conserve completos su material y mobiliaria.

Grecia, país tradicionalmente pobre -dice el informe- esta reducido a un estado general de 11 indigencia.

En Polonia perecieron seis millones de ciudadanos y el país entero está devastado. 500. 000 niños han perdido a sus padres: tres millones de niños están insuficientemente alimentados; quedaron destruidos dos tercios del total de los libros de las bibliotecas y el 60 % de la organización educativa del país resultó aniquilado.

Esta misma escena trágica de penuria se repite en todos los países devastados por la guerra en Europa y el Extremo Oriente.

Sin embargo, en medio de ese cuadro sombrío comienza a hacerse la luz. Los quince países de cuyos problemas trata el "Book of Needs" no han permanecido ociosos; no esperan pasivamente la ayuda extranjera. Los gobiernos y las organizaciones nacionales de buena voluntad realizan todos los esfuerzos posibles para la reconstitución y la rehabilitación de su propio país. Ahora bien; sin la ayuda exterior es imposible que consigan llevar a cabo lo que todavía resta por hacer.

El Libro terrina con una nota de apremio, concebida en las siguientes palabras: "Mucho se ha hecho y mucho se hace para ayudar a los países asolados en la inmensa labor de su reconstitución educativa, cien. tífica y cultural. Pero hay aún mucho trabajo pendiente. Hace ahora dos años que terminó la guerra; sin embargo ha sido tan grande el daño causado por la conflagración más terrible de la historia que, en el momento actual no puede decirse que ningún país esté a la vista de una restauración efectiva y total.”