Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

El Patrimonio cultural y natural de la humanidad

Este número especial de El Correo de la Unesco presenta los cincuenta y siete primeros monumentos y lugares inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, registro de bienes culturales y naturales a los que la comunidad internacional reconoce un valor excepcional y universal.

Ha establecido la lista un Comité Internacional, que se ha basado para ello en las propuestas presentadas por los Estados (hasta ahora han sometido las suyas 53) que son parte en la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural aprobada por la Conferencia General de la Unesco en 1972.

La Convención, vigente desde 1975, fue acogida en todas partes como una fecha importante en la historia de la cooperación internacional. En ella se establece un sistema gracias al cual la comunidad internacional podrá colaborar activamente en la protección de los elementos del patrimonio cultural y natural cuyo valor sea al mismo tiempo excepcional y universal.

Hasta ahora, la protección del patrimonio cultural y la de la naturaleza aparecían como dos problemas diferentes, considerándose que la tarea de proteger uno y otra incumbía únicamente a los países en que se hallaban enclavados los lugares culturales y naturales en cuestión. La gran innovación de la Convención consiste en vincular ambas tareas de protección y en proporcionar a la cooperación internacional que debe realizarse en esta esfera un marco jurídico, administrativo y financiero. La Convención introduce también el concepto de "patrimonio mundial" cuya importancia excede naturalmente de las fronteras políticas y geográficas.

Además, el Comité está elaborando una Lista del patrimonio mundial en peligro donde se incluyen los bienes que requieren una intervención urgente. Por otro lado, el Comité dispone de una serie de medios en este punto, ya que el artículo 15 de la Convención crea un Fondo del Patrimonio Mundial, financiado con las contribuciones de los Estados parte en la Convención y con las contribuciones voluntarias. Gracias a este Fondo están recibiendo ya asistencia técnica varios Estados que han adherido a la Convención.

Descubra este número. Descargue el fichero PDF.

Agosto de 1980